1. Inicio
  2. ¿A dónde va el petróleo?

¿A dónde va el petróleo?

El petróleo se ha movido con gran volatilidad en las últimas dos semanas, con cotizaciones entre un rango de 27 y 33 dólares. ¿Rebotará?

Intentaremos dar nuestro pequeño aporte a la confusión generalizada en torno al commodity más operado y especulativo de los mercados, cuyo rumbo desconcierta mucho en los últimos meses.

El crudo ha llegado a tocar mínimos de 12 años, hasta los 27 dólares. Si bien la caída que tuvo en los últimos trimestres ha sido vertiginosa, nadie, excepto algunos pocos estrategas, se anima a apostar a una pronta recuperación.

Mucho se ha escrito sobre las causas de la caída: una revolución tecnológica del lado de la oferta (fracking), la entrada de nuevos players, como Libia e Irán, y una menor demanda de países emergentes, en especial de China. Pero nadie osa predecir cómo sigue la historia. El levantamiento de las sanciones contra Irán por sí sola agrega quinientos mil barriles diarios a un mercado que ya se encontraba con un alto nivel de sobreoferta.

El petróleo se ha movido con gran volatilidad en las últimas dos semanas, con cotizaciones entre un rango de 27 y 33 dólares. ¿Rebotará?

Por lo pronto, J. P. Morgan recortó su pronóstico del valor del crudo a 31,50 dólares y Goldman Sachs lo ve rebotando a 40 dólares por barril durante este semestre. El optimismo proviene por algunas señales de tranquilidad dadas por el presidente del Banco Central Europeo sobre la posibilidad de aplicación de nuevos estímulos financieros y también por la cifra de importaciones de crudo de China (en diciembre mostraron un incremento en la demanda de 9,3% interanual).

Si analizamos la demanda, la clave reside en la salud de la economía de China. Si la desaceleración se profundiza, los requerimientos futuros de petróleo seguramente disminuirán. Nadie mejor que Exxon Mobil para darnos un panorama a futuro: no es alentador si tomamos en cuenta que el crecimiento de la demanda fue revisado a la baja a 2,2% anual hasta el año 2025 y que las necesidades de energía por parte de China tocarán un máximo en 2030.

En el corto plazo, el consenso indica que la demanda de petróleo por parte de China se sostendrá debido a que el Gobierno está habilitando a refinerías pequeñas e independientes a importar más crudo. No obstante, dado que el mercado local ya está inundado de productos refinados, las compañías probablemente buscarán volcar su excedente hacia la exportación, por lo que se profundizarán las bajas.

Queda considerar la posibilidad de cooperación entre los países integrantes del cártel de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y los demás exportadores. Kuwait insinuó que la OPEP está lista para recortar la producción y que el cártel está preparado para cooperar con los otros países para estabilizar el mercado si las naciones fuera del grupo hacen lo mismo.

Adicionalmente, el ministro de Petróleo iraquí se mostró propenso a recortar la producción, siempre y cuando los demás lo hagan también. Estamos hablando de los otros exportadores de petróleo de peso: Arabia Saudita y Rusia. Ambos se han vuelto más flexibles en considerar un recorte de la producción. ¿Lo harán? Hasta ahora son solamente declaraciones y dudamos mucho que lo hagan, especialmente Arabia Saudita, que tiene un objetivo estratégico de desplazar la oferta de petróleo de fracking de Estados Unidos, la de mayores costos de extracción que hoy operan a pérdida, sumado al poco interés político que puede tener en ayudar a Rusia e Irán.

Los precios en mínimos de 12 años podrían motivar recortes en la producción y la inversión. De hecho, la OPEP pronosticó que la oferta de petróleo de los países externos al grupo podría reducirse más de lo previsto este año (una baja de 660 mil barriles por día).

¿Es tan difícil ponerse de acuerdo entre los miembros de la OPEP para recortar la producción? Evidentemente sí, y muestra distintas realidades ente los países miembro. No vemos un acuerdo firme entre los miembros de la OPEP y tampoco a China indicando al mundo que su ciclo económico ha dejado de desacelerarse. Vemos el petróleo, en el corto plazo, volviendo a testear los recientes mínimos y un nuevo incremento de la volatilidad.

Recién a mediano plazo, cuando se sincere el mercado de productores a pérdida, veremos una disminución en la oferta y una recuperación del precio.

Fuentes: Infobae

Notas Relacionadas

¿Cómo identificar la próxima industria ganadora?

En la siguiente columna se explica que consideraciones deberíamos tener al analizar cada sector o industria.

Los términos más usados en finanzas

Buscando contribuir a una mejor educación financiera, el tema de esta semana es dar a conocer algunos de los términos más utilizados en finanzas que son los siguientes:

Tres predicciones para la economía en 2017

A juzgar por los movimientos y las condiciones actuales del mercado, el mundo podría ser sorprendido por tres cambios potencialmente transformadores.