1. Inicio
  2. ¿Alguien se anticipó al…

¿Alguien se anticipó al Brexit y a Trump?

Tras el sorpresivo triunfo de Donald Trump, cambió radicalmente la performance relativa de los sectores. Las potenciales medidas políticas proteccionistas generaron expectativas en el sector industrial.

Siempre decimos que el mercado financiero es un juego de anticipación. Si queremos responder a los eventos una vez que han ocurrido, entonces ya es tarde: compraremos caro y venderemos barato. De ahí surge parte del encanto: hay situaciones que muy pocos pudieron anticipar y aquellos que lo hicieron lograron enormes ganancias. Veamos lo que ocurrió en los mercados luego de las dos mayores sorpresas del año.

Analizando el desempeño de los sectores más representativos del mercado, vemos que en el período comprendido tras la sorpresa del Brexit y el triunfo de Donald Trump los sectores más beneficiados fueron sectores defensivos, ya que los bancos centrales mundiales salieron al rescate con políticas monetarias ultraflexibles y mantuvieron las tasas de interés en niveles muy bajos y hasta negativos.

Sin embargo, tras el sorpresivo triunfo de Donald Trump, cambió radicalmente la performance relativa de los sectores. Las potenciales medidas políticas proteccionistas generaron expectativas en el sector industrial; los proyectos de infraestructura que elevarían el gasto fiscal, la inflación y los rendimientos de los US Treasuries beneficiaron al sector financiero principalmente, mientras que las rebajas de impuestos corporativos generaron expectativas en el sector tecnológico. Los materiales básicos (commodities) también se vieron dinamizados, en especial los metales industriales.

Desde el triunfo de Donald Trump, los sectores que más se retrasaron o perdieron fortaleza relativa respecto al S&P500 fueron consumo básico, utilities y REITS, precisamente aquellos que mejor anduvieron previo a la elección presidencial.

De las expectativas a la realidad

A comienzo del año y con el objetivo de posicionarse para todo el año 2017, el mercado, que reaccionó inicialmente por expectativas, comenzó a ceder sus "animal spirits" para dar paso a la realidad, o sea, pasó a incorporar en los precios la factibilidad de que el presidente electo de Estados Unidos Donald Trump pudiera llevar a cabo las propuestas de campañas y a señalar cuáles de ellas serían implementadas.

Se dio una pérdida de fortaleza relativa en los sectores que más subieron tras el triunfo de Trump, como el sector financiero, industrial y energía. Al mismo tiempo, los sectores que han ganado fortaleza relativa en lo que va del año son sectores defensivos como salud, utilities, consumo básico. Sin embargo, también hay sectores cíclicos que han ganado fortaleza relativa como consumo discrecional y tecnología, por lo que aún no se puede concluir que los sectores defensivos estén liderando en 2017.

Fuentes: Infobae

Notas Relacionadas

Tres predicciones para la economía en 2017

A juzgar por los movimientos y las condiciones actuales del mercado, el mundo podría ser sorprendido por tres cambios potencialmente transformadores.

Monterrey anticipa los efectos en México de la ruptura del Nafta

El ascenso de Trump es considerado en México como la mayor amenaza proveniente de EE.UU. desde la Primera Guerra Mundial, cuando tropas estadounidenses ocuparon brevemente la ciudad de Veracruz.

Según el FMI los gastos de Trump ayudarán al crecimiento de Estados Unidos

El FMI redujo los pronósticos de crecimiento para México y revisó su proyección de crecimiento para China.