1. Inicio
  2. La diferencia entre valores…

La diferencia entre valores contables y flujos de fondos

En la primer parte de la columna, Gustavo Neffa nos explica cuales son las diferencias de concepto entre valores contables y flujos de fondos.

¿Es mejor usar los flujos de caja o las ganancias contables?

Las ganancias contables son útiles para efectuar una valuación cuando las ganancias son una buena proxy del flujo de caja esperado de largo plazo de la compañía. Pero en la mayoría de los casos, no lo es.

Como en toda decisión económica, existen dos alternativas, que implicarán necesariamente un costo por algún lado:

  1. O bien se sacrifica el detalle y un cálculo más acertado en pos de mayor rapidez y simplicidad para la toma de una decisión, 
  2. O bien se deciden gastar más recursos en términos de tiempo y de dinero en hacer un análisis más detallado en pos de encontrar una mejor base de análisis para tomar una decisión más acertada.
Existe la creencia de que un aumento en las ganancias por acción incrementará el precio de las mismas, aún si las mayores ganancias no representan ningún cambio económico subyacente. Pero el mercado es más listo de lo que uno cree y no se deja engañar por el método más antiguo de análisis basado en las ganancias por acción. Como bien mencioné más arriba, las ganancias por acción surgen de un simple cálculo que responde bien a muchos interrogantes del negocio.

Pero la ventaja de contar con la simplicidad puede convertirse muchas veces en un error, ya que las ganancias por acción se basan en reglas contables que son susceptibles de ser manipuladas y pueden llevar a los ejecutivos de empresas a tomar decisiones que destruyen valor a largo plazo,

Cada vez más el precio de una acción a corto plazo se despega e intenta restarle relevancia a la falacia de las ganancias por acción como principal driver. Sólo el flujo de caja generado por el negocio puede ser usado para aumentar el consumo o la inversión.

El único caso en que resulta válida la comparación, se da cuando la ganancia es una buena proxy del flujo de caja, es decir cuando se genera un flujo de caja similar a las ganancias.

Pero en la práctica, la mayor parte de las compañías no generan el mismo flujo de caja por cada dólar de ganancias. Si los inversores se preocuparan de la salud de la empresa a largo plazo, el precio de la acción reflejaría en forma sistemática la tendencia de los flujos de caja.

El método de descuento de flujo de fondos (discounted cash-flow, o DCF) es la técnica a utilizar para tomar las decisiones de inversión, y cada vez menos las ganancias por acción, ya que hace uso de todos los elementos que afectan el valor de una compañía a largo plazo.

En su forma más extrema, el enfoque contable nos dice que solamente importan las ganancias de este año o del próximo. Una forma más compleja descuenta el futuro flujo de ganancias a una determinada tasa. En cambio, en el enfoque DCF, el valor de una empresa es el futuro flujo de fondos descontado a una tasa que refleja el riesgo de ese flujo de fondos.

El DCF contempla esta diferencia de valor ya que incorpora al análisis los gastos de capital y otros gastos necesarios para generar las ganancias. El análisis a través del DCF se basa en la idea de que una inversión agrega valor si genera un retorno sobre la inversión superior al retorno que puede ser ganado en inversiones de riesgo similar. Es muy común su uso por parte de las empresas para evaluar un proyecto de inversión de capital. El DCF aplica este concepto a todos los negocios de una empresa, que no son más que la suma de proyectos individuales.

El tipo de cambio es otro de los aspectos muy importantes a tener en cuenta. Ello no reviste mayores dificultades para una empresa de servicios doméstica y sin activos ni pasivos en moneda extranjera, ya que lo único que deberá hacerse para pasar el flujo de fondos de moneda local a dólares es dividirlo por el tipo de cambio estimado para ese período. Generalmente se toma un tipo de cambio promedio del período. Pero dado que existen empresas endeudadas en moneda extranjera, deberá corregirse imputando a los resultados financieros una pérdida si la moneda doméstica se deprecia, y viceversa para activos en moneda extranjera.

La inflación debe también ser incorporada en los flujos de caja nominales y las tasas de descuento al efectuar el análisis de una empresa, y sus efectos sobre el valor dependerán, en parte, de si la misma es esperada o inesperada (no anticipada).

Esta columna continuará... 'SEGUNDA PARTE: La diferencia entre valores contables y flujos de fondos'

Notas Relacionadas

A la hora de invertir ¿Flujos de caja vs. ganancias contables?

Cuando se analizan los números, la primera cuestión a resolver será si es mejor usar los flujos de caja o las ganancias contables. Como en toda decisión económica, existen aspectos a favor y en contra.

¿Dónde invertir durante 2017?

Te presentamos a Joaquín Vicente, Gurú que se suma a nuestro equipo. Aquí, sus recomendaciones.

Argentina: El BCRA mantuvo la tasa de las Lebacs a 35 días estable

Los bonos nominados en dólares de larga duration ayer mostraron una ligera recuperación en sus precios. La CNV rechazó el canje de acciones propuesto por PAMP.