1. Inicio
  2. Apuntes de viajero

Apuntes de viajero

El mundo es un pañuelo, ya que pueden reunirse personas de países tan distintos y lejanos pero todos ellos con un punto único de reunión: los mercados financieros.

Research for Traders ha tenido la posibilidad de no solo participar, sino que también de ser una de las empresas oradoras en el Congreso anual de la plataforma de datos de bonos emergentes rusa llamada Cbonds.

Cbonds es una terminal de datos especial y focalizada exclusivamente en mercados emergentes con foco en Europa del Este. Es ciertamente más barata que una terminal de Bloomberg o Thompson Reuters. Muchos operadores de mercados emergentes han estado usándola últimamente.

También Cbonds es una agencia de noticias con muchos editores procesando novedades de emisiones de bonos de distintas clases y de distintos países, siempre en el mundo emergente y enfocada en el este europeo (www.cbonds.info). Tiene presencia en Rusia, Ucrania y Kazajstán.

También elabora índices de evolución de distintos tipos de bonos (www.investfunds.ru)

En la conferencia pude relacionarme con muchos brokers y administradores de fondos del este europeo. El tiempo y la manera en la que cada uno de ellos se dedica a analizar posibles inversiones es el mismo que en cualquier otra parte del mundo en donde se analizan inversiones en países complicados, cambiantes, volátiles: se empieza por preguntar sobre temas políticos y de elecciones antes que por la macroeconomía.

Y sobre los aspectos macroeconómicos primero se dedica mucho en hacer el foco en cuanta regulación hay, o cuántos controles a la compra de divisas existen, qué sesgo le da el gobierno a su mercado de capitales (si intenta desarrollarlo y protegerlo, o no), qué tan sólido es sus sistema financiero y cuánta seguridad jurídica hay sobre las inversiones extranjeras. Recién ahí, y contestadas las preguntas obligadas del "marco" de las inversiones, se pasa a la coyuntura económica y a las proyecciones de las variables tradicionales como PBI, déficit fiscal, inflación, tipo de cambio y nivel de reservas del Banco central, entre otras variables.

En el este europeo, Rusia concentra y domina la operatoria de bonos, no sólo domésticos, sino sobre todo a nivel mundial.

Pero existen otros países como Serbia, cuyo mercado de Eurobonos (aquellos bonos que son colocados a nivel global) es de apenas USD 6 Bn. Argentina emitió en los primeros tres meses de este año más que esa cifra.

También existen países en donde todo está por hacerse, como es el caso de Kazajistán, una de las pequeñas ex-repúblicas soviéticas, que no tienen una bolsa para operar acciones o un mercado bancario desarrollado ni bonos globales emitidos: posee petróleo, oro y otros minerales no preciosos, no mucho más que eso.

El humor de los inversores ha sido más que positivo, y tanto los analistas como los administradores de fondos destacan la mejora en los fundamentals de la región, que se había contagiado del derrumbe de la economía rusa a partir de mediados del 2014, cuando el precio del petróleo depuró fuertemente el exceso de oferta. Una suerte de analogía con Brasil en Latinoamérica. Tanto en Europa del Este como en la Región se festeja la vuelta al crecimiento de sus economías, contagiando a sus vecinos y áreas de influencia.

China siempre estuvo presente como factor de riesgo en las charlas: existe aproximadamente un 20% de malos préstamos de sus sistema financiero. Y la deuda total, tanto del gobierno como bancos, empresas no financieras y hogares superó el 240%, una cifra difícil de manejar. China crece micho, pero lo hace en forma desacelerada y la deuda crece mucho más que el PIB.

El mundo es un pañuelo, ya que pueden reunirse personas de países tan distintos y lejanos pero todos ellos con un punto único de reunión: los mercados financieros. Ese es el mejor ejemplo de la globalización.