1. Inicio
  2. Argentina: ¿Despega o se…

Argentina: ¿Despega o se hunde en la crisis?

Luego del éxito de la cumbre del G20 en Buenos Aires, cabe preguntarse ¿qué nos deparará el 2019?

Perspectivas Económicas y Políticas

Las variables consumo, inversión y gasto público marcaran las perspectivas de 2019. El primer trimestre de 2019 estará marcado por una inflación alta, pero en baja respecto a los últimos meses de este año.

Nos encontraremos con un tipo de cambio en suba que podría romper la barrera de los 40 pesos, por las presiones de los meses de verano y por la demanda de dólares de los inversionistas en un año electoral con mayor incertidumbre que certezas en materia de candidatos.

En materia de inversión, la Argentina va empezar a recibir mayores flujos de dinero que podrían reactivar la economía a partir de marzo y tender a un pequeño repunte de la economía, siempre entendiendo que el año será un año recesivo pero con relativas alzas respecto a 2018 y que todo el año estará marcado por las elecciones presidenciales.

El potencial de inversiones se centrará en las inversiones en energías renovables y en Vaca Muerta. Pero la pregunta es ¿cuándo vendrán las inversiones?

Las inversiones llegarán en la medida que el escenario electoral se vaya aclarando, ¿irá finalmente Macri por la reelección, se presentará Cristina Kirchner, continuará el peronismo atomizado? Son todas preguntas que hoy no tienen respuestas pero es de suponer que a mayor previsibilidad mayor será la posibilidad de la llegada de inversiones.

¿Se imaginan el escenario de incertidumbre que habría si no continuará Cambiemos? ¿Qué haría el nuevo presidente con el préstamo al FMI, con las políticas de ajuste de las tarifas y con el déficit fiscal y el gasto público?

Obviamente nadie tiene la respuesta. Pero lo que si podemos decir es que la gestión de Mauricio Macri, aunque tenga más errores que aciertos, su rumbo desde la dialéctica es claro y deberá seguir profundizando el ajuste para que la economía deje su fase recesiva y comience a crecer.

Volver al pasado generaría un cambio de humor social, pero provocaría un descalabro mayor en las variables macroeconómicas.

Esta crisis sin el apoyo de los países que mueven la economía mundial hubiera sido aún mayor, imagínense como nos iría si volviéramos a aislarnos y tender al populismo.

En materia de datos duros de la economía, la mayor parte de los analistas consideran que el PBI caerá entre 1,5% y 2% debido a los ajustes monetarios y fiscales y la tendencia a la baja en el crecimiento de la economía mundial.

También se pronostica una inflación cercana al 25% anual debido a que la regla monetaria implementada recientemente por el B.C.R.A. constituye un ancla nominal fuerte que permitirá volver a tasas de inflación sensiblemente menores.

Por otra parte, la fuerte depreciación de la moneda en 2018 deja margen para tener mayor estabilidad cambiaria el año próximo, colaborando en anclar expectativas de inflación. El objetivo estructural de reducir la presión impositiva sobre el sector privado y mantener el equilibrio fiscal seguirá siendo el desafío más difícil de cumplir.

En materia de consumo y por tratarse de un año electoral, y en parte porque ya el peso de los subsidios en los servicios públicos es ahora más bajo que en el pasado, ya no hay necesidad de aumentos bruscos en las tarifas por lo cual entendemos que con una paritaria acorde a las expectativas inflacionarias y salario en términos reales debería tender a recuperarse y con el el consumo ir creciendo.

Perspectivas Mercado Argentino – Bonos y Acciones

En materia de mercados, habrá que seguir de cerca los precios de los bonos y del tipo de cambio.

Los bonos que vencen en 2019 y 2020 serán los que mejor salud gocen, dado que sus pagos parecen estar garantizados.

Los bonos de mayor duración sufrirán los vaivenes económicos y fluctuarán al ritmo de las encuestas de las elecciones presidenciales.

Un factor a considerar será la evolución del riesgo país, en la medida que se vean signos claros de la posibilidad de continuidad de este gobierno, el riesgo país tenderá bajar y los precios de los bonos subirán.

En materia de acciones, el sector que mayor perspectiva tendrá es el energético.

Acciones como Pampa Energía, Transener y Transportadora de Gas del Sur, son acciones para tener en cartera durante todo 2019.

Adicionalmente la posibilidad de privatizar ciertos activos de Petrobras Brasil, podrían impulsar al alza la cotización de la acción.

En términos de Merval argentino entendemos que en 2019 la bolsa se moverá al ritmo de la política. Estemos atentos porque puede haber simbronazos y muy buenas oportunidades de compra.

En caso de haber una continuidad de la gestión de Mauricio Macri, podríamos estar hablando de un Merval en torno a los 45.000 puntos básicos.