1. Inicio
  2. Cómo evitar errores…

Cómo evitar errores estúpidos cuando cae el mercado

O cómo administrando su dinero y sus emociones en tiempos inciertos.

Cómo se ven las cosas depende de dónde desde dónde e las mire ¿Tratando de averiguar cómo responder a la caída del mercado? Después de la caída inicial, un repunte breve y luego otra disminución, el S&P 500 ([SPX]) ha bajado un 10% desde el cierre del viernes desde su máximo histórico de septiembre de 2.930,75.

La historia sugiere que, dentro de cinco años, los precios de las acciones no serán más bajos de lo que son hoy, y dentro de 10 años serán mucho más altos. Pero en momentos como este, la historia puede ser un poco de consuelo.

Lo que importa es asegurarse de pasar los próximos años sin demasiadas heridas autoinfligidas . Para ello, consideraremos cuatro escenarios:

1. Si se está comprando acciones regularmente, mantener la calma y continuar
Claro, el precio de las acciones y los fondos de acciones que se poseen pueden haberse reducido. Pero con cada dólar que a agrega a su cuenta comitente, en realidad, ahora se está comprando acciones a precios más baratos.

En otras palabras, este declive del mercado tiene una gran ventaja: y cuanto más ahorre cada mes y cuanto más joven sea, más grande será esa cobertura. Como comprador habitual de acciones, se debe esperar que los precios de las acciones se mantengan bajos durante sus años de ahorro y de trabajo pesado, y solo desear un incremento cuando se acerque el momento en que dispondrá de sus ahorros.

2. Si se necesita sacar dinero de su cartera, contar el efectivo
Sume la cantidad de dinero que necesitará de sus cuentas financieras en los próximos años. ¿Tiene la suma necesaria en inversiones en efectivo y bonos de alta calidad a corto plazo? De lo contrario, no estaría mal considerar seriamente la posibilidad de obtener el efectivo necesario del lado más riesgoso de su cartera. El hecho es que, si tiene dinero que necesitará gastar en los próximos cinco años , es financieramente peligroso tenerlo en acciones y bonos de alto riesgo.

Basta darse cuenta de que es doloroso vender acciones cuando el S&P 500 ha bajado un 10% desde su punto máximo. Pero enfrentemos la realidad: si este es el comienzo de un mercado bajista, las cosas podrían empeorar mucho más desde aquí. En un mercado bajista, definido como una disminución del 20%, la caída resulta ser de alrededor del 35% en promedio (aunque el promedio exacto varía según el índice y el período de tiempo que se mire). Es mucho mejor vender a los precios algo reducidos de hoy que que cuando han caído aún más.

3. Si se piensa que se tiene demasiado en acciones, es tiempo de una decisión
Ahí está su situación objetiva: ya sea que esté agregando nuevos ahorros a su cartera o buscando aprovecharla para gastar dinero. Y luego está el complicado tema subjetivo: ¿Se volverá loco si las acciones siguen cayendo?

Repita: nadie sabe a dónde se dirigen las acciones en las próximas semanas y meses, lo que significa que no debería decidir si comprar o vender en función de las suposiciones suyas o de cualquier otra persona .

Entonces, ¿cuál debe ser el factor determinante? Más que nada, debe reflexionar sobre cómo reaccionaría si los precios de las acciones cayeran otro 10% o 20%. ¿Lo encogería de hombros, o sería tremendo, y podría entrar en pánico y vender a precios de venta al por menor?

Si ya se siente ansioso, probablemente es mejor entrar en pánico ahora y relajar un poco, mientras que los precios todavía están en niveles relativamente elevados. Lo más probable es que usted obtenga buenas ganancias bancarias. Después de todo, el S&P 500 ha subido un 1% en las últimas 52 semanas y un 289% desde marzo de 2009, y eso no incluye los dividendos.

4. Si cree que no tiene una distribución suficiente en acciones, prepárese para volver a ingresar
Comience por decidir cuánto de su cartera le gustaría pasar a las acciones. A continuación, establezca un calendario para obtener el dinero invertido. Nuevamente, esto no debe basarse en una suposición descabellada sobre la dirección del mercado de valores. En su lugar, lo que importa es lo que puede soportar.

Si el descontento del mercado actual se convierte en un mercado bajista, la historia sugiere que el declive de mayor a menor tomará algo más de un año, aunque los mercados bajistas anteriores han sido tan cortos como tres meses y hasta tres años. Eso significa que podríamos estar en los primeros días de esta caída y los precios podrían ser mucho más atractivos en el futuro. Pero no hay garantías: esta disminución puede llevar mucho más tiempo y ser mucho más profunda que la caída típica, o la indigestión actual del mercado puede que nunca se convierta en un mercado bajista en toda regla.

Nuestro consejo: tome el dinero que ha destinado para acciones y divídalo en 24 inversiones mensuales. Si las acciones comienzan a caer de a poco o se recuperan desde aquí, invertiríamos el dinero. Si el S&P 500 cae otros 5 puntos porcentuales, por lo que está un 15% por debajo de su máximo histórico, podría duplicar el tamaño de su inversión mensual. El detonador sería de 2,491 o menos en el S&P 500. Si el S&P 500 cae un 25% desde su máximo histórico, hasta 2,198, triplicaría la cantidad que invierte cada mes.

¿Eso parece demasiado agresivo o no lo suficientemente agresivo? Tome mi esquema y modifíquelo para su propia tolerancia al riesgo. Pero haga lo que haga, anote el cronograma de inversiones planificado y péguelo en su escritorio, su refrigerador o algún otro lugar donde lo vea regularmente. Ese será el recordatorio de a lo que se comprometió en tiempos más tranquilos.

Fuentes: MarketWatch