1. Inicio
  2. ¿Cómo puede ser 2020 para…

¿Cómo puede ser 2020 para los inversores en activos argentinos?

A días de las elecciones PASO y en un escenario de polarización cada vez más marcado, analistas políticos, economistas y asesores financieros aseguran que la incertidumbre electoral afecta las decisiones de inversión.

A días de las elecciones PASO (por Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) del próximo domingo 11 de agosto, y en un escenario de polarización cada vez más marcado, analistas políticos, economistas y asesores financieros aseguran que la incertidumbre electoral todo lo domina, y afecta las decisiones de inversión. Pero algunos también vaticinan qué puede ocurrir el año que viene en Argentina, cuando el nuevo presidente haya asumido su cargo.

En la ciudad de Rosario, Rosental Inversiones reunió la semana pasada, en su clásica conferencia anual, a Sergio Berensztein, Miguel Kiguel y Willy Kohan para debatir sobre “análisis y proyecciones en un año clave”.

Desde ese escenario, Berensztein pronosticó que una eventual segunda presidencia de Mauricio Macri “no será el paraíso”, y que tampoco será “un infierno” si resulta electa la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner.

El analista político también advirtió que no es conveniente “tomar decisiones de cartera en base a sondeos”, sobre todo porque esta elección será definida por “independientes puros”, ya que “la polarización es mayor a la esperada” y las dos principales fórmulas “asfixiaron el espacio para una tercera fuerza”.

Minutos después, el economista Miguel Kiguel, director de Econviews, abrió su participación en el mismo encuentro con esta frase: “de lo que se trata hoy es de si va a haber confianza en los inversores”.

Sobre los dos principales candidatos, Kiguel indicó que “en cierto sentido, (el presidente Mauricio) Macri defraudó, pero está también la esperanza de que aprendió de sus errores”. Alberto Fernández “probablemente no sea el cuco que ve el mercado, pero tiene una pelea interna muy grande respecto a la economía” dentro de su equipo, agregó.

En este sentido, el economista imagina “mucha desorientación en materia económica” al menos durante el primer periodo de un eventual mandato de la fórmula Fernández-Fernández.

A su turno, Willy Kohan opinó que “no están dadas las condiciones para que se dé una reactivación” de la economía, ya que por la situación fiscal, “no se pueden bajar los impuestos y entonces no hay rentabilidad” para los empresarios.

El periodista, que actuó como moderador de la conferencia organizada por Rosental, aseguró además que “desde afuera, hay más cautela respecto a Argentina y por eso, se demoran las inversiones”.

Bonos y acciones, con un margen de hasta 30% hacia ambos lados

En la ciudad de Buenos Aires y desde Portfolio Personal Inversiones (PPI), Matías Roig, indicó que “los inversores ya están posicionados. Esto es un dato que se lee de la caída en los negocios operados en las últimas semanas. No obstante, esto no evitará igualmente posibles movimientos en función a algún dato no esperado (errores no forzados, incluidos), o simplemente estrategias de último momento (de inversores audaces)”.

Para Willy Kohan, la Argentina continuará un “proceso de dolarización administrado” hasta las elecciones de octubre. Y “bonos y acciones locales tienen margen de 20-30% de caída o de subida después del resultado de las PASO”. Kiguel coincidió con la apreciación.

Luego de las elecciones primarias del domingo, “los análisis irán mucho más allá del resultado -continuó Roig, de PPI-, aunque será lo más inmediato a lo que se reaccionará”.

En principio, habrá que ver cuál es la reacción del mercado a la diferencia entre la fórmula Macri-Pichetto y Fernández-Fernández de Kirchner, y si alguna de las dos fórmulas pasa del 40%.

Los movimientos de los activos financieros apuntarán no sólo al diferencial entre los dos principales candidatos, “sino a lo que reúnan las terceras fuerzas, la tasa de participación, voto en blanco, el corte de boleta, la evolución del rechazo hacia cada uno de los candidatos, y el probable voto útil”, completa el director de PPI.

Por su parte, en su último informe semanal, el economista Nery Persichini, gerente de inversiones de GMA Capital, sostuvo que, en relación a la renta variable, el Merval está en un nivel relativamente alto, según la historia de las elecciones desde 2003. “Las valuaciones en dólares de hoy se parecen a las de octubre de 2015, cuando el mercado ya había incorporado en los precios de los activos que la contienda electoral sería favorable para Mauricio Macri”.

A todo esto, en Rosario, Miguel Kiguel sostuvo que bajar la inflación a un dígito llevará entre 5 y 8 años, y que la Argentina vuelva a crecer “dependerá mucho de la confianza. Si la hay, el país puede tener 4 o 5 años de crecimiento moderado pero sostenido”.