1. Inicio
  2. Conocé a la Reserva Federal…

Conocé a la Reserva Federal de Estados Unidos, sus decisiones e injerencia en el mercado

Te contamos cómo impactan las decisiones de la Fed en la economía y cuáles son las estimaciones respecto de la tasa de interés para 2019.

Las decisiones de la Fed y la economía

La Fed ha realizado 4 subas en 2018. Sin embargo, la compresión del spread (diferencia) entre el rendimiento de los Treasuries a 10 años y 2 años, cerca de señalar una reversión en la curva de rendimientos aumentan los temores de una recesión económica en el corto plazo o en el mejor de los casos una desaceleración en el crecimiento económico.

Una curva de rendimiento se invierte cuando el retorno de los bonos o letras es mayor al retorno de los bonos a más largo plazo, en este caso el rendimiento de la letra a 2 años vs. el retorno del Treasury a 10 años. Es una situación anormal que generalmente señala una próxima recesión. En los últimos 40 años, las veces que se dio una reversión de la curva de rendimiento, la economía estadounidense entró en recesión al poco tiempo.

Esto ocurre porque los inversores tienen poca confianza en la economía en el corto plazo y exigen más rendimiento para una inversión ya que perciben el corto plazo como más riesgoso que el futuro lejano. Así prefieren comprar bonos a largo plazo a pesar que reciben rendimientos más bajos, ya que mientras más demandados sean los bonos de largo vencimiento comienzan a dar un menor rendimiento, debido a que el precio aumenta y por lo tanto su retorno disminuye.

Esto solo pasaría si consideran que la economía está empeorando en el corto plazo.

¿Qué se espera para 2019?

Los recientes temores de una inminente recesión en EE.UU. junto con decepcionantes datos macroeconómicos y las perspectivas de menor crecimiento mundial (influenciados por China) comienzan a sugerir que la Fed podría pausar su política de incrementos graduales en la tasa de referencia.

En las últimas semanas, el presidente de la Fed comentó que observarán el desempeño de la economía este año y ajustarán la política monetaria si el crecimiento económico se desacelera inesperadamente, añadiendo que la Reserva Federal está preparada para esperar antes de volver a subir las tasas.

A esto se sumaron las minutas de la última reunión de política monetaria celebrada en diciembre pasado, que indicaron que algunos funcionarios estaban a favor de mantener estable la tasa de referencia este año y que la Reserva Federal podría permitirse ser paciente con la política monetaria.

De esta manera, aumentan las estimaciones del mercado que la Fed pondrá un stop a los incrementos en 2019, cuando previamente estimaba realizar tres subas de tasas.

Esto no solo podría favorecer a la economía estadounidense, sino que también a los mercados emergentes, ya que un mayor incremento de la tasa de referencia de EE.UU. también significa un incremento del costo de deuda para el resto de los países, debido a que deberán incrementar la tasa de rendimiento para que los inversores acepten el riesgo de aceptar sus bonos soberanos.

Por el momento, todo parece encaminarse a un freno en las subas de tasas de la Fed. Habrá que esperar a la primera reunión de política monetaria del año que se llevará a cabo el próximo 30 de enero.