1. Inicio
  2. Diferentes tipos de acciones

Diferentes tipos de acciones

Ahora que sabemos qué es un acción, veamos algunos tipos comunes

Privadas vs públicas

Cuando se funda una compañía, los únicos accionistas son los cofundadores e inversionistas iniciales. Por ejemplo, si una startup tiene dos fundadores y un inversor, cada uno podría tener un tercio de las acciones de la compañía.

A medida que la empresa crece y necesita más capital para expandirse, puede emitir más de sus acciones a otros inversores, de modo que los fundadores originales puedan terminar con un porcentaje de acciones sustancialmente inferior al que comenzaron. Durante esta etapa, la compañía y sus acciones se consideran privadas. En la mayoría de los casos, las acciones privadas no se intercambian fácilmente, y la cantidad de accionistas suele ser pequeña.

A medida que la compañía continúa creciendo, sin embargo, a menudo llega un punto en el que los primeros inversores se vuelven ansiosos de vender sus acciones y monetizar las ganancias de sus primeras inversiones. Al mismo tiempo, la propia empresa puede necesitar más inversión de la que puede ofrecer la pequeña cantidad de inversores privados. En este punto, la compañía considera una oferta pública inicial , o IPO, transformándola de una empresa privada a una empresa pública .

Además de la distinción público / privado, existen dos tipos de acciones que las empresas pueden emitir: acciones ordinarias y acciones preferidas .

Ordinarias vs preferidas

Cuando las personas hablan de acciones, generalmente se refieren a acciones ordinarias. De hecho, la gran mayoría de las acciones se emite en esta forma. Las acciones ordinarias representan un reclamo sobre ganancias ( dividendos ) y confieren derechos de voto. Los inversores suelen obtener un voto por acción, propiedad de elegir miembros de la junta que supervisan las principales decisiones tomadas por la administración.

En el largo plazo, las acciones ordinarias, por medio del crecimiento del capital , han tendido a generar rendimientos más altos que los bonos corporativos . Sin embargo, este mayor rendimiento tiene un costo, ya que las acciones ordinarias conllevan el mayor riesgo, incluida la posibilidad de perder todo el monto invertido si la empresa deja el negocio. Si una empresa quiebra y liquida, los accionistas comunes no recibirán dinero hasta que los acreedores, los tenedores de bonos y los accionistas preferenciales sean pagados.

Las acciones preferidas funcionan de manera similar a los bonos, y generalmente no incluyen los derechos de voto (esto puede variar según la compañía, pero en muchos casos los accionistas preferidos no tienen ningún derecho de voto). Con las acciones preferentes, a los inversores generalmente se les garantiza un dividendo fijo a perpetuidad. Esto es diferente de las acciones ordinarias que tienen dividendos variables que son declarados por la junta directiva y nunca garantizados. De hecho, muchas empresas no pagan dividendos a acciones ordinarias en absoluto.

Otra ventaja es que, en caso de liquidación, los accionistas preferidos reciben pagos antes que el accionista común (pero aún después de los tenedores de deuda y otros acreedores). Las acciones preferidas también pueden ser "exigibles", lo que significa que la compañía tiene la opción de volver a comprar las acciones a los accionistas preferidos en cualquier momento y por cualquier motivo (generalmente por una prima). Una forma intuitiva de pensar en este tipo de acciones es considerarlas como algo intermedio entre bonos y acciones comunes.

Todavía más

Comunes y preferidas son los dos tipos principales de acciones; sin embargo, también es posible que las compañías personalicen diferentes clases de acciones para adaptarse a las necesidades de sus inversores. La razón más común para crear clases de acciones es que la empresa mantenga el poder de votación concentrado en un determinado grupo. Por lo tanto, las diferentes clases de acciones reciben diferentes derechos de voto. Por ejemplo, una clase de acciones estaría en poder de un grupo selecto al que se otorgarían quizás diez votos por acción, mientras que una segunda clase se emitiría a la mayoría de los inversores a quienes se les da un solo voto por acción. Cuando hay más de una clase de acciones, las clases se designan tradicionalmente como Clase A y Clase B, etc. Por ejemplo, la compañía del multimillonario Warren Buffett Berkshire Hathaway tiene dos clases de acciones, representadas colocando la letra detrás del símbolo en una forma como esta: BRKA , BRKB.

Fuentes: Investopedia