1. Inicio
  2. Dónde buscar nuevos negocios…

Dónde buscar nuevos negocios en sectores emergentes

Encontrar consejo fiable acerca de qué sectores emergentes ofrecen garantías para el éxito de una 'start up' es un auténtico tesoro. Algunos inversores y emprendedores tienen parte de la fórmula mágica.

La inspiración abunda entre los emprendedores. Lo que flaquea muchas veces es la posibilidad de poner en práctica tantas ideas, porque el consejo acerca de qué sector o qué actividad puede tener éxito resulta determinante, y no hay muchos que acierten en esto. Por eso las recomendaciones que ofrecen algunas instituciones, proyectos, creadores de empresas e inversores tienen un gran valor como pista fiable para una aventura empresarial.

Un ejemplo puede ser la experiencia inversora de gurús como Peter Thiel quien, además de invertir en innovación y buscar sectores novedosos está metido de lleno en identificar a emprendedores precoces que vean soluciones donde otros sólo advierten problemas. Los elegidos de Thiel enseñan el camino a quienes dudan sobre dónde está el negocio. Es el caso de Diwank Singh, hacker e ingeniero, creador de una plataforma colaborativa online para aprender a codificar. O el de Kevin Wang, que desarrolla videojuegos y aplicaciones desde los 9 años, y que ha creado un software que soluciona la epidemia de litigios. Y Laura Ball, investigadora sobre sistemas neuronales, cuyo objetivo ahora es determinar cómo la información se convierte en algo importante y cómo determina respuestas de conducta.

También nos ofrecen pistas de inversión y creación de empresas emprendedores como Daniel Epstein, Teju Ravilochan, Tyler Hartung y Vladimir Dubovsky, creadores del Unreasonable Institute, con el que pretenden captar a los innovadores más audaces del mundo seleccionando cada año a 50 finalistas que entran a formar parte de un Mercado Ilógico. Unreasonable ha "acompañado" hasta ahora a 300 start up en 50 países.

En esta línea trabaja también Kairos Society, una organización que aconseja a jóvenes emprendedores y les pone en contacto con inversores y asesores.

De su última lista de los 50 jóvenes emprendedores que repensarán los problemas del mundo se pueden destacar algunas start up que sirven como pista para nuevos negocios en sectores emergentes.

  • Agricultura

Agrilyst, una start up de Brooklyn, en Nueva York, ha desarrollado algoritmos que permiten optimizar el crecimiento de las plantas y reducen los costes operativos.

Por su parte, la brasileña Agrosmart ayuda a los agricultores a eliminar los desechos en la producción de alimentos.

  • Turismo
Lo que Mira hace puede considerarse como una pequeña revolución en la hostelería. La start up con sede en Austin desarrolla soluciones automatizadas para reducir el tiempo y los daños en la limpieza de habitaciones de hotel.

  • 3D
Apis Cor es una start up de impresión 3D que imprime muros, paredes y separaciones para reducir costes en la construcción de edificios.

Con sede en Cincinnati, Genetesis ha creado CardioFlux, que permite visualizar la actividad eléctrica del corazón y produce mapas interactivos en 3D para detectar fallos.

Skriware fue creada al cien por cien en Kickstarter por emprendedores polacos y ha desarrollado una impresora 3D casera de bajo coste.

  • Educación
SchoolHouse es una start up de Barcelona que usa una red comunitaria (peer-to-peer) para proveer de educación gratuita y universal y que hace reingeniería de la educación.

CourseKey es una compañía de San Diego (EEUU) dedicada básicamente a la enseñanza online virtual.

Por su parte Knack, con sede en Gainesville (Florida), facilita tutorías peer-to-peer a estudiantes. Se puede escoger la localización o la duración de cada sesión.

  • Inteligencia artificial
El uso de la inteligencia artificial, permite a Fluid AI, con sede en Mumbai, crear nuevas experiencias en las tiendas. Tiene como clientes a Microsoft, Intel o Barclays.

Por su parte Mya, en San Francisco, usa la inteligencia artificial para filtrar perfiles de candidatos que aspiran a un puesto directivo.

Starsky Robotics, otra start up de San Francisco, ha desarrollado un software para camiones y automóviles sin conductor. Sus fundadores condujeron de forma autónoma 120 millas el pasado mes de febrero.

  • Salud y nutrición
Brainbuild automatiza la nutrición y los planes de salud de los atletas profesionales. Basada en Carolina del Norte (EEUU), desarrolla planes personales de entrenamiento y de rendimiento.

Eligo Bioscience combate las alteraciones del microbioma y la resistencia a los antibióticos. Además, esta start up parisina pretende erradicar las bacterias dañinas y proteger las beneficiosas.

Little Spoon, en San Francisco, distribuye comida orgánica para bebés en la puerta de los consumidores.

Neurescue es una start up danesa que ha creado un dispositivo que puede insertarse en los vasos sanguíneos para incrementar el aporte de sangre al corazón y que sirve para proteger, asimismo, el cerebro de posibles daños.

  • Comercio
Desde Kenia, Sokowatch pretende ser el Amazon Prime de los minoristas en África. Su servicio de distribución se extiende ya por 5.000 tiendas.

  • Genética y 'Biotech'
En Londres, la start up bioinformática Desktop Genetics crea diseños para la industria y los laboratorios de investigación clínica.

  • Empleo
Get Links, una start up tailandesa con sede en Bangkok, se ha especializado en listados para empleos en start up en Asia, sobre todo para perfiles de desarrolladores, diseñadores o márketing digital. Está especializada en Millennials.

Por su parte Mya, un reclutador virtual de San Francisco, utiliza la inteligencia artificial para los procesos de selección.

  • Finanzas
Los gestores de activos utilizan StockViews para acceder a una red de los principales analistas independientes del mundo.

  • Ingeniería
The Engineering Company es una start up londinense que fabrica cohetes para pequeños satélites. La ventaja: el ahorro en los costes de desarrollo.

Poner en marcha la idea, clave del éxito

  • La primera consideración es que ninguna idea puede ser tan extraña que no te permita vivir de ella... Siempre que tengas en cuenta que los inversores no quieren ideas sino proyectos reales.
  • La clave no es la idea, sino el modelo de negocio. No pasa nada por equivocarse, pero hay que dedicarle mucho tiempo. Puede haber muchas ocurrencias, pero lo importante es ejecutarlas.
  • Debes tener en cuenta que tu idea, por disparatada que parezca, no tiene por qué ser única. Es posible inspirarse en cuestiones del pasado o rescatar conceptos o negocios que tuvieron éxito y que son adaptables a un nuevo mercado. Algunos innovadores incluso reactivan sectores que estaban en declive.
  • Empieza por tu propia experiencia. Aquello en lo que seas mejor que los demás es una gran oportunidad de negocio.
  • Cuenta con profesionales que tengan experiencia laboral anterior que sea relevante para lo que estás haciendo. Si demuestras que eres capaz de montar y coordinar un equipo eficaz, eso convencerá a los inversores.
  • Lo importante es que puedas resolver un problema para el que nadie antes que tú ha visto la solución. Estudia el mercado y detecta necesidades. Debes ser experto en el sector que has escogido.
  • Tu ocurrencia puede responder a una tendencia del mercado, a una evolución o a nuevos hábitos, preferencias o gustos de los futuros clientes, que reaccionan a cambios en el estilo de vida, los valores, o la demografía.

Notas Relacionadas

Las 10 mejores empresas del mundo, clasificadas por su reputación

El Instituto de Reputación clasifica a las empresas de acuerdo a la percepción del público de su éxito en siete áreas: productos y servicios, innovación, lugar de trabajo, gobernabilidad, ciudadanía, liderazgo y desempeño.

EE.UU: ¿Qué sectores se beneficiarán más del repunte de la inflación?

Algunos sectores están más altamente correlacionados que otros, explica Daniel Morris, senior investment strategist de BNP Paribas Investment Partners

Para Wall Street Journal, "los robots no están destruyendo suficientes trabajos"

Las predicciones económicas de las pérdidas masivas de empleos en la automatización carecen de indicadores que muestren lo contrario