1. Inicio
  2. El BCRA pule el esquema…

El BCRA pule el esquema monetario argentino

El Banco Central de la República Argentina hizo modificaciones técnicas que aportan mayor claridad al nuevo esquema monetario apuntando a que la tasa de interés sea más endógena.

¿Qué quiere decir? ¿Qué es lo que modificó?

Antes, el Banco Central, anunciaba un monto estimativo de la cantidad de Leliqs a colocar en el día y luego ese monto podía variar en más o en menos permitiéndole cierto grado de discrecionalidad a la autoridad monetaria. Ahora el sistema cambió y el BCRA primero anuncia lo que se licita, tal como se observó en las ultimas dos jornadas. Por lo cual, el BCRA licita montos fijos de Letras de Liquidez (Leliqs) y el mercado determina la tasa de interés.

Asimismo, los primeros 3 meses bajo la conducción de Sandleris, el BCRA sobrecumplió los objetivos de agregados monetarios. Quizás, en parte, para ganar algo de credibilidad en el arranque del esquema post crisis cambiaria que lucía interminable (abril a septiembre). Esto parece que también tendrá un cambio, el BCRA intentará cumplir a rajatabla con el programa (sin sobreactuar).

Esto se reflejó en el mes de enero, donde el Central venía bastante holgado para cumplir el objetivo monetario del mes y decidió en los últimos días licitar bastante menos Leliqs que las que vencían. Esto derivó en una expansión de la base monetaria de casi ARS 50.000 Millones el 29/01/19, que se sumaron a los  ARS 31.800 Millones del 28/01/19.

Por lo tanto, lo más probable, es que de aquí en más el BCRA se ajuste a la meta de agregados fijada y no sobrecumpla. En parte, al sobrecumplir mostraba que estaba pendiente de la tasa de interés. Ahora, deja librado al mercado que determine la tasa de interés.

¿Cómo resultó esta modificación?

El resultado fue una baja significativa de la tasa de interés de Leliqs, que cerró en 55,6% (a principio de mes estaba en 59,4%) y una positiva suba del tipo de cambio (pero aún por debajo de la banda inferior) y una consecuente expansión monetaria.

Para febrero hay un gran test para el BCRA. Ya es claro que tendrá que ser contractivo porque está pasado en el objetivo de agregados monetarios. Por lo tanto, la pregunta es: ¿cuál será la tasa de interés que se necesitará para absorber los pesos “sobrantes” y cumplir con el objetivo de base monetaria?

Por el lado cambiario, es probable que haya menos liquidación de dólares del agro que en enero debido a que la oferta es algo más escasa.

Sin embargo, con Brasil apreciando la moneda y con grandes chances de que la FED continúe sin subir la tasa de interés, es probable que el dólar se mueva entorno a la banda inferior y el BCRA podrá seguir emitiendo pesos y comprando reservas.

¿Cómo afecta la baja de tasa de interés a los plazos fijos?

Es interesante que la baja de tasa de las Leliq se traducirá en menor tasa de rendimiento de los plazo fijos (privados), los cuales ya totalizan más de ARS 1.060.000 Millones en el sector privado (equivalentes a 140% del total de Leliqs). Ahí veremos cuán sensible a renovar los plazo fijos son los ahorristas cuando vean la tasa de interés debajo de 40% de TNA (recordemos que hace poco tiempo se ofrecía en 50% TNA o más en algunos bancos).