1. Inicio
  2. El futuro incierto de JUNO

El futuro incierto de JUNO

Comenzó la conferencia de hematología ASH16. Nuestra enviada especial nos cuenta las últimas novedades de biotecnología desde USA.

La conferencia de hematología más importante del año ASH16 ya comenzó y resulta imposible no detenerse a mirar o buscar a las tres principales compañías que desarrollan tratamientos con células T, en donde figuran Kite Pharma (KITE), Juno Therapeutics (JUNO) y Novartis (NVS). Como se imaginarán, esta columna tendrá nuevamente como protagonista a Juno Therapeutics (JUNO) quien luego de anunciar nuevas muertes en el programa JCAR015, se decidió por la suspensión provisoria del estudio. Sin embargo hay varios puntos a tener en cuenta que lo único que hacen es sembrar un manto de dudas acerca de la veracidad de los dichos de los miembros de Juno Therapeutics (JUNO). 

Permítanme hacerles un breve resumen acerca de este estudio.

Previo al lanzamiento como IPO en diciembre 2014, Juno Therapeutics (JUNO) anunció por primera vez la defunción de un paciente dentro del programa JCAR015. Si bien no se trae a colación ese primer anuncio, debido a que se quiso mantener al margen, es necesario tenerlo presente.

Con el pasar de los años, la compañía demostró en etapa temprana resultados que fueron lo suficientemente convincentes como para llevarla al primer puesto dentro de las empresas que desarrollan tratamientos con células T, seguido de Novartis (NVS) y Kite Pharma (KITE).

Incluso Celgene (CELG) anunció en 2015 un acuerdo de coparticipación junto con Juno Therapeutics (JUNO) para desarrollar JCAR015, ejercer el derecho a comercializarlo (una vez aprobado) y la adquisición del 10% de las acciones de Juno Therapeutics (JUNO). Este acuerdo fue coronado como uno de los tratos comerciales más grandes en el mundo de biotecnología, por un monto equivalente a USD 1 Bn.

Si bien la lista de los estudios que se están llevando a cabo en Juno Therapeutics (JUNO) es larga, el programa JCAR015 es el más polémico y difícil de explicar, incluso para la misma empresa. En esta columna  (JUNO: Un segundo tropezón ¿es una caída?) aclaré sobre lo sucedido en el anuncio de las defunciones tanto del mes de julio como las de noviembre. No obstante, personalmente esperaba que en ASH Juno Therapeutics (JUNO) fuese capaz de explicar y describir los problemas de ese programa puntual, ya que en los otros programas (JCAR014) se trabajó con los mismos componentes pero el grado de neurotoxicidad estuvo muy por debajo del porcentaje presentado en JCAR015 (25% JCAR014 vs. 67% JCAR015).

Sin embargo, esto aún no ocurrió. Los representantes de la empresa comunicaron que los eventos son muy recientes y que aún no tienen previsto hacer un corte total del programa (JCAR015). Ahora bien, ocurre que hay una explicación por la cual Juno Therapeutics (JUNO) no quiera cerrar el estudio, y esto es porque si ese programa se baja, la compañía de la competencia Kite Pharma (KITE) tendría el camino liberado para ser el primero en comercializar los tratamientos con células T. De todas maneras, lo lógico sería que Juno Therapeutics (JUNO) cierre JCAR015 y que ese anuncio se lleve a cabo durante la mañana del día lunes 5, previo a la apertura del mercado, en dónde se hará la reunión de accionistas en la cual también asistiré.