1. Inicio
  2. El proteccionismo, una moda…

El proteccionismo, una moda peligrosa

El presidente electo Donald Trump pone el foco en el proteccionismo para que EE.UU. vuelva a producir. Esta propuesta tiene un gran impacto a escala global.

El triunfo de Trump pone foco en el Proteccionismo. El flamante Gobierno republicano intentará proteger a la industria estadounidense. Y dar el puntapié inicial a una reindustrialización que permita recuperar a EE.UU. los puestos que perdió durante la última década.

Pese a que los Estados Unidos ha podido crecer a tasas elevadas entre los años 1990 y 2000 mientras impulsaba el libre comercio y firmaba acuerdos bilaterales y multilaterales de comercio, hoy quiere renegociar el NAFTA y renunciaría al TPP (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica).

Es decir, parece que busca encontrar la solución a sus problemas justamente por el lado contrario. Post-crisis subprime la economía estadounidense ha intentado volver a crecer fuerte con planes de estímulo monetario y bajísimas tasas de interés. Sin embargo, el crecimiento no ha podido volver a las tasas pre-crisis.

Durante este período se produjo un proceso de relocalización de las industrias estadounidenses principalmente en China y México. Que son aquellas a las que apunta el presidente electo Donald Trump para que vuelvan a producir desde Estados Unidos.

Cerrarse al mundo

La propuesta de cerrar una de las economías más grandes del mundo tiene un gran impacto a escala global.

Los aranceles a los productos importados, junto con beneficios fiscales y rebajas de impuestos a las empresas estadounidenses intentan poner en marcha a la economía. Sin embargo, en cuestiones comerciales el movimiento de un jugador tan grande tiene impacto sobre el resto del mundo y puede tener respuesta del mismo contra EE.UU.

¿Qué pasa con el comercio con Argentina?

La historia muestra que el comercio bilateral entre Argentina y Estados Unidos ha ido disminuyendo paulatinamente. En el año 2000 Argentina tenia a Estados Unidos en segundo lugar como destino de sus exportaciones. Hoy dicho país ocupa el tercer lugar detrás de Brasil y China.

Si tomamos las importaciones de los bienes y servicios desde EE.UU. están terceros en el ranking de Argentina en la actualidad. En el año 2000 se ubicaban en el segundo puesto (atrás de Brasil).

Viendo que el volumen de comercio con Argentina no hay un efecto directo de magnitud para el país, ya que el comercio con EE.UU. explicaba el 10% de las exportaciones y 18% de las importaciones al comienzo del año 2000. Mientras que en 2015 sólo representa 5,9% de las exportaciones y 12,7% de las importaciones.

Lo que debemos mirar es la relación comercial con China y Brasil, nuestros dos mayores socios comerciales.

Recordemos que China tiene como principal destino de sus exportaciones a Estados Unidos con más de USD 400.000 M, mientras que Brasil exporta más de USD 27.000 M a dicho país.

La instrumentación de medidas proteccionistas afectará directamente el comercio con China y en menor medida a Brasil, e indirectamente afectarán a la economía Argentina. Ya que dichos productos deberán colocarse en algún otro país. Asimismo, detrás de una política proteccionista puede haber una respuesta de la misma índole.

Esto puede configurar un nuevo esquema mundial en donde los países se cierran al comercio exterior y la tendencia al proteccionismo puede generar una disminución en el crecimiento global.