1. Inicio
  2. FinGuru explica: El sistema…

FinGuru explica: El sistema de la Reserva Federal (FED)

La mayoría de las economías modernas tienen un solo banco central, facultado por el gobierno. El hecho de que el banco central de Estados Unidos sea más complejo es el resultado de una serie de compromisos políticos realizados en 1913, cuando se formó la Fed, y luego en 1935, cuando fue reorganizada

Cuando el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) decida si aumentará las tasas de interés, los representantes de las sucursales regionales de la Fed emitirán la mitad de los diez votos. A diferencia de Janet Yellen, la presidenta de la Fed, Stanley Fischer, su vicepresidente u otros tres "gobernadores" federales, estos presidentes regionales de la Fed no fueron nominados por la Casa Blanca ni confirmados por el Congreso, sino que fueron elegidos dentro de sus respectivas instituciones. Esto no está exento de controversias. Los teóricos de la conspiración afirman que los bancos regionales de la Fed son un "cartel bancario"; los críticos más sobrios, como Hillary Clinton y Bernie Sanders, dicen que las Feds regionales dan a los bancos comerciales demasiado poder. Entonces, ¿cómo funciona?

La mayoría de las economías modernas tienen un solo banco central, facultado por el gobierno. El hecho de que el banco central de Estados Unidos sea más complejo es el resultado de una serie de compromisos políticos realizados en 1913, cuando se formó la Fed, y luego en 1935, cuando fue reorganizada. En ese momento, los políticos tenían que ganarle a los banqueros, quienes eran escépticos acerca de centralizar la autoridad monetaria en Washington, DC. "Los bancos regionales son los Estados y la Junta de la Reserva Federal sería el Congreso", dijo el senador Carter Glass, uno de los arquitectos de la Fed (más conocido por la Glass-Steagall Act, que separó la banca de inversión de la banca minorista hasta 1999). 

Los bancos comerciales capitalizarían a cada Fed regional y nombrarían dos tercios de sus directores. A su vez, los directores elegirían a un presidente que, sobre una base rotatoria, asumiría uno de cinco asientos de votación en el FOMC, que fija las tasas de interés para el país entero. El sistema fue diseñado para que los gobernadores en Washington tuvieran una mayoría en el FOMC. Pero los políticos se han estado más lentos en llenar las vacantes del gobernador. Por lo tanto, la representación regional de los federales ha ido creciendo desde la presidencia de Ronald Reagan, según la nueva Historia de la Fed, de Peter Conti-Brown, de la Universidad de Pensilvania. Hoy, los presidentes regionales coinciden con los gobernadores para votar, porque dos escaños en el FOMC están vacíos.

La adhesión a la Fed fue voluntaria hasta 1980. Para alentar a los bancos a unirse, lo que significó que invertir capital en los bancos de la Fed fue compensado ​​con un retorno libre de riesgo del 6%. El pago se mantuvo cuando la adhesión a la Fed se hizo obligatoria; En 2015 la Reserva Federal desembolsó 1.700 millones de dólares. Al final del año, el Congreso votó para reducir el dividendo de los 70 bancos más grandes, que tienen activos que superan los 10.000 millones de dólares. Estos grandes bancos, que poseen la mayoría del capital de la Fed, ahora sólo obtienen el rendimiento del Tesoro a diez años (actualmente alrededor del 1,7%). Pero aproximadamente 1,900 bancos más pequeños aún reciben el 6%. Los bancos que posean acciones emitidas antes de 1942 reciben sus dividendos libres de impuestos.

Desde la crisis financiera, los políticos han examinado la influencia de los bancos comerciales en las regionales de la Fed, cuya función más importante hoy es regular los bancos en su distrito. Los banqueros de las juntas regionales de la Fed no son directamente responsables de la regulación -no es cierto que "los zorros protejan el gallinero", como afirmó Bernie Sanders- pero están demasiado cerca para su comodidad. Hillary Clinton quería eliminarlos. En 2010 la ley Dodd-Frank despojó a los tres banqueros de cada junta del derecho a votar por un presidente de la Fed regional.

Pero los bancos también nombran a tres directores externos que todavía pueden votar (los tres directores restantes son nombrados en Washington, DC). Y los banqueros todavía pueden participar en una votación para despedir a un presidente regional de la Fed. Esto es preocupante desde punto de vista de la política monetaria, como desde el  regulatorio, porque se cree que los bancos se benefician de tasas de interés más altas. Desde 1936 casi tres cuartas partes de los disidentes "hawkish" (quienes tienen como prioridad una inflación baja, por lo tanto una tasa de interés alta)  en el FOMC han provenido de presidentes regionales de la Fed. Los teóricos de la conspiración están equivocados: la Fed no es un cártel. Pero sería mejor sin los banqueros.

*Basado en un artículo publicado por The Economist.