1. Inicio
  2. ¿Las criptomonedas son…

¿Las criptomonedas son herramientas para el lavado de dinero?

El uso de criptomonedas es factible para blanquear el dinero. Existen sitios que brinda el servicio de mezclar capitales. Empresas como PayPal o Western Union son ideales para cobrar el dinero blanqueado.

El lavado de dinero puede entenderse como una actividad recurrente de los criminales para blanquear sus ingresos. Es una actividad fundamental ya que, de no hacerlo, el negocio ilícito no tendría sentido para responder a su estilo de vida. Como todo negocio, las organizaciones criminales han encontrado nuevas formas para dicha actividad. Por ejemplo, algunas empresas como Western Union o Perfect Money se han considerado instituciones ideales para el blanqueo de dinero; asimismo las tarjetas prepagadas, vales de regalo u otros instrumentos alternativos al dinero fiduciario también suelen estar relacionados con esta actividad. En este sentido, las criptomonedas son una nueva categoría, desde su creación, su uso resultó bastante factible para los delincuentes ya que, el pago con criptomonedas permitía traficar todo tipo de bienes sin contar con el riesgo de ser rastreados por alguna autoridad. La fama que han tenido para ser utilizadas en actividades ilícitas, probablemente sea una consecuencia del malentendido de una de sus características, que es el anonimato.

Las primeras declaraciones de las instituciones sobre criptomonedas indicaban que se trataba de una moneda ilegal, no regulada y que permitía financiar el terrorismo y lavar dinero. Por ejemplo, un informe de la Europol en 2015, indicó que el bitcoin representó el 40% de todos los pagos asociados con la delincuencia en crímenes cibernéticos. Básicamente, es posible identificar dos actividades donde se encuentra relacionadas las criptomonedas:

1. Crimen cibernético habilitado, en donde el delito se comete dentro el entorno virtual, por ejemplo los malwares o ransomwares
2. Delito cibernético, que son conductas delictivas que permiten que se lleven a cabo crímenes apoyadas por el uso de computadoras o internet.

En ambas situaciones, es posible asociar alguna criptomoneda, particularmente el bitcoin. Por ejemplo, en el primer caso, hemos sido testigos de secuestros de información virtual a través ransomwares (programas dañinos) que presionan a los usuarios a realizar un pago para rescatar información. Uno de los casos más recordados es el Wanna Cry, un ransomware que bloqueó la información de instituciones y negocios en 150 países de todo el mundo, incluyendo empresas como Telefónica (MX:TEFN) y FedEx (NYSE:FDX), y exigió el pago para la recuperación en bitcoins.

Como se mencionó, las criptomonedas pueden ser anónimas parcialmente, ya que existen factores que pueden ser controlados. Por ejemplo, el bitcoin es anónimo cuando se considera la dirección pública para enviar o recibir envíos por que sólo se conoce la dirección de envío o recepción, es como si sólo consideráramos sólo los números de nuestra tarjeta bancaria. Teniendo sólo una cadena de números es difícil conocer quién es la persona que recibirá el envío puesto que, una de las características de las criptomonedas es que realizan transacciones peer-to-peer (persona a persona) donde no existen intermediarios y por ello la localización no puede hacerse de la misma manera que con las monedas tradicionales. No obstante, vale la pena recordar que existe un libro contable distribuido mejor conocido como blockchain que funciona como una base de datos que registra toda, y destaco, absolutamente toda la información sobre las transacciones que se han realizado.

Además, cualquiera, en cualquier lugar, puede ver todas las transacciones de una dirección a otra en tiempo real.

La segunda actividad ilícita, y que es la que responde al objetivo de esta redacción, se asocia el uso de las criptomonedas para cometer actos ilícitos. Los primeros ejemplos se remontan al sitio ubicado en la Deep Web, Silk Road, cuando alrededor de 2013 las criptomonedas comenzaron a utilizarse para la adquisición de artículos ilegales. En este caso, los delincuentes recibían bitcoin por la comercialización de estos productos preservando su anonimato; sin embargo, la dificultad se presentaba al momento de querer convertir esos bitcoins en dinero fiduciario al existir pocas casas de intercambio (exchanges) en aquel entonces. Es decir, la razón de este anonimato se da porque las direcciones de bitcoin no están registradas para particulares, a diferencia de las cuentas bancarias, estas direcciones actúan como un identificador único.

¿Cómo funciona la red para lavar dinero con criptomonedas?

Una de las formas para blanqueo de dinero con criptomonedas, es a partir de una dirección de bitcoin creada por un “Mixer“ (o tumblers) que mezcla los capitales para que se pierda el rastro. Siendo un poco más específica, este Mixer es una herramienta que hace que sea virtualmente imposible conocer la dirección que alberga fondos provenientes de actividades “ilícitas”. Por ejemplo, en caso de tener bitcoins legalmente obtenidos, es posible incorporar bitcoins obtenidos de manera ilegal y mezclarlos. La trascendencia del Mixer, es que combina los fondos, elimina la dirección de la cuenta ilícita y crea una nueva dirección o identificador. Además, algunas empresas ofrecen el servicio de “seccionar” los montos y garantizar que, aquellos bitcoins ilegales, no regresen al cliente. Es decir, el mezclador conoce las direcciones de bitcoins que se depositaron antes y evitará que regresen al mismo cliente. Este modelo de servicio es el ideal para lavadores frecuentes.

Un estudio de caso

Un estudio de la universidad Delft, en Países Bajos, incluue un experimento para determinar qué tan factible es el lavado de dinero con bitcoin. El primer punto fue utilizar una técnica de rastreo para recopilar y analizar datos de la Deep Web, ya que es la red profunda donde se encuentran la mayoría de Mixers y donde se realizan una gran cantidad de cibercrímenes. Con ello pudieron descubrir más de 25,000 servicios existentes.
Los aspectos considerados para el experimento fueron:

a. Descripción general de los servicios disponibles de los Mixers e intercambio de bitcoins.
b. Selección de servicios.
c. Prueba de la efectividad de los servicios.

En este último punto, la variable a considerar fue la descripción del servicio. Esto tuvo su razón principalmente porque los servicios de intercambio en la Deep Web, sólo son efectivos cuando los bitcoins se cambian a moneda fiduciaria y se transfieren anónimamente a la plataforma de salida especificada, es decir, la operación se considera exitosa cuando eiste una transferencia real de bitcoins. En este caso, la plataforma de salida puede ser Western Union o PayPal.

Para llevar a cabo el experimento, se compró cierta cantidad de bitcoins a través de la exchange “iDeal”, los cuales se almacenaron en una billetera digital considerada la “cuenta control”, llamada “Wallet X” y de manera alternativa, se creó una billetera para depositar los fondos después de utilizar el Mixer a la que llamaron “Wallet Y”. Con el objetivo de garantizar el anonimato, todo el proceso se realizó en la red de Tor. Asimismo, obtuvieron una cuenta de correo brindada por Tor que permite la comunicación con otros servicios en la Deep Web.

Una vez realizado lo anterior, utilizaron los fondos de la Wallet X y solicitaron la combinación de fondos a través del Mixer para ser depositados en la Wallet Y. Una vez que obtuvo la transferencia de las monedas combinadas, cruzaron la información con la Wallet X (la dirección de control) para analizar y cotejar las direcciones. Este procedimiento se realizó con 5 Mixers.
Finalmente, usaron la cuenta que contenía los bitcoins mezclados para comprar alimentos; además, cobraron los bitcoins mixtos a través de las plataformas de servicios PayPal, Perfect Money, Western Union, Bitonic y Thuisbezorgd.nl.

Resultados

En todos los casos, los bitcoins fueron transferidos con éxito de la Wallet X a la Wallet Y, y no recibieron ningún bitcoin que dieron a los otros Mixers 1, 2 y 3. Revisaron en la blockchain las direcciones de los bitcoins antes de ser mezclados y encontraron que la dirección del Mixer 1 ya se había utilizado en otra transacción tres días antes del experimento y lo mismo sucedió con el Mixer 2. Esto sugiere que algunos Mixers están reutilizando direcciones, por lo que es probable que losl proveedores de servicios utilizados, estuviesen trabajando de manera conjunta o fuesen la misma identidad que comparte información.

Otro hallazgo fue que no encontraron forma de vincular direcciones, es decir, a pesar del hecho de que realmente transfirieron bitcoins, a través del Mixer de la Wallet X a la Wallet Y, no se encontró ningún rastro que evidenciara que esa transacción.Las exchanges de salida para “blanquear” el dinero y retirar el efectivo en este ejemplo, fueron PayPal y Western Union. No obstante, la plataforma que facilitó esta transacción cobró un alto porcentaje por la transferencia pero garantizó el anonimato. La conclusión de este trabajo fue que, en efecto, las criptomonedas son útiles para blanquear dinero y son muchos los servicios ofrecidos en la Deep Web que facilitan esta actividad.

En síntesis, puede destacarse la necesidad de fortalecimiento en las redes de gobernanza de criptomonedas y que las actualizaciones contemplen candados que no permitan realizar estas combinaciones que anulan las direcciones y eliminan el rastreo. Además, como demostró e, experimento, empresas como PayPal o Western Union deben establecer líneas que permitan una fácil identificación de los usuarios. Algunas de las deficiencias para blanquear el dinero son:

- El uso de una misma dirección de bitcoins para diferentes propósitos.
- Usar otro navegador diferente de Tor
- Creación de una cuenta de correo electrónica.

En este sentido, las autoridades dedicadas al seguimiento de cibercrímenes, tendrían que atacar estos puntos de tal forma que, en esas tres formas, no se permitiera el anonimato. Otro aspecto clave son las exchanges, por un lado, no olvidemos que muchas casas de intercambio han sido cerradas precisamente por la inconsistencia en sus operaciones, por ejemplo, BTC-e, un importante intercambio de bitcoins que fue acusado de lavar $4 billones en bitcoin desde que surgió en 2011, y posteriormente, fuera cerrado después de que su "cerebro criminal" fuera arrestado en Grecia.

Otro aspecto que no debe olvidarse es que el éxito de las criptomonedas depende en gran medida de la probabilidad de conversión a dinero fiduciario por parte de los delincuentes, el papel de las exchanges es importante ya que muchas de ellas ponen candados para ciertas cantidades de efectivo que se desean retirar. Por lo tanto, siguiendo esas restricciones, es posible vislumbrar que esta forma de blanquear dinero no es factible cuando se tratan de grandes sumas de dinero; sin embargo, las bajas comisiones de en transferencias puede ser un aspecto atractivo para los ciberdelincuentes.

Finalmente, puede comprenderse que el lavado de dinero es una práctica que ha existido desde tiempos remotos y el papel de las criptomonedas, sólo corresponde a una nueva práctica.

Fuentes: Investing México