1. Inicio
  2. Las ganancias, no Trump,…

Las ganancias, no Trump, serán el mejor amigo de las acciones en 2017

La continua recuperación de las ganancias corporativas debería impulsar los precios de las acciones independientemente de las políticas que adopte Washington.

He aquí algo sencillo para ayudar a mantener la marcha de las acciones en 2017: las ganancias corporativas.

Aunque que la elección de Donald Trump disparó las esperanzas de los inversionistas en que el presidente electo implantará políticas favorables a los negocios, las ganancias corporativas emergieron silenciosamente de un declive de cinco trimestres.

Es una mejora muy esperada. El rendimiento de las acciones fue flojo en 2015 y principios de 2016, y muchos inversionistas y analistas citaban la falta de crecimiento de las ganancias como el principal culpable del estancamiento. Desde finales de 2014 hasta la primera mitad de 2016, el S&P 500 subió un 1,9%.

El aumento de 6,7% que se produjo desde entonces—en gran parte, luego del día de las elecciones en EE.UU.—, ha sido atribuido en gran medida a los recortes de impuestos, el relajamiento regulatorio y el gasto fiscal prometidos por el presidente electo. Pero el alza también ha coincidido con una mejora fundamental: el retorno de las ganancias de las empresas estadounidenses.

“Es el crecimiento de las ganancias lo que está impulsando las acciones a largo plazo”, dijo Tom Cassidy, director de inversiones de Univest Wealth Management Division. Aunque “no sabremos si alguna de estas políticas [preanunciadas por Trump] entrará en vigencia hasta el año que viene”, un continuo repunte de las ganancias debería apuntalar un mayor crecimiento de las acciones, dijo Cassidy.

Las ganancias de las empresas del índice S&P 500 crecieron un 3,1% en el tercer trimestre respecto al año anterior, según FactSet, entrando en territorio positivo por primera vez desde el primer trimestre de 2015, cuando crecieron 0,5%. Los analistas encuestados por FactSet esperan que el repunte continúe, y calculan una tasa de crecimiento de 3,2% en el cuarto trimestre de 2016.

El fin del declive de ganancias más largo desde la crisis financiera también se produce en un contexto de mejora de los datos económicos de EE.UU. En el tercer trimestre de 2016, el Producto Interno Bruto de ese país registró su mayor ritmo de crecimiento trimestral en dos años, según datos publicados por el Departamento de Comercio en diciembre.

El S&P 500, por su parte, subió 9,5% en 2016, su mayor ganancia desde 2014.

El sector financiero del índice subió 20% en 2016 y fue responsable de casi la mitad del crecimiento total de ganancias del S&P 500 en el tercer trimestre del año que acaba de terminar, según datos de FactSet.

Las empresas financieras registraron un crecimiento interanual del 8% en sus ganancias, según FactSet. J.P. Morgan Chase & Co., Citigroup Inc., Wells Fargo & Co., Bank of America Corp., Goldman Sachs Group Inc. y Morgan Stanley superaron las estimaciones de los analistas respecto a ganancias por acción.

Varios prestamistas, incluyendo J.P. Morgan, el mayor banco por activos de EE.UU., reportaron un repunte en su negocio de corretaje. Aunque las bajas tasas de interés han recortado los márgenes netos de interés—una medida clave de la rentabilidad de los préstamos—, acontecimientos como el voto del Reino Unido para abandonar la Unión Europea o la incertidumbre sobre los próximos pasos de la Fed sobre las tasas de interés han ayudado a impulsarlos, dijeron algunos de los bancos.

Las empresas manufactureras, que han ayudado a liderar el reciente auge de la bolsa con una ganancia del 7% en el S&P 500 desde las elecciones, reportarían un descenso de las ganancias de más del 8% en el cuarto trimestre respecto al mismo periodo del año anterior, dijeron analistas encuestados por FactSet.

Se proyecta que Caterpillar se encuentre entre los mayores pesos negativos en las ganancias del sector en el cuarto trimestre del 2016. Las acciones del fabricante de equipos de construcción y minería—cuyos resultados son considerados un barómetro de la actividad manufacturera mundial—aumentaron 36% en 2016. Pero para el cuarto trimestre, se espera que la compañía registre una ganancia de 66 centavos por acción frente a los US$1,02 por acción del inicio del trimestre, según estimaciones de FactSet.

El fortalecimiento del dólar estadounidense también podría obstaculizar las ganancias de multinacionales. Un dólar más fuerte incrementa el poder adquisitivo de los compradores estadounidenses en el exterior, pero también hace que las exportaciones estadounidenses sean más costosas para los compradores extranjeros, poniendo presión sobre el balance de aquellas empresas que reciben una parte importante de sus ingresos del exterior. Aproximadamente 31% de los ingresos de las empresas del S&P 500 proceden de fuera de EE.UU., según cálculos de FactSet.

El dólar se ha disparado desde el día de las elecciones gracias a las perspectivas de un entorno de mayor crecimiento y una mayor tasa de interés, lo que lo hace más atractivo para los inversionistas que buscan rentabilidad. El índice del dólar de WSJ, que mide a la divisa contra una cesta de otras 16 monedas, ganó cerca de 3% en 2016.

La caída prolongada de las ganancias del S&P 500 también ha ayudado a que las acciones sean más caras que sus promedios históricos. La semana pasada, el S&P 500 se cotizaba en torno a 21 veces sus últimos 12 meses de ganancias, según FactSet. Su promedio de precio/ganancias a 10 años es de 16.

“La gente está muy inclinada a ignorar el alza de los valores de precio/ganancias”, dijo Bret Chesney, gerente sénior de cartera de Alpine Global, quien añadió que en su opinión las acciones son demasiado caras en relación al desempeño de las compañías en los últimos trimestres. “Yo no sería demasiado optimista para invertir en estos niveles”.

Sin embargo, muchos analistas creen que hay razones para ser optimistas sobre el año que empieza.

Se espera que las ganancias empresariales crezcan a doble dígito hasta 2017. Los analistas encuestados por FactSet esperan que las ganancias crezcan un 11% en el primer trimestre, un 11% en el segundo trimestre, un 9,1% en el tercer trimestre y un 14% en el cuarto.

“Creo que 2017 se está configurando para ser un buen año”, dijo Karyn Cavanaugh, estratega sénior de mercado de Voya Investment Management.

Fuentes: Wall Street Journal

Notas Relacionadas

Trump no podrá reformar el Obamacare y se concentra en la reforma fiscal

Los futuros de EE.UU. operan con bajas cercanas al 1% en la mañana de hoy, debido a la cautela en los mercados mundiales respecto a las posibilidades de Donald Trump de cumplir algunas de sus promesas de campaña. Las bolsas europeas siguen la tendencia. Mientras los principales índices asiáticos cerraron en negativo, con fuertes bajas sobre todo en Japón (Nikkei-1,44%).

Según Wall Street Journal, los mercados envían un mensaje preocupante sobre la economía

Con esperanzas de que las reformas favorables a los negocios se implementen rápidamente en los Estados Unidos, los inversores están volviendo a apostar por el crecimiento anémico.

Luego de la baja de ayer las principales bolsas globales comienzan recuperarse hoy

Los futuros de EE.UU. operan con ligeras subas y recuperan parcialmente las caídas de ayer. Los principales índices europeos operan positivos. Mientras tanto, los principales índices asiáticos cerraron dispares.