1. Inicio
  2. Llegó Trump y America…

Llegó Trump y America First!!!

¡Ten cuidado con lo que deseas porque se puede hacer realidad!

“América first”, ese es el slogan con el que Donald Trump arranco su campaña presidencial en junio de 2015.

Hay un viejo dicho que dice "ten cuidado con lo que deseas porque se te puede hacer realidad". Durante años los gobiernos populistas o de izquierda de Latinoamérica lucharon contra lo que llamaron el imperialismo norteamericano. La frase "Yankee go home" o "no somos yankees" o "fuera imperialistas" era común en países que tuvieron luchas internas entre franjas totalmente desencontradas entre sí.

Para muchos Estados Unidos intentaba traer democracia e institucionalidad a la región, para lo cual invertía fondos de distintos programas que claramente pagaba el ciudadano americano. Para otros simplemente lo hacía para mantener su hegemonía y supremacía en la región y de esta forma conseguir ventajas comerciales.

Es tan famosa la posición de muchos economistas contra la dependencia latinoamericana de Estados Unidos, o de cualquier país del mundo, que escribieron libros sobre cómo vivir con lo nuestro o cómo independizarse de los movimientos colonialistas

Pues bien parece que Donald Trump le va a hacer sus sueños realidad.

Los limones de Argentina, las maquiladoras de México, las empresas automotrices, las empresas de aires acondicionados, los iPhones y celulares de China, todos enfrentan a un desafío que es el cierre de la economía del principal consumidor de globo.

Durante años Estados Unidos, a partir de la globalización y la exteriorización, exportó trabajos principalmente industriales y fue desplazándose hacia el empleo en el sector de servicios. Ese dinero que permitió el desarrollo de otras regiones genera un impacto en Estados Unidos donde la movilidad social ascendiente fue perdiendo terreno y el orgullo del trabajo se fue reemplazando en algunos sectores por la necesidad imperiosa de pedir ayuda al Estado.

Ahora se viene un muro entre Estados Unidos y México y una serie de restructuración de tratados comerciales. Muchos piensan que el muro se financiará con algún impuesto a las remesas que los mexicanos que viven en Estados Unidos mandan a sus familias en México, lo que representa miles de millones de dólares por año.

Estamos entrando en un mundo nuevo y esperemos que no tenga implicancias negativas para el crecimiento de la democracia y para la institucionalidad de las diversas regiones y países del mundo.

¿No lo querían?

Pues ya no lo tendrán.