1. Inicio
  2. Lo que siempre quisiste saber…

Lo que siempre quisiste saber sobre Credit Default Swap

Nuestro Gurú te cuenta todo lo que siempre quisiste saber sobre los Credit Default Swap y no te animabas a preguntar.

¿Qué es CDS?

CDS es el acrónimo de Credit Default Swap. Si bien pertenece a la familia de los derivados financieros (aquellos contratos cuyo resultado depende de la evolución de otro activo financiero como los futuros y las opciones), en realidad el CDS se comporta como un seguro.

En concreto, estamos frente a un instrumento que permite cubrir o tomar una posición especulativa frente a un incumplimiento crediticio de parte de un emisor de bonos.

Vamos por partes

El seguro es un contrato donde a partir del pago de una prima, un asegurado se protege de un siniestro. El asegurador cobra una prima y contra ese ingreso se hace cargo del siniestro en caso de ocurrir. Por ejemplo, cuando sos dueño de un auto podes elegir autoasegurarte del riesgo de que te lo roben o bien podes tomar una cobertura con una compañía de seguros.

Si elegís estar tranquilo y no verte afectado por un robo tenes que elegir una compañía de seguros solvente y pagarle una prima. En caso de que se produzca el siniestro, el robo, entonces la compañía absorbe esa pérdida y te transfiere los pesos que te permiten reponer el auto que te robaron.

Leer más CEDEARs: ¿Cómo invertir en empresas de EE.UU. sin moverte de Argentina?

¿Cómo estima la compañía de seguros la prima que va a cobrarte?

Los dos principales factores para poder calcular su costo de prima son la probabilidad de ocurrencia del siniestro y el daño producido en caso de ocurrir. La probabilidad es meramente estadística: puede consultar la frecuencia histórica de robos de autos en un distrito sobre el total del parque automotor. El daño o pérdida en caso de robo tiene que ver con el valor de recuperar o reponer el auto. El costo base de la prima debería ser el producto de la probabilidad de siniestro por el daño del siniestro.

Volvamos a los CDS

Es un contrato en el cual el comprador paga una prima durante la vigencia del contrato a cambio de verse protegido en caso de un siniestro, que en un bono es el incumplimiento crediticio o default. En caso de producirse el incumplimiento, el asegurador o vendedor del CDS tendrá que pagar al asegurado un monto que le sirva de resarcimiento entre el valor nominal del bono y el valor de mercado o recupero que tenga ese activo luego del incumplimiento.

Como referencia, el CDS a 5 años de Argentina cotiza actualmente en la zona de 800 puntos básicos (8%). Eso significa que el comprador del CDS paga 8 dólares por año durante 5 años para asegurar un monto de 100 dólares. Si no hay siniestro el asegurado no recupera las primas pero recibirá el capital invertido más los rendimientos prometidos por el bono. Si en algún momento de la vida del contrato (5 años) el emisor del bono incumple los pagos, entonces el comprador del CDS entregará el bono al asegurador y recibirá de él a cambio los 100 dólares de valor nominal. Además, se interrumpen los pagos de las primas no desembolsadas por el asegurado.

El precio del CDS surge por oferta y demanda en un mercado no regulado donde bilateralmente acuerdan el contrato los asegurados y los aseguradores. Al igual que en el caso del seguro general, los dos factores que están por detrás de la cotización que hace un vendedor de CDS es la probabilidad del siniestro (o de default) y el daño en caso de producirse. El daño en el CDS se mide por la diferencia entre el valor nominal del bono y el valor estimado de recupero luego de una restructuración de deuda.