1. Inicio
  2. Los términos más usados en…

Los términos más usados en finanzas

Buscando contribuir a una mejor educación financiera, el tema de esta semana es dar a conocer algunos de los términos más utilizados en finanzas que son los siguientes:

Acción: Parte de la alícuota del capital social de una empresa. Suelen otorgar ciertos derechos a sus propietarios, entre otros, derecho a parte de los beneficios, a una cuota de la liquidación en caso de disolución, a voto en las juntas generales, y derecho preferente de suscripción de acciones nuevas.

Acción de oro (Golden Share): Parte del capital de una empresa que el estado se reserva con el fin de guardarse ciertos derechos cuando privatiza una sociedad pública.

Accionista: Toda persona, física o jurídica, que posea al menos una acción de una sociedad. Esta persona es "propietaria" de la sociedad en la proporción que representa la cantidad de acciones de la que es titular.

Activo: Parte del balance de situación de una empresa donde se representan sus bienes y sus derechos, por extensión, se conoce con este nombre a todos los elementos que en él figuran.

Activo circulante: Bienes y derechos de una empresa que son líquidos o que pueden convertirse en líquidos en un plazo inferior a un año. Se incluyen, entre otros, tesorería, clientes, activos financieros a corto plazo, existencias, etc.

Activo financiero: Son aquellos títulos emitidos por entidades públicas y privadas con el fin de obtener financiación para sus actividades. Son tales como acciones, obligaciones, letras.

Activo sin riesgo: Es un bien, normalmente de carácter financiero, que asegura al propietario una renta y/o un precio de venta, antes de su compra.

Activo Subyacente: Es un activo que, en los mercados de productos derivados, está sujeto a un contrato normalizado y es el objeto de intercambio. Es decir, es aquel activo sobre el que se efectúa la negociación de un activo derivado.

ADR (American Depositary Receipt): Un certificado negociable emitido por un banco de EEUU que representa un número específico de acciones de un valor extranjero negociado en una bolsa de los EEUU. Los ADRs hacen más fácil para los americanos el invertir en compañías extranjeras, debido a la extendida disponibilidad de información denominada en dólares, menores costes de transacción, y distribución fija de dividendos.

Admisión a cotización: Autorización concedida a un producto financiero para poder ser negociado en la Bolsa.

Administración de efectivo: Esta actividad es llevada a cabo por los gestores de las empresas con el propósito de reducir la liquidez para utilizarla en actividades más rentables. Esto se debe hacer sin comprometer la capacidad de pago de la empresa.

Adquisición: Obtener el control de otra empresa por medio de la compra de todas o de la mayoría de sus acciones en venta o por la compra de sus activos.

Agencia de valores: Sociedad anónima que negocia en los mercados financieros por cuenta ajena. Sus actividades principales consisten en recibir y ejecutar órdenes de compraventa de inversores, gestionar carteras de valores de terceros y actuar como depositarias de valores por cuenta de sus titulares.

Ajuste al mercado (Mark to market): Proceso que se sigue en los mercados de futuros por el que diariamente se calculan las pérdidas y ganancias de cada posición abierta en el mismo.

A la par: Título cuyo valor nominal coincide con su valor efectivo (valor de adquisición o de liquidación).

Alcista: Dícese de la situación del mercado bursátil en la que se prevé una subida de la cotización, ya sea de títulos, sectores o del mercado en su conjunto.

Amortización: Anotación contable que permite imputar el montante de una inversión como gasto durante varios años. Reconoce por tanto la pérdida de valor o depreciación de un activo a lo largo de su vida física o económica.

Ampliación de capital: Es un incremento del capital de la empresa mediante la emisión de nuevas acciones, que se utiliza como medio de financiación de las actividades de la empresa.

Análisis de abajo a arriba: Bottom-up. Modalidad del análisis fundamental que se basa en encontrar oportunidades de inversión en acciones analizando: en primer lugar la empresa, en segundo lugar el sector donde se encuentra, en tercer lugar la economía local, y por último, el entorno macroeconómico global.

Análisis de arriba a abajo: Top-down. Modalidad del análisis fundamental que parte, en primer lugar de un estudio de la situación macroeconómica global, en segundo lugar la economía local, en tercer lugar el sector y finalmente, la empresa.

Análisis financiero: Estudio de la situación financiera de una empresa en un momento determinado, de acuerdo con la interpretación de sus estados financieros y con la elaboración y comparación de unos ratios financieros.

Análisis fundamental: Tipo de análisis cuyo propósito es calcular el valor intrínseco de una acción. Para ello se sirve de toda la información disponible sobre la empresa y su entorno. La idea central de este análisis es que el valor de una acción es el valor actual de los ingresos futuros del accionista.

Análisis técnico: Tipo de análisis que pretende encontrar señales de compra y de venta de valores siguiendo el estudio de las cotizaciones y volúmenes negociados. Trata de identificar tendencias y su herramienta principal son los gráficos.

Anotación en cuenta: Forma de representación de títulos valores consistente en un registro contable por parte de la entidad emisora en una cuenta corriente perteneciente al poseedor de los títulos, evitando así los soportes físicos.

Anticipo financiero (Financiar advance): El hecho de recibir dinero ya. Generalmente se diferencia de los préstamos en que las condiciones financieras que se establecen no suelen exigir la devolución del dinero si no da resultado el proyecto, sino únicamente el pago de una parte de los beneficios obtenidos si el proyecto resulta satisfactorio.

Arbitraje: Operaciones simultáneas de compra y venta de un mismo activo, en diferentes mercados, con la finalidad de obtener beneficios inmediatos aprovechando las discrepancias de precios fruto de las ineficiencias existentes en los mercados.

Apalancamiento financiero: Efecto que el endeudamiento origina en la rentabilidad de los capitales propios de una empresa, cuyos resultados pueden incrementarse por encima de lo que se derivaría de sus recursos originarios.

Aplicación: Aquella operación realizada por un miembro al cerrar una posiciones de distinto signo (compra y venta) respecto a un mismo activo.

Arrendamiento financiero: Contrato mediante el cual una empresa obtiene determinados bienes o derechos en arrendamiento de una institución financiera que cobra una cuota y ofrece la opción de compra por el valor residual del activo al vencimiento del contrato, dada la naturaleza temporal de éste.

Aseguramiento:
Operación en la que una entidad financiera suscribe títulos valores de primera emisión para luego garantizar al emisor la colocación de dichos títulos en el mercado a cambio de una comisión.

Autocapitalización: Política de autofinanciación basada en la retención de los beneficios generados en la propia compañía.

Autofinanciación: Acumulación de fondos o recursos financieros generados en el interior de la propia empresa y utilizados para financiar las operaciones de la sociedad, evitando así el endeudamiento con terceros o con los accionistas.

Avalar: Acto por el que una persona física o jurídica se responsabiliza de la conducta, las deudas o el cumplimiento de una obligación de otra persona.

Aversión al riesgo: Supuesto que se suele hacer en finanzas respecto al comportamiento de los inversores: se supone que a los inversores no les gusta el riesgo, por tanto para que alguien acepte asumir un mayor riesgo al realizar una inversión deberá esperar un mayor rendimiento de la misma.

Azar moral: El riesgo de que la existencia de un contrato modificará el comportamiento de una o ambas partes contratadas, p.ej., una empresa asegurada tomará menos precauciones contra incendios.

CAC 40:
Un índice de acciones compuesto por 40 de las 100 compañías más grandes cotizadas en la lista oficial de la Bolsa de París.

Call: Opción de compra que otorga a su propietario el derecho de comprar el activo subyacente negociado a una fecha de vencimiento determinada.

Cámara de compensación: Entidad que se encarga de centralizar y organizar los pagos y cobros dentro del mercado. Evita el movimiento físico de los títulos y proporciona agilidad al sistema.

Capital: Partida del balance que refleja las aportaciones de los socios o accionistas a la sociedad. En finanzas también se denomina capital a la cantidad monetaria invertida en una operación.

Capital Riesgo: Una inversión en una start-up que se percibe que tiene unas perspectivas de crecimiento excelentes pero que no tiene acceso al mercado de capitales. Es el tipo de financiación buscada por compañías en etapas tempranas que buscan crecer rápido.

Capital social: Cifra del valor nominal de las acciones de una sociedad en un momento determinado. Está formado por los fondos aportados por los socios o accionistas.

Capitalización: Operación que permite determinar el valor futuro de una renta actual o de una serie de rentas periódicas al tipo de interés aplicado a dichas rentas.

Capitalización Bursátil: el valor de mercado de una empresa, se obtiene de multiplicar la cotización de sus acciones en el mercado, por el número de acciones.

CAPM: Modelo muy utilizado en las finanzas modernas que predice las relaciones entre la rentabilidad y el riesgo de una inversión. Su herramienta principal es la beta.

Cartera de títulos: Conjunto de títulos-valores que se encuentran en poder de una persona física o jurídica.

Cartera índice: Cartera de acciones que un inversor forma con los mismos valores que conforman un índice bursátil determinado y dando a cada acción la misma ponderación que tiene en el índice.

Cartera de varianza mínima: Cartera diversificada de tal manera que la varianza sea mínima, es decir que se elimine el riesgo específico de cada activo individual.

Casar operaciones: Cuando se reciben órdenes de compra y venta referentes al mismo número de valores y precio se "casa" una operación, satisfaciendo las demandas de unos con las ofertas de otros.

CEBES: Certificados de Depósito del Banco de España. El Banco Central de nuestro país subasta unos depósitos que se utilizan para fijar la política monetaria, ya que decide la cantidad de dinero a inyectar en la economía del país y su precio.

Cédula hipotecaria: Títulos que tienen como garantía la totalidad de los créditos hipotecarios concedidos por la entidad que los emite.

Chart: Gráfico que representa la evolución de las cotizaciones de un título, reflejando los cambios de su precio en función del tiempo y comparándolo con su volumen de contratación.

Chicharro: Valores con un índice elevado de riesgo, muy volátiles y de escasa liquidez debido a la baja estabilidad económico-financiera de las sociedades que los emiten.

CNV: Comisión Nacional del Mercado de Valores. Entidad de derecho público con personalidad jurídica propia encargada de supervisar e inspeccionar el mercado bursátil, autorizar la admisión de valores a cotización, proponer la autorización de sociedades y agencias de valores, velar por la transparencia y por la protección del inversor, supervisar e inspeccionar el mercado de derivados y difundir la información.

Cobertura: Es una operación que pretende reducir los distintos riesgos de una inversión. Los productos derivados son utilizados habitualmente con este fin.

Coeficiente de correlación: Es una medida estadística que trata de medir la relación entre dos variables, oscila entre -1 y 1, siendo el signo, la dirección de la relación (proporcional o inversamente proporcional) y la cifra, la magnitud de la relación.

Coeficiente de Determinación: Es el cuadrado del coeficiente de correlación, mide la independencia entre dos variables y oscila entre 0 y 1, el 0 muestra independencia y el 1 lo contrario.

Commodity: Término anglosajón que se aplica a todo producto vendido a granel, a menudo se vende en los mercados financieros. Los más comunes son el oro, el café, el petróleo, etc.

Compra a Crédito: También se conoce como compra apalancada. Al realizar una inversión, se desembolsa sólo parte de su precio y se obtiene un préstamo por la cuantía restante.

Conservador: Prudente, tener una estrategia de inversión adversa al riesgo cuya prioridad es la conservación del capital.

Contratación: Negociación resultante de las operaciones de compra y venta de títulos en un mercado.
Contrato de futuros: Ver Futuros.

Contrato forward: Un contrato en el que un vendedor acuerda entregar una mercancía determinada a un comprador en una fecha futura. Al contrario que los contratos de futuros (que se llevan a cabo a través de una cámara de compensación), los contratos forward se negocian en privado y no están estandarizados.

Consolidación: Operación mediante la cual se convierte un conjunto de créditos con distintos vencimientos en un único crédito con una nueva fecha de vencimiento.

Corretaje: Comisión como pago por los servicios prestados por un intermediario.

Corro de contratación: Sistema de contratación tradicional en el que se negocian los valores menos líquidos de la bolsa. Los intermediarios se reúnen físicamente en el parqué y realizan las compraventas a viva voz, que son anotadas por un empleado de la bolsa.

Coste/beneficio, análisis: Método de evaluación de inversiones que consiste en establecer una relación entre el beneficio derivado de una inversión y el coste correspondiente a dicha inversión.

Coste de oportunidad: Mayor rentabilidad y/o valor intrínseco o menor precio que podría haber proporcionado otra alternativa de acción.

Coste de reposición: El coste si un activo fuese reemplazado hoy.

Coste del capital: Rentabilidad que el accionista de una empresa espera obtener de su inversión en acciones de la empresa y, por tanto, es el coste que la empresa deberá satisfacer a sus accionistas bien por vía dividendos o bien por vía plusvalías.

Cotización: Precio de mercado de un activo.

Covarianza:
Medida estadística utilizada para valorar la relación entre distintas variables.

Crack bursátil: Término utilizado para referirse a una rápida caída de todos o gran parte de los valores que cotizan en una determinada Bolsa.

Crédito: Contrato por el cual una persona física o jurídica obtiene temporalmente una cantidad de dinero de otra a cambio de una remuneración en forma de intereses. Llegado el momento del vencimiento deberá devolver el montante inicial.

Cuenta de Pérdidas y Ganancias: Estado contable de una empresa en el que se reflejan los ingresos y gastos que ha tenido la misma durante un determinado ejercicio o periodo de tiempo. De la diferencia entre ingresos y gastos se deduce el beneficio, que también aparece en dicha cuenta.

Cupón: Proviene de los antiguos títulos físicos de donde había que recortar un cupón para cobrar los dividendos o derechos de suscripción. Hoy en día se denominan así los pagos o intereses que paga un título valor.

Cupón cero: Característica de algunos títulos de renta fija que no pagan intereses durante la vida del título, suelen ser a corto plazo y emitirse al descuento.

Notas Relacionadas

¿Cómo identificar la próxima industria ganadora?

En la siguiente columna se explica que consideraciones deberíamos tener al analizar cada sector o industria.

11 cosas que todo inversor debe saber sobre el SyP 500

Esto es lo que es el índice S&P 500, cómo funciona y qué compañías incluye.

La diferencia entre Economía y Finanzas

Aunque a menudo se enseñan y se presentan como disciplinas muy separadas, la economía y las finanzas están interrelacionadas e informan y se influyen entre sí. Los inversores se preocupan por estos estudios porque también influyen en los mercados en gran medida. Aquí echamos un vistazo a las finanzas y la economía, lo que pueden enseñar a los inversores y cómo difieren.