1. Inicio
  2. Merval Argentino…

Merval Argentino Estadounidense en marcha

Nuestro Gurú nos cuenta qué nos deparará el Merval durante el último trimestre del año.

El Merval argentino cierra la primera semana de septiembre con una pérdida acumulada del 3% por el período de 8 meses.

Las razones de las bajas ya son de conocimiento público y están relacionadas a la crisis de confianza que generaron las decisiones del gobierno sumado a la sensación que reinaba en la city porteña de que el Estado estaba corto de dólares para afrontar sus compromisos financieros.

Esta tormenta se encuentra lejos de terminar, pero antes de que vuelva a aparecer, Argentina consiguió oxígeno. Un oxígeno importado de la nueva y vieja madre patria, los Estados Unidos.

Hace unos días se iniciaron las negociaciones con el FMI, para revisar el monto del Stand By otorgado y la posibilidad de revisar y mejorar los puntos en el memorando de entendimiento para que Argentina sea un país viable y comience a dar certidumbre en los mercados financieros.

Adicionalmente a estas gestiones nos encontramos con un fuerte apoyo al Gobierno del Presidente de los argentinos, otorgado por una de las personas más importantes del mundo, el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Que Donald Trump afirme que confía en el liderazgo de Macri para afrontar la difícil situación económica y financiera del país, y que recomiende al FMI fortalecer las políticas monetarias y fiscales de Argentina, resultaron determinantes para el renacer del optimismo en los mercados.

Estas dos situaciones explican el porqué del rebote alcista de los mercados financieros argentinos y la baja del tipo de cambio de 42 a 38 pesos.

¿Qué nos deparan los mercados ante este nuevo escenario?

Durante el último trimestre del año, veremos un Merval retomando la senda alcista, pudiendo alcanzar los 35.000 puntos básicos a diciembre.

La única variable que puede torcer el rumbo es lo que pase en nuestro país vecino, Brasil.

La agresión al candidato Jair Bolsonaro, candidato de perfil de extrema derecha a Presidente en medio de una campaña política hace que estemos más atento al escenario electoral de Brasil.

En mi opinión, estimo que Brasil seguirá contando con un poder ejecutivo pro mercado, si bien será una elección difícil, no creo en la vuelta del populismo.

En función a las encuestas presidenciales, se moverá la economía brasilera y el tipo de cambio del real brasilero. Una eventual devaluación del real podría llevarnos a una nuevo disparo del dólar aquí en Argentina.

En materia de economía argentina, nos encontraremos con políticas de achicamiento del gasto público y más austeridad.

El cierre del año estará marcado por la reapertura de paritarias y prestando suma atención a la inflación y a planchar el tipo de cambio entre los 40 – 42 pesos.

La mayor preocupación del Estado argentino hasta fin de año debe ser dar certidumbre a los mercados, aprobar un presupuesto creíble y razonable y evitar la conflictividad social.