1. Inicio
  2. Moody’s alerta de que el…

Moody’s alerta de que el "caso Odebrecht" está frenando la inversión en América Latina

Los sectores de infraestructuras y energía son los más lastrados por el escándalo de la constructora brasileña, según la agencia de calificación crediticia

El caso Odebrecht no solo mina la confianza ciudadana en las instituciones de media América Latina. La agencia de calificación de deuda Moody's advierte de que este enorme escándalo de corrupción con origen en Brasil pero tentáculos en México, Colombia, Argentina, Ecuador o Perú está teniendo un importante impacto negativo sobre la inversión en infraestructuras y energía en América Latina. Y afecta negativamente a empresas, Gobiernos y bancos de la región. El aviso de la calificadora no debería caer en saco roto: junto con Fitch y Standard & Poor's, dicta sentencia regularmente sobre la salud crediticia de corporaciones públicas y privadas. Y sus decisiones abren o cierran el grifo de los mercados de deuda.

"Varias concesiones de infraestructuras se han detenido y tendrán que ser relanzadas en el futuro por el escándalo de corrupción de Odebrecht", apunta Adrian Garza, vicepresidente de Moody's, en una nota publicada este miércoles. "Las barreras legales y administrativas retrasarán estos proyectos en 12 o 24 meses", añade.
El caso Odebrecht ha salpicado a un gran número de líderes políticos latinoamericanos; ha obligado a la justicia peruana a dictar una orden de detención contra el expresidente Alejandro Toledo (2001-2006); ha salpicado a otro expresidente peruano, Ollanta Humala; está a punto de llevar al mandatario colombiano Juan Manuel Santos al Consejo Nacional Electoral de su país para dar su versión sobre los sobornos supuestamente dados por la constructora con sede en Salvador de Bahía para su candidatura presidencial de 2014; y ha resquebrajado el mito del expresidente brasileño Luiz Inázio Lula da Silva (2003-2010). Entretanto, los tribunales estadounidenses han impuesto a Odebrecht la multa más alta de la historia en un caso de sobornos: 2.600 millones de dólares.

Según los datos de la agencia estadounidense, un importante número de proyectos —desde oleoductos hasta infraestructuras para la navegación interior— han sido cancelados en Colombia, Perú y Panamá, tres de los países que más han sido sacudidos por el escándalo de corrupción en la constructora brasileña. Y las investigaciones, destacan los técnicos de Moody's, están en marcha en México. "Las repercusiones ya se están dejando sentir en toda la economía [de la región] y han contribuido a las recientes reducciones de las perspectivas de crecimiento de estos países", avisa la calificadora. Además, advierte, "las empresas que participan de esos proyectos están sufriendo presiones del lado del flujo de caja y los bancos que han prestado o están directamente involucrados están confrontando riesgos más altos".

La ralentización o incluso cancelación de muchos de estos proyectos en ciernes frenará, según Moody's, el ritmo al que los países del subcontinente americano están cerrando la brecha de infraestructuras con los países ricos, que a su vez ejerce de lastre sobre el crecimiento económico. "Incluso antes de que el escándalo de Odebrecht saliese a la luz, la inversión en este ámbito era insuficiente, y las cancelaciones de proyectos se añaden a los problemas que ya enfrentaban los desarrolladores de infraestructuras: crecimiento económico lento en buena parte de la región, creciente presión fiscal que limita el desembolso de dinero público y riesgos de tasas de interés y tipo de cambio", subrayan los especialistas de la agencia de rating.

Algo más optimista es la visión de Moody's en el largo plazo. "El escándalo ha arrojado luz sobre un desafío mayúsculo y llevará a la región a reforzar sus procedimientos anticorrupción. Y todos los proyectos de infraestructuras se beneficiarán de la mayor transparencia", augura. Para que eso llegue, primero tendrá que aflorar en su totalidad un enorme caso de corrupción del que solo se ha hecho visible una pequeña parte

Fuentes: El País