1. Inicio
  2. Nueva herramienta de…

Nueva herramienta de análisis de activos

Seguimos repasando indicadores que ayudan a decidir en qué activos invertir. Es el turno de entender qué es el Price-to-Book Value (PBV).

El Price-to-Book Value (PBV) es un ratio bursátil que mide la relación entre el precio al que cotizan las acciones de la compañía, con su valor contable. Es decir, PBV = Precio del Mercado / Activos totales – Pasivos Totales. Además, refleja el precio de liquidación de una empresa en el caso que tuviera que vender sus activos y devolver el dinero a sus accionistas.

El resultado del indicador puede ser:

A) Inferior a 1, donde el precio al que cotiza la compañía es inferior a su valor contable. En este caso podríamos estar ante una oportunidad de compra, aunque en muchos casos se debe a un deterioro en el valor real de sus activos no reflejado en la contabilidad.

B) Igual o en torno a 1, ya que la empresa cotiza a un precio aproximado a su valor contable.

C) Superior a 1, el precio de cotización está por encima de su valor contable. Esto suele ocurrir en la inmensa mayoría de los casos.

Conclusión: De esta forman mientras menor sea el valor del PBV, mayor la probabilidad que las acciones estén subvaluadas, es decir su valor de mercado actual se ubica por debajo de su valor potencial, mientras que cuanto mayor sea el resultado lo más probable es que el mercado haya sobrevaluado el precio de la acción (hay un sobreprecio en la acción).

Al igual que con el Price-to-Earnings ratio (PER), lo mejor es comparar los distintos Precios Valor Libro con empresas pertenecientes al mismo sector (eléctricas, financieras, telecomunicaciones, etc).

Sin embargo, el PBV tiene ciertas desventajas. Por un lado, si el precio de una acción se ha visto afectado en el corto plazo por la tendencia del mercado, puede afectar el análisis. Este ratio también suele distar mucho del valor real de una compañía, ya que el valor de una empresa suele estar más influenciado por su capacidad de generar beneficios en forma de flujos de caja a los accionistas, que por su valor patrimonial. Además, el valor contable, en muchos casos, no refleja el valor real de los activos de la empresa.

A pesar de esto, el PBV es una gran herramienta para valorar en dónde invertir, ya que nos dará una idea aproximada del valor patrimonial de la compañía.

Veamos un ejemplo

En el siguiente cuadro comparamos el PBV de tres de los principales bancos que cotizan en el Merval:

Fuente: Bloomberg

Como pueden ver, las recientes caídas de las acciones argentinas (especialmente los bancos y Grupo Supervielle a la cabeza) provocaron una fuerte caída de los PBV. Si comparamos los tres ratios, podemos concluir que Grupo Supervielle ([SUPV.BA]) es la acción más barata respecto a sus comparables Banco Macro y Galicia.