1. Inicio
  2. Pesos vs Dólar: Houston we…

Pesos vs Dólar: Houston we have a problem

El gasto público, ¿para cuando?

Argentina ha decidido dar lucha contra la inflación apoyándose fundamentalmente en herramientas monetarias. Entiende que el origen de este mal surge de dicha política y que mejor para combatirla que tasas de interés altas, con la moneda local apreciándose y provocando una iliquidez que enfría bruscamente la economía y frena la inflación.

Lamentablemente, nunca se ha encarado un ajuste del gasto público, que es lo único que a la larga va a permitir que el país se estabilice en su frente económico.

Este proceso transfiere enormes ganancias a los sectores que invierten sus fondos en tasa de interés, desde la producción, la industria, el campo y el trabajo.

Mucho se habló de los futuros del dólar del final de la era de CFK, pero poco se habla de la tablita de Sturzenegger, que regala tasas del 20 al 30% anuales en dólares. Recordemos que la plata que regala no es de él. Sale de los impuestos o del endeudamiento, es decir, lo pagan todos los ciudadanos. ¿Tiene derecho a redistribuir riqueza a su antojo, bajo la excusa de que la inflación es el peor impuesto y más regresivo?

En los 80s el exceso de petro dólares depositados en los bancos internacionales, facilitó el acceso al crédito a los Gobiernos emergentes, lo que llevo al desastre a Argentina.  En los 90s, el acuerdo de Washington premió a quienes hicieron las reformas de primera y segunda generación con acceso a los mercados de capitales. Otra vez deuda para financiar gasto público, moneda local que se aprecia y desastre.

Los 2000 nos encontraron en default y crisis. Y eso nos salvó de endeudarnos en la década de mayor liquidez en la historia mundial. Ahora, volvemos a endeudarnos en los mercados mundiales para financiar un déficit fiscal insostenible. 

El final es de manual...

Difícil conseguir inversión con el tipo de cambio tan alto y la presión fiscal por las nubes. Solo llega capital golondrina que viene a explotar la renta financiera y se va apenas hay ruido.  El actual presidente viene de la rama industrial y sabe perfectamente el daño que produce este dólar "atrasado". ¿Cuál es el objetivo?
Y aun con un rebote técnico del PBI en este año y proyectos de obra pública, lo único que da trabajo genuino es la inversión privada. Y esta necesita de condiciones diferentes a las actuales para radicarse y desarrollarse.

El país vuelve al pasado y con los mismos protagonistas en materia monetaria. Las segundas partes nunca fueron buenas. Igual festejamos la salida del gobierno de CFK, autoritario y corrupto y esperamos ansiosos que la justicia actúe. Festejamos que haya un viento fresco de institucionalidad y honestidad. Pero si la gente no tiene trabajo, y no puede pagar los servicios públicos en franco aumento, es difícil que vuelvan a votar al partido en el poder. 

Nuevamente, después del diluvio, no aprovechamos la oportunidad para emerger.