1. Inicio
  2. ¿Pueden funcionar los coches…

¿Pueden funcionar los coches autónomos con un humano al volante?

Durante años, la cuestión de cómo podrán retomar con seguridad los conductores el control de un coche autónomo ha atormentado a los desarrolladores.

Esta semana, Audi ha lanzado su nuevo modelo A8, equipado con la última tecnología de conducción autónoma. El coche podrá tomar el control en situaciones con tráfico lento en las carreteras, pero el conductor volverá a ponerse al mando cuando el tráfico se despeje o se acelere.

Según concluye el estudio del profesor Neville Stanton de la Universidad de Southampton, un conductor concentrado tarda "cerca de 30 segundos" en retomar el control del vehículo después de haber estado ocupado durante tan sólo 10 minutos en otras actividades, como leer un libro o ver la televisión.

Los niveles de autonomía se clasifican en una escala del cero al cinco, donde el cero implica que no existe ninguna conducción autónoma y el cinco significa que el vehículo puede tomar el control en cualquier carretera y con cualquier clima.

Muchos coches en circulación tienen un sistema de nivel uno, como la velocidad de crucero o los avisos al salir del carril.

En la actualidad, fabricantes de coches como Mercedes y Tesla cuentan con sistemas de nivel dos. Esto permite que el coche se conduzca solo en autopistas, pero el conductor debe estar pendiente siempre de la carretera, dispuesto a tomar el volante en cualquier momento.

El sistema de nivel tres de Audi va un paso más allá. "El conductor puede soltar las manos del volante de forma permanente. Sólo tienen que ser capaces de recuperar la responsabilidad cuando el sistema le avise", informa Audi.

Algunos fabricantes de coches, como Volvo, consideran este sistema muy peligroso y prefieren centrarse en el desarrollo de un vehículo completamente autónomo que no requiera de la interacción humana.

Ford tiene un punto de vista similar y está trabajando para desarrollar un taxi totalmente autónomo para 2021. Por su parte, Land Rover también ha prometido que sólo lanzará sistemas autónomos cuando estén completamente preparados. Waymo, la unidad de Alphabet (la empresa matriz de Google) que trabaja en un coche autónomo, también busca una autonomía completa.

Los vehículos que sean autónomos en su totalidad salvarían vidas porque eliminarían los errores humanos, que son los causantes de más del 90% de los accidentes de tráfico.

Sin embargo, los defensores de los coches parcialmente autónomos afirman que sus sistemas también salvan vidas. Elon Musk, de Tesla, insiste en que el piloto automático que desarrolla la compañía, cuya producción se ha reducido desde el accidente mortal del año pasado, es más seguro que el conductor humano medio.

Audi también sostiene que su sistema es totalmente fiable. El sistema operará a baja velocidad, por debajo de los 60 km/h, y sólo continuará activo si el sensor del coche puede detectar las marcas y los guardarraíles que dividen una carretera.

Cuando se superen los 60 km/h, el tráfico se disperse o se pierda la visibilidad de las marcas, el sistema avisará al conductor para que agarre el volante, dándole 10 segundos para retomar la responsabilidad. El coche también cederá el control si el mal tiempo empeora la visibilidad o si los sensores detectan a un peatón en la carretera. Además, una cámara interna vigilará al conductor para evitar que se duerma.

Cadillac utilizará un sistema similar en su tecnología Super Cruise, que lanzará el año que viene.

Aun así, Stanton opina que resultará complicado mantener la atención del conductor. El británico cree que los conductores encontrarán tediosa la tarea de fijar la mirada en la carretera mientras sus coches circulan por un atasco.

Fuentes: Expansión