1. Inicio
  2. ¿Ronaldo se muda a Italia…

¿Ronaldo se muda a Italia por razones fiscales?

A la hora de estructurar un patrimonio ¿qué cosas debemos plantearnos?

A la hora de estructurar un patrimonio, la primera pregunta que se debe plantear - respecto de cada activo que lo integra - es si resulta más eficiente que el mismo quede en efecto dentro de ese patrimonio o si, por el contrario, sería ventajoso transferirlo o aportarlo a un trust o estructura similar.

Obviamente, en el caso de los bienes que se decida mantener dentro del patrimonio personal/familiar, habrá que asegurarse que los mismos sean correctamente declarados ante la autoridad fiscal del país de que se trate y que se paguen todos los impuestos correspondientes.

Si, una vez que el cliente en cuestión ha analizado que hacer con cada activo y ha determinado – junto con asesores – la estructura patrimonial que mejor se adapte a sus necesidades y objetivos, aún no está conforme con el nivel de impuestos que tendrá que abonar, la única opción que esta persona tendría sería la de establecer su residencia fiscal en un país donde se sienta cómodo respecto del nivel de impuestos a pagar, lo cual es perfectamente posible siempre y cuando el cliente está dispuesto a dejar su país para mudarse a otro. Ello porque, contrariamente a lo que muchos piensan, el tener nacionalidades adicionales a las del país de residencia original no suma absolutamente nada a los efectos de la planificación patrimonial. Inclusive, podría restar. Ello es así ya que, salvo en los casos de Estados Unidos y Eritrea (más algún otro que me puedo estar olvidando), los sistemas tributarios están basados en el concepto de “residencia” y no de “nacionalidad”. Esto quiere decir que uno no paga impuestos de acuerdo con la nacionalidad que posee sino de acuerdo al país en el cual reside.

Aclarado ello, esto es exactamente lo que entendemos sucedió a Cristiano Ronaldo, quien además tuvo no pocos problemas con las autoridades fiscales españolas.

Leer más Planificación Patrimonial para deportistas de elite... y no tanto

¿Cómo adquirir una nueva residencia fiscal?

Adquirir la residencia fiscal en un tercer país no suele ser algo muy complejo y en realidad es lógico que no lo sea: ¿qué país se va a oponer a agrandar su base de contribuyentes?

Hay países que han visto en esto un negocio y promueven que extranjeros se instalen allí, facilitando el proceso lo más que se pueda; y hay otros que no.

Entre los primeros, cabe destacar a Malta, Suiza, Italia, España, Uruguay, Panamá, varias jurisdicciones del Caribe y hasta inclusive Estados Unidos. En general, estos países exigen que se cumplan las siguientes condiciones a los efectos de considerar a un extranjero como residente fiscal:

  1. Que permanezca una cantidad mínima de días por año en el territorio de dicho país;
  2. Que establezca su centro de vida o centro de intereses económicos en dicho país; o
  3. Que realice una inversión económica de cierta envergadura.
Mientras algunos países ofrecen ventajas impositivas a sus nuevos residentes (tasas más bajas, exoneraciones, plazos de gracia, etc.), otros no lo hacen. Veamos, ahora si, que ventajas ofrece Italia a CR7 (y a cualquier extranjero que decida radicarse allí).

Leer Mudanza Internacional: The ultimate wealth structuring tool

Las ventajes de ofrece Italia

El 8 de marzo de 2017, la autoridad fiscal italiana introdujo una serie de modificaciones al régimen legal aplicable a residentes no domiciliados en el país.

El objetivo de estas modificaciones fue claramente el de atraer personas y familias de alto patrimonio.

Tras dichas modificaciones, el sistema ofrece – con algunas excepciones - un impuesto alternativo al impuesto a las ganancias para ingresos obtenidos fuera de Italia por parte de personas extranjeras que han mudado su residencia fiscal a Italia. El monto a abonar por año es de 100.000 euros (más 25.000 euros adicionales por miembro de la familia). Esta opción puede extenderse hasta un máximo de 15 años.

El sistema está ligado a las normas migratorias, de modo que un ciudadano extranjero puede obtener una visa de inversión básicamente en los mismos casos que vimos para España.

En el caso de Cristiano Ronaldo, esto en la práctica implica que si bien no va a tener una ventaja impositiva con relación a su salario, va a pagar solo 100.000 euros por ingresos obtenidos fuera de dicho país, léase ingresos comerciales por publicidad, merchandising, imagen e intereses (lo cual no es poco).

En definitiva, y pese a lo que puede verse a simple vista, estamos ante un clarísimo ejemplo donde la mudanza de un país a otro genera una ventaja patrimonial importante, todo dentro del marco legal.

¿Lo imitará Messi?

Fuentes: FundsSociety