Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

Qué es el coaching financiero y para qué sirve

Guadalupe Barriviera

El coaching financiero enfrenta un difícil desafío en Argentina: crisis recurrentes, decepciones falta de cultura financiera.

Cada día se ve y se escucha más la palabra “coaching”. Ahora bien, aplicado al mundo de las finanzas, el coaching apunta a la psiquis, a las creencias más profundas que tienen los individuos a la hora de ahorrar y tomar sus decisiones de inversión.

Como disciplina, el coaching financiero enfrenta un doble desafío en Argentina: la historia de crisis recurrentes, con devaluaciones, inflaciones y sus consecuentes decepciones arraigadas en la mente de los inversores, y la poca cultura financiera que tienen los habitantes del país.

En efecto, el 29% de los argentinos declaró haber ahorrado dinero en los últimos 12 meses, solamente 8 productos o servicios financieros son conocidos por más del 50% de la población, y un 49% eligió algún producto financiero en los últimos dos años, según la última encuesta de medición de capacidades financieras en Argentina, realizada por CAF -Banco de Desarrollo de América Latina-, en colaboración con el Banco Central de la República Argentina (BCRA), entre el 14 de marzo y el 19 de abril de 2017. La muestra tiene representatividad nacional y un margen de error de +/- 2,8%.

Según el mismo estudio, Argentina tiene un puntaje de educación financiera de 11,5, lo que ubica al país en el puesto 37 de 39 economías medidas. Además, tiene el menor puntaje entre los seis países de la región también estudiados por CAF (Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú), tanto en conocimiento como en comportamiento y actitud financiera.

El rol del coaching

“El conocimiento de finanzas que tienen los argentinos es bastante bajo, y esto es así inclusive a nivel profesional. Es necesario aportar una visión integral y que el individuo empiece a pensar para qué ahorra y cuánto tiene que ahorrar”, explica Marcelo Otermin, gerente de inversiones de ICBC Investments, que este viernes 10 dará una charla sobre planificación financiera personal en la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT).

“El argentino medio sufrió grandes períodos de inflación, defaults, déficit fiscal, devaluaciones, bajo crecimiento, alto desempleo, informalidad laboral, pobreza y desigualdad crecientes. Hay una palabra que resume todo esto: crisis”, aporta desde Clínica Financiera, Nicolás Roset.

“Los argentinos -agrega- estamos acostumbrados a vivir en crisis y con desequilibrios económicos. Desde 1950 hasta la fecha, la Argentina es la segunda nación con más recesiones acumuladas y se pueden enumerar varios hechos, como las dos hiperinflaciones en 1989 y 1990, el efecto Tequila en 1995, la depresión de 2001, la crisis financiera internacional en 2008 y las sucesivas devaluaciones con recesión en 2012, 2014, 2016 y 2018”, enumera.

Sin embargo, el coaching financiero se propone alcanzar el objetivo de la libertad financiera. A través de esta disciplina, “podemos reconocer las creencias limitantes que tenemos con el dinero para potenciarlas y cambiar la situación”, indica Aldo Lozano, presidente de Inbel.

“Todos tenemos creencias y no todas son las adecuadas. Si la forma de pensar no se ajusta a una buena salud financiera, ¿cómo vamos a lograr su autonomía?”, se pregunta Lozano, contador público con un posgrado en estadística matemática y especializado en coaching financiero.

Como disciplina, el coaching financiero apunta a que la relación de cada individuo con el dinero sea más sana y estable, ya que el desorden en las finanzas no es una situación que pueda prolongarse indefinidamente.

“Las deudas y la crisis financieras en un hogar son situaciones que le tocan hasta al más alto ejecutivo, y si no se enfrentan a tiempo, pueden traer grandes pérdidas y desajustes en la integridad familiar. Son pocos los que se atreven a hablar de este tema, y muchas veces parece un tabú”, dispara Lozano.

En la escuela nos han enseñado por ejemplo historia, matemática y lengua, que son asignaturas elementales para el desarrollo y formación de una persona. Pero se ha obviado una materia que es transcendental en el día a día nuestro: es la asignatura de finanzas personales y la administración del dinero”, señala Roset. “Cuestiones básicas como cómo administrar nuestro dinero, cómo invertir nuestro excedente y cómo generar hábitos de ahorro, a medida que uno crece en la vida, son de vital importancia para alcanzar nuestras metas y desarrollarnos como individuos”, agrega.

Por su parte, Aldo Lozano señala que “el coaching financiero nos ofrece una serie de estrategias para que podamos organizar nuestras finanzas, construyamos patrones de riqueza y bienestar, y avancemos hacia el cumplimiento de nuestras metas. Su metodología se basa en la aplicación de herramientas del coaching genérico, orientadas al desarrollo de las personas, su libertad financiera, el manejo de las finanzas familiares, la realización de una planificación financiera personal y la educación financiera de los hijos, para conseguir los objetivos económicos propuestos”.

“El hecho de que, como argentinos, hayamos atravesado distintas crisis, provocó un sesgo muy fuerte hacia la inversión en ladrillos, por ejemplo. Pero este tipo de inversión fluctúa igual que las demás en términos reales. Sin embargo, es considerada una inversión conservadora, cuando es una de las más arriesgadas”, asegura Otermin, desde ICBC Investments.

Es que lo psicológico es “central en las inversiones y en su resultado. Lo que se necesitan son decisiones racionales y disciplina”, completa el experto.

“Un asesor financiero, básicamente lo que hace es armar carteras de inversión. En cambio, el coach financiero va a cuestiones más profundas, que tienen que ver con las creencias del individuo a la hora de invertir: el asesor te da el pescado, pero el coach financiero te da la caña para aprender a pescar”, ilustra a manera de conclusión, Nicolás Roset.

Puede interesarte...