Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

Caución bursátil: Ejemplo de endeudamiento financiero

Miguel Zielonka

Nuestro Gurú nos trae una ejemplo del uso de apalancamiento financiero para inversión.

Veamos una aplicación práctica del uso de apalancamiento financiero para inversión. En nuestro mercado, una alternativa muy difundida para colocar o tomar fondos a través del mercado de capitales es la caución bursátil.

Básicamente, un inversor que tiene un exceso de fondos de corto plazo en su cuenta comitente en un agente de mercado decide colocarlo por un plazo determinado a cambio de una tasa de interés, mientras otro inversor que quiere hacerse de liquidez paga por el uso de esos fondos.

Además, se trata de una operación con garantía ya que el tomador de fondos tiene que tener algún activo líquido en su cuenta (bonos, acciones, letras, etc.) que debe dejar en garantía hasta tanto los fondos sean devueltos al colocador.

Las tasas de caución bursátil se determinan por oferta y demanda y varían de manera constante en el mercado dependiendo de los plazos operados y de las condiciones de liquidez, pero una tasa indicativa en estos momentos se encuentra en el rango de 42 a 47% nominal anual.

De modo que un inversor con una cuenta comitente abierta en un agente tiene la posibilidad de invertir utilizando fondos de terceros, siempre y cuando una parte de su capital invertido esté colocado en activos líquidos que sirvan de garantía en la caución.

En la medida en que el inversor considere que tiene inversiones con rendimientos superiores al 47% (el costo de la caución) puede tomar riesgo por un monto mayor al de su capital propio.

Sin embargo, el lector a esta altura es un experto en apalancamiento financiero y debe entender que al tomar deuda los resultados se magnifican: una buena inversión tiene mejor rendimiento, pero una mala inversión genera una pérdida amplificada.

El primer riesgo a considerar es el de mercado, ya que la decisión de invertir apalancado se tomó en base a un pronóstico de rendimiento del activo comprado (superior al menos en los papeles que el 47% del costo de caución en nuestro ejemplo) pero que en la práctica puede darse o no.

Además, aún calzando la moneda del crédito y tomando deuda a tasa fija, el corto plazo de la caución implica que al vencimiento o se liquida el activo en el que se invirtió o se renueva la caución en condiciones de tasa y plazo que no se conocen (este riesgo se llama riesgo de refinanciación).

Como aclaración final, el uso de apalancamiento financiero es una estrategia agresiva, para inversores más sofisticados y con más experiencia en el mercado. No es recomendable para un inversor con perfil conservador. Cada uno de nosotros debería realizar un test del inversor para conocer nuestro perfil como inversores y adaptar las decisiones a nuestras circunstancias.

Ante cualquier duda, consulte a su asesor financiero amigo.

Puede interesarte...