Iniciá sesión
ó ingresá con
Registrarse Recuperar contraseña
Registrate para continuar
Registrate ó registrate con Ya estás registrado?
Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

El método del impuesto diferido

Yanina Beade

Te explicamos en qué consiste el método del impuesto diferido para que entiendas mejor el tratamiento contable del Impuesto a la Ganancias.

Para entender en qué consiste este método debemos tener presente que el resultado impositivo puede ser distinto del resultado contable, pues tienen objetivos distintos.

Decimos que mientras:

  • El balance contable busca representar una realidad económica teniendo en cuenta las normas contables profesionales, las cuales parten de una definición de un modelo contable.
  • En el balance impositivo o fiscal el objetivo que se busca es otro, tratar de alcanzar una de las exteriorizaciones de la capacidad contributiva, específicamente: la renta y su relación para facilitar la fiscalización. Por ejemplo, cuando se coloca un tope a la deducibilidad de un gasto o cuando se determina algún hecho o se solicitan ciertos requisitos para reconocer gastos y no se ajusta precisamente al concepto de devengado.

A su vez la ley de Impuesto a las Ganancias forma parte de un Sistema Tributario, por cuanto también encontramos dentro de su normativa ciertas exenciones que buscan muchas veces favorecer al sector que incluya dicha exención.

De lo dicho hasta aquí se segrega que:

Tipos de diferencias

Las diferencias en el tratamiento de los resultados se pueden clasificar en 4 grupos:

  1. Ganancias impositivas que no son reconocidas contablemente. Por ejemplo, los intereses presuntos. Se suman a la ganancia contable para llegar al resultado impositivo.
  2. Gastos reconocidos impositivamente pero no contablemente. Por ejemplo, existió la ley de promoción de inversiones donde se podían amortizar los bienes de uso en 100% si se trataba de bienes para la producción. No pagaban impuestos. Se restan al resultado contable para determinar el resultado impositivo.
  3. Ganancias contables que no están gravadas por el Impuesto a las Ganancias. Por ejemplo, los reintegros por exportaciones que se encuentran contabilizados como una ganancia pero no están alcanzados por el impuesto a las ganancias. Se restan al resultado contable para determinar el resultado impositivo.
  4. Gastos contables no deducibles en el Impuesto a las Ganancias. A veces se ponen topes o no se permite su deducción como gasto para determinar el resultado impositivo, por ejemplo la deducibilidad de los gastos de automóvil, ciertos intereses bancarios R (-) en alguna oportunidad también tenían un tope, los honorarios a directores, los incobrables devengados pero que no tienen los requisitos necesarios para deducirlos. Se suman al resultado contable.

A su vez estas partidas o diferencias, se clasifican en:

  • Temporales: Aquellas que podrán ser deducidas o alcanzadas por el Impuesto en un ejercicio fiscal y contablemente en otro ejercicio fiscal, o viceversa. Es decir, que en el tiempo, ya no hablando de un período fiscal, seguirán la misma suerte. El efecto es temporal.
  • Permanentes: Las que se mantendrán en el tiempo. Si es una ganancia impositiva que no se reconoce contablemente, no se van a regularizar en el tiempo.

Impuesto diferido activo vs. pasivo

Hecha esta introducción podemos decir que el impuesto diferido puede ser activo o pasivo:

  • Se habla de un impuesto diferido activo (o débito) cuando el contribuyente debe pagar un mayor impuesto en un determinado período pero lo puede compensar en los períodos siguientes. Son las cantidades de impuestos de renta a recuperar en ejercicios futuros relacionadas con las diferencias temporales deducibles y con la compensación de pérdidas de ejercicios anteriores que no han sido deducidas fiscalmente.
  • Por el contrario, un impuesto diferido pasivo (o crédito) se da cuando el contribuyente paga un menor impuesto en un determinado período pero debe pagar el impuesto restante en los períodos siguientes. Son las cantidades de impuestos de renta a pagar en ejercicios futuros relacionadas con las diferencias temporales gravables.

Gráficamente podemos expresarlo:

Un ejemplo práctico

Analizaremos de forma didáctica un ejemplo, donde se aclara que se no se considera el efecto inflación para su mejor interpretación.

El impuesto diferido activo se contabiliza en las cuentas del activo, y el impuesto diferido pasivo, en las cuentas del pasivo; ambas con efecto en resultados.

  • Al 31 de diciembre del año siguiente se realiza la misma operación, de manera que, si del cierre al 31 de diciembre de 2018 traíamos un impuesto diferido pasivo de $60.000.000, y al cierre de 31 de diciembre de 2019 tenemos un impuesto diferido pasivo $100.000.000, se tendría que incrementar el impuesto diferido pasivo en $40.000.000, con una contrapartida de gasto que afecta resultados.
  • En el caso en el que el 31 de diciembre de 2018 el impuesto diferido pasivo presentara un saldo de $180.000.000, se tendría que disminuir el pasivo por $80.000.000, con una contrapartida con efecto ingreso en resultados.

Puede interesarte...