18/3/2024 - Economía y Finanzas

Bitcoin alcanza nuevos máximos

Por Horacio Gustavo Ammaturo

Bitcoin alcanza nuevos máximos

Opuestamente a los vaticinios de algunos popes de las finanzas, tales como Warren Buffet o Bill Gates, la alternativa de inversión diseñada durante la generación de los millennials y seguida de cerca por todas sus sucesoras, superó sus máximos históricos pasando los 72.000 dólares por unidad.

Un poco de historia.

Presentado por correo electrónico a un grupo de fanáticos en criptografía durante el mes de noviembre del 2008, le tomó tres meses para que su primer bloque, “el génesis” se “minara”, forma en la que sus entusiastas denominan a la función informática de calcular el algoritmo que da orígen a su registro y que evoca un paralelismo con la industria minera, tal vez apelando al inconsciente colectivo, para relacionarlo con algo sólido como un metal y valioso como el oro.

A diferencia de las monedas fiduciarias como el dólar o nuestro peso, que están respaldadas por bancos centrales, el bitcoin está respaldado por un protocolo informático inmutable y extremadamente seguro, que contiene un registro de cada transacción en un libro de contabilidad distribuido, descentralizado y público.

Cuando se transfiere un bitcoin, es necesario validar y agregar un registro digital de esa transacción. Y aquí es donde entran los mineros. Además de colaborar con su generación, legalizan y auditan las transacciones de bitcoins y, como recompensa, reciben bitcoins como pago.

Las promesas de finitud (cantidad fija) y de dificultad creciente de “producción” (halving) fueron suficientes para que su valor evolucione desde centavos en sus inicios hasta que el 9 de febrero de 2011 alcanzó por primera vez la paridad con el dólar. Esto sirvió de impulso y en junio de ese mismo año llegue a valer 10 dólares.

El camino recorrido desde aquellos centavos hasta estas decenas de miles fue largo y sinuoso, con altas y bajas prolongadas, sin embargo, los fundamentos que se presentaron desde su concepción permanecen inalterables y sólidos, finitud y dificultad.

La finitud es clara. Solo existirán 21.000.000 de bitcoin (BTC).

¿Qué es el halving?

Veamos un poco más de cerca cómo se propone la dificultad creciente o halving, por su expresión en inglés que significa dividir por la mitad en alusión a la productividad del minado, lo que es igual a duplicar la demanda de capacidad de procesamiento para su cómputo.

El protocolo de bitcoin prevé en total 32 eventos de halving. Hasta el momento han ocurrido en tres ocasiones, 28 de noviembre de 2012, 9 de julio de 2016 y 11 de mayo de 2020.

Desde aquella recompensa inicial por minar bitcoin que era de ₿50 por procesar un código, la dificultad creciente la llevó en la actualidad a ₿6.25. La última reducción a la mitad se producirá en algún momento del año 2136, y la recompensa se reducirá a 0,00000001 ₿. El último bitcoin entrará en circulación cuatro años después, en 2140.

En algún momento de abril de 2024, la recompensa que reciben los mineros por minar bitcoin (BTC) pasará de ₿6,25 a ₿3,125, con importantes consecuencias para la moneda digital más valiosa del mundo.

Mismo costo, mitad de producción.

Actualmente la minería de bitcoin demanda esfuerzos costosos, con márgenes muy reducidos , dependiendo mayormente del costo de la energía. Perder la mitad de los ingresos de la noche a la mañana sería una pesadilla para cualquier negocio.

Al igual que en el resto de las actividades económicas lo que deja de resolver la productividad lo tiene que resolver el precio.

En cada oportunidad de halving anteriores los mineros, que en definitiva son quienes mantienen vivo al bitcoin, han sido los inversores que apostaron atesorando un activo digital, aún cuando el precio de lo obtenido era insuficiente para afrontar los costos de procesamiento.

Hasta ahora ha valido la pena, sólo con calcular que desde el primer bitcoin a la fecha, su valor aumentó un 116,425,096%.

¿Cuánto más se podría revalorizar?.

En términos generales, el valor de una cosa, es una cuestión subjetiva, es decir, relativa a las personas que la califican. La utilidad, el deseo, la moda o el interés que despierta son determinantes para definirlo.

Si analizamos a los sujetos que tomarán las decisiones,

Los futuros inversores están más familiarizados con las criptomonedas que con los pagarés o cheques, tan difundidos en otras generaciones y hoy pasados de moda.

Reniegan de un sistema bancario poco inclusivo, caro y restrictivo.

Padecen a los intermediarios financieros que cobran comisiones, solapándose una tras otra.

Cuestionan a la política que va en cámara lenta, llega tarde y consume más de lo que aporta.

Y empiezan a conocer el efecto de la devaluación en las monedas soberanas, reduciendo el poder adquisitivo de sus ingresos y ahorros.

Sin significar esto una recomendación, sino solamente una observación del perfil de los inversores de hoy y del futuro es probable que, a largo plazo, el bitcoin se consolide como reserva de valor,

porque lo conocen, lo vieron crecer, se sienten parte de esta alternativa, resuelve aspectos operativos que las propuestas tradicionales tienen pendientes, es transnacional, con lo cual su frontera es el mundo, su adopción como medio de pago reduciría intermediarios y principalmente, su emisión es previsible, en consecuencia nadie podría manipular su base monetaria en el futuro.

Algo difícil de entender para otras generaciones que crecieron entre carpetas, papeles, escribanos y colas en los mostradores de los bancos.


¿Deseas validar esta nota?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

Validado por 0 usuarios
horacio gustavo ammaturo

Horacio Gustavo Ammaturo

Soy Gustavo Ammaturo. Licenciado en Ciencias Económicas. CEO y Director de empresas de infraestructura, energía y telecomunicaciones. Fundador y mentor de empresas de Fintech, DeFi y desarrollo de software. Blockchain Product Designer.

Twitter Linkedin

Vistas totales: 15

Comentarios