6/2/2024 - Economía y Finanzas

Certificación CFA: Desafío, Datos y Recomendaciones

Por Segundo Smith Estrada

Certificación CFA: Desafío, Datos y Recomendaciones

El Chartered Financial Analyst (CFA) es una prestigiosa certificación profesional otorgada por el CFA Institute, luego de completar una serie de 3 exámenes y cumplir con un mínimo de 4 años de desarrollo profesional relevante. Está destinada a aquellos profesionales ambiciosos que buscan destacarse en el campo de las finanzas y ser reconocidos a nivel mundial; ya que se ha convertido en un estándar de excelencia en la industria financiera.

El proceso para obtener la certificación CFA es conocido por su exigencia y profundidad en los diversos temas que incluye. El temario comprende 10 tópicos, con variaciones en la ponderación según el nivel que se esté rindiendo. Los contenidos son los siguientes: Quantitative methods, Economics, Financial Reporting, Corporate Issuers, Equity Investments, Fixed Income, Derivatives, Alternative Investments, Portfolio Management y Ethics.

La preparación para el examen requiere un compromiso sustancial de tiempo, esfuerzo y disciplina. Se estima que el promedio de los candidatos dedica al menos 300 horas de estudio para cada nivel. El estudio constante es clave y el tiempo se divide en un porcentaje de estudio teórico, un porcentaje de ejercitación práctica y, por último, un porcentaje de ejercitación de modelos de examen y corrección de estos. Los primeros dos componentes suelen llevar más tiempo, pero todos son vitales para poder obtener el resultado esperado. Asimismo, la complejidad de los temas y la cantidad de material hacen que la preparación sea un gran desafío.

Un dato relevante es que, según las estadísticas del CFA Institute, el proceso de obtención del título puede llevar varios años. Los candidatos suelen tardar un promedio de cuatro años en completar los tres niveles de examen, y la tasa de aprobación varía para cada nivel, siendo generalmente baja, subrayando la dificultad del proceso. El passing rate promedio en los últimos 10 años fue del 40% para el nivel I, 42% para el nivel II y 52% para el nivel III. Por otro lado, se estima que se necesita al menos un 70% de las respuestas correctas para obtener la aprobación en cada uno de los exámenes.

La certificación CFA es reconocida por su impacto en la carrera profesional de quienes la obtienen, sirviendo como distintivo que demuestra un conocimiento profundo y una dedicación a los estándares éticos en las finanzas. Asesores financieros, gestores de carteras, analistas de riesgos, entre otros, son los principales roles de quienes persiguen esta certificación. Muchos utilizan el título para abrir puertas a oportunidades de carrera internacionales, ya que es respetado en todo el mundo.

Habiendo introducido brevemente la certificación CFA, ahora quiero compartir algunas recomendaciones y buenas prácticas que fui destacando durante mi proceso de preparación para el nivel I; que rendí exitosamente en noviembre de 2023.

En primer lugar, es necesario tener una planificación estratégica de los tiempos. Esto hace referencia a poder armar un plan para la preparación del examen y llevarlo a cabo rigurosamente a medida que sea posible. Idealmente que el plan sea mayor a 5/6 meses debido a que suelen haber días o semanas que cuesta cumplir con lo pactado.  El mismo debería contemplar objetivos diarios, semanales y mensuales; asegurando cubrir todos los temas y dejando un mes final para reforzar conceptos y realizar exámenes modelo. Se calcula 300 horas para la preparación de cada nivel, pero esto depende en gran medida de cada candidato; en mi caso, mi preparación rondó las 400 horas.

En segundo lugar, a mí me resultó muy útil el material de estudio de Kaplan Schweser, el mismo se adquiere de manera independiente al examen. Hay diversos materiales de estudio disponibles, pero creo firmemente que el de Kaplan es de los mejores debido a la calidad y el formato; cuenta con videos teóricos explicando en detalle cada uno de los temas, más de 4000 preguntas para practicar, 4 mocks; y por sobre todo un mecanismo de trackeo super recomendable y práctico. De todos modos, para todos aquellos que no quieran pagar un curso adicional, tienen la opción de practicar y usar el material de estudio otorgado por el mismo CFA Institute.

En tercer lugar, hay que destacar que el estrés y la frustración son parte del proceso; la clave es no desesperarse. El CFA cuenta con una amplia variedad de temas y dependiendo del perfil de cada uno algunos serán más simples y otros más difíciles. El proceso es largo y suele suceder que uno se olvida de algunos temas que vio semanas atrás; a no bajonearse ya que todo se termina consolidando en las semanas finales. Asimismo, suele suceder que las notas de los primeros exámenes modelo suele estar muy por debajo de la nota mínima de aprobación y esto es algo muy habitual debido a lo mencionado anteriormente. En mi caso, en mi primer mock obtuve un 55%, cuando la nota mínima de aprobación suele ser del 70%. A la vez, cabe destacar que es sumamente relevante conocer cuales son las fortalezas y debilidades de cada uno con respecto a los diferentes temas para poder abordar eficientemente aquellos que generen mayor dificultad.

En cuarto lugar, resaltar que el CFA Institute le da mucha importancia a la sección de Ethics y Financial Reporting, principalmente en el nivel I. Por ende, es indispensable tener ambas secciones bien preparadas ya que está el mito de que es excluyente aprobar las dos secciones para poder aprobar la totalidad del examen. De todas maneras, la sumatoria de ambos temas tiene una ponderación muy relevante, aproximadamente del 40%. Este es un buen punto para hacer foco, y así fortalecer específicamente estos tópicos, dada la trascendencia que el instituto le da.

Por último y no menos importante, la preparación conjunta con amigos, compañeros o colegas es de enorme ayuda. Dado que se genera un ambiente colectivo donde uno se siente acompañado, motivado y observa el proceso individual de la otra persona y entiende que todos terminamos atravesando por lo mismo. En mi caso, yo preparé el nivel I con dos grandes amigos y la mayor ventaja la observé durante el último mes, ya que hacíamos meets virtuales casi diarios para despejar dudas y terminar de consolidar conocimientos. De todos modos, existen diversos grupos/comunidades en línea que permiten establecer conexiones con profesionales que ya han obtenido la certificación y compartir experiencias, conocimientos y consejos específicos. Tener la oportunidad de conversar con personas que ya atravesaron previamente por la preparación de alguno de los exámenes es de gran utilidad.

Como mensaje final quiero destacar que el CFA nivel I es un examen difícil, pero para nada imposible; con disciplina, esfuerzo y constancia el éxito está asegurado.

¡Éxitos a todos los valientes!

¿Deseas validar esta nota?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

Validado por 0 usuarios
Segundo Smith Estrada

Segundo Smith Estrada

Licenciado en Economía Empresarial, Financial Advisor.

Linkedin

Vistas totales: 12

Comentarios