9/12/2023 - Economía y Finanzas

La pelea por la intermediación financiera.

Por Horacio Gustavo Ammaturo

La pelea por la intermediación financiera.

La tecnología financiera o “fintech” involucra a todas las nuevas propuestas de servicios y herramientas que se desarrollan para mejorar y automatizar los servicios financieros.

En general, requieren importantes inversiones en programación informática, sin embargo,  la difusión y comunicación para conseguir clientes se lleva la mayor parte del dinero  necesario para posicionar una fintech.

Por tratarse de soluciones online, gran parte de los esfuerzos en comunicación se realizan en redes sociales y medios digitales. Una de las particularidades de la difusión en redes pasa por “la instantaneidad en la conversión”, es decir, que si el cliente deja pasar la oportunidad cuando ve el anuncio difícilmente vuelva a buscarlo en otra oportunidad.

Miles de millones de dólares “se queman” por año alrededor del mundo en proyectos fintech que fracasan o consiguen magros resultados, sin embargo, inversores e instituciones financieras de todo el mundo siguen apostando por ellas. 

¿Porqué será?

Los intermediarios en los pagos son aquellas personas o entidades que actúan como mediadores entre el emisor y el receptor de un pago, facilitando la transacción y cobrando una comisión por sus servicios. 

Algunos ejemplos de intermediarios en los pagos son:

  • Los bancos, que ofrecen cuentas corrientes, tarjetas de crédito o débito, transferencias, cheques y otros medios de pago a sus clientes, y que realizan las operaciones de compensación y liquidación entre ellos.
  • Las plataformas de pago en línea, que permiten realizar pagos por internet o por dispositivos móviles, usando una cuenta asociada a una tarjeta, una cuenta bancaria o un saldo virtual. 
  • Los intermediarios de pago, que son terceros que reciben el dinero de una persona y se lo transfieren a otra, sin que el emisor conozca la forma en que se recibió el pago. Algunos de estos intermediarios son los supermercados o las agencias de viajes, que ofrecen el servicio de pago de facturas, servicios o impuestos.
  • Los gestores de cobro, son empresas o profesionales que se encargan de gestionar el cobro de deudas o facturas impagadas, ya sea por vía amistosa o judicial. 

Cada uno de estos servicios integran otras soluciones brindadas por otros proveedores, de esta forma, se acumulan costos transaccionales que, en la mayoría de los casos, aplican un porcentaje sobre la operación que se procesa. Dependiendo del país y el tipo de servicio que se utilice, los costos oscilan entre 2.5% y el 12%, existiendo en muchos casos importes mínimos fijos para aquellas operaciones de poco valor. 

Cada una de las empresas que se unen para “mejorar la experiencia”  de quienes pagan buscan encontrar un lugar en esa “cadena de la felicidad” para obtener una porción de los adorados fees por transacción y obviamente, dan pelea por conservar su pedazo de monopolio en cualquier fuero.

Durante los últimos días, vimos cómo dos jugadores de estas ligas se pasan facturas en defensa de esas “quintas” que supieron conseguir. 

Por un lado, los bancos, que buscan dificultar el acceso a sus cuentas por parte de las billeteras electrónicas, obligando a los clientes de ambos servicios a realizar una operación más, transferir en forma manual desde la cuenta bancaria hacia la virtual.

Por otro lado, la principal fintech de la región, que quiere hacer valer su posición y plantea, en una prórroga trás otra, posponer la interoperabilidad de QR anunciada a mediados de 2022 por el Banco Central de la República Argentina. 

Ambos  defienden sus monopolios en detrimento de la competencia y principalmente, de los clientes.

El futuro de los pagos pasará, inevitablemente,  por la desintermediación, es decir por reducir, en todo lo posible esa sucesión de servicios, algunas veces redundantes, que se acumulan en busca de un nicho que les permita, en forma automatizada y escalable, captar una parte de las operaciones que por su entorno pasan.

Si integramos el mundo del dinero físico, directamente con el digital, podemos sortear varios intermediarios. Soluciones que vayan del bolsillo a la wallet digital permiten a los clientes simplificar sus operaciones. 

Las billeteras en blockchain, por fuera de las redes bancarias, evitan emisores de tarjetas de crédito, procesadores de pagos, bancos, proveedores de equipos e integradores como son las pasarelas de pagos. Todo se simplifica y reduce a dos billeteras que se pueden vincular peer to peer, es decir directamente entre ellas. 

Tal vez, el gobierno que se inicia enarbole la bandera de la libertad también en este sentido, cambiando normativas que producen compartimentos estancos, por los que hay que pasar obligatoriamente dejando parte de nuestros recursos en ellos.

Basta como ejemplo el pago de los sueldos formales, que obligatoriamente deben hacerse por una cuenta bancaria. Modificar esta resolución podría servir de impulso para que las empresas cuenten con sus propios sistemas de procesamiento para el pago de los haberes de sus empleados, generando valor y oportunidades de acuerdo con las condiciones y características de cada sector. 

¿Deseas validar esta nota?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

Validado por 0 usuarios
horacio gustavo ammaturo

Horacio Gustavo Ammaturo

Soy Gustavo Ammaturo. Licenciado en Ciencias Económicas. CEO y Director de empresas de infraestructura, energía y telecomunicaciones. Fundador y mentor de empresas de Fintech, DeFi y desarrollo de software. Blockchain Product Designer.

Twitter Linkedin

Vistas totales: 4

Comentarios