22/5/2023 - Economía y Finanzas

LITIO: REALIDAD Y OPORTUNIDADES

Por Juan Carlos Marcolongo

LITIO:  REALIDAD Y OPORTUNIDADES

El auge del Litio: El elemento codiciado en la era de la transición energética

I El litio es un elemento metálico alcalino, dúctil y ligero que se ha convertido en uno de los minerales más codiciados del planeta en virtud de la necesidad de reemplazar las fuentes fósiles de energía por “minerales críticos” para la electrificación y, en particular, para la electromovilidad.

Se encuentra principalmente, en salmueras naturales, aguas de mar y campos geotermales.

Es el metal más liviano conocido y cuenta con excelentes propiedades para la conducción de calor y electricidad, siendo el carbonato de litio uno de los productos con mayor volumen de transacción a nivel internacional.

Sus múltiples usos, explican la creciente demanda pues se lo utiliza en la fabricación de baterías para celulares y autos eléctricos, computadoras portátiles, cámaras digitales y vidrios cerámicos; en forma de sales para evitar y tratar episodios de manía en las personas con trastorno bipolar pues es un estabilizador de ánimo, en virtud de su propiedad de conductor de señales eléctricas.

La “transición energética” posiciona al litio en un contexto de fuerte competencia entre las principales potencias e incluso entre países de Occidente.

La creciente demanda internacional de carbonato de litio: Clasificación de la minería y producción en 2022

II. La creciente demanda internacional de carbonato de litio, derivó en la activación de proyectos mineros, pues durante la próxima década McKinsey Battery Insights prevé un crecimiento en la demanda de las baterías Li-ion a una tasa compuesta anual de casi 30%. Lo expuesto se sustenta, en las previsiones para 2030 no sólo en una fuerte suba en la producción de vehículos eléctricos, sino también en los sistemas de almacenamiento de energía, bicicletas eléctricas, electrificación de herramientas y otras aplicaciones que requieren un uso intensivo de baterías.

Ante esta realidad, resulta oportuno observar el ranking difundido por Mining Inteligence que destaca los países con las diez minas de litio de mayor producción en el mundo, en el año 2022, posicionando en primer lugar Australia con cinco establecimientos que totalizaron una producción de 67,6 kilotoneladas, seguido por Chile con dos minas ubicadas en el Salar de Atacama alcanzaron 39,5 kilotoneladas y en tercer lugar se destacó Argentina con dos operaciones activas en las Provincias de Catamarca (Salar del Hombre Muerto) y Jujuy (Salar de Olaroz) logrando 5,8 kilotoneladas. Cerrando el ranking, se encuentra Estados Unidos con la mina Silver Peak produciendo 2,0 kilotoneladas.

Resulta oportuno señalar que, el triángulo del litio en América del Sur, integrado por Argentina, Bolivia y Chile; posiciona a este último país con ventajas comparativas pues exhibe condiciones que lo destacan: alta concentración, radiación solar excepcional y ausencia de lluvias. Los tres países concentran el 56% de las reservas mundiales de ese metal clave para la transición energética y la República Popular China es la principal demandante.

El Desarrollo Minero Metalífero y de Litio en Argentina: Retos y Oportunidades Ambientales

III. En concordancia con la realidad internacional, Argentina atraviesa un proceso de pleno desarrollo del sector minero metalífero y de litio, disponiendo de importantes reservas de cobre, oro, plata y hierro.

El litio experimenta una fuerte demanda para la fabricación de baterías y almacenamiento de energía a gran escala, posicionándose nuestro país como un actor clave en el mencionado proceso de transición, pues cuenta con 19 proyectos operativos de los cuales 12 producen oro, 2 litio y el resto plata, carbón y zinc.

La coyuntura internacional generó alzas en las exportaciones de litio de nuestro país, alcanzando el año pasado 696 millones de dólares, aumentando un 234% respecto de 2021 y participando del 18% de las exportaciones mineras totales.

Uno de los principales desafíos para nuestro país, consiste en compatibilizar la explotación minera con la preservación del medioambiente, básicamente en lo referente a los Humedales Altoandinos y los recursos hídricos del Altiplano, como consecuencia de la explotación de salmueras de litio en las ecorregiones de la Puna y Altos Andes.

La extracción de litio, en particular mediante el método evaporífico, implica significativa pérdida de agua y salinización de agua dulce, significando una amenaza para los mencionados humedales.

Los ecosistemas están localizados a más de 4.000 metros de altura y son vitales para las economías de la región, constituyendo una biodiversidad única.

Desafíos y oportunidades en la promoción de la producción y la preservación del medio ambiente en Argentina

IV Indudablemente los desafíos a enfrentar son numerosos, pero esencialmente se trata de ordenar la actividad desde la Nación en concordancia con las Provincias, con políticas que tiendan a promover la producción junto a la preservación del medio ambiente acompañada de legislación tributaria y disposiciones cambiarias y de comercio exterior, especialmente diseñadas para su promoción y control.

Al potencial existente en agroalimentos y energía, se suma el litio (carbonato e hidróxido) que ya es una realidad y demanda para promover nuevas inversiones: normativa jurídica clara y acorde al tiempo que nos toca vivir junto con un contexto macroeconómico que de certeza a proyectos de largo plazo que incluyan la fabricación de acumuladores eléctricos, para poder incorporar valor agregado y crear mano de obra calificada que permitan industrializar a las provincias productoras.

¿Deseas validar esta nota?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

Validado por 0 usuarios
juan carlos marcolongo

Juan Carlos Marcolongo

Soy Licenciado en Economía, egresado de la Universidad Nacional de Buenos Aires y completé estudios de post grado en Relaciones Comerciales Internacionales en la UNTREF.
Comencé mi carrera laboral en el Banco Central de la República Argentina en 1971, trabajando en el Área de Comercio Exterior y también en la Gerencia de Investigaciones y Estadísticas Económicas.
Finalice mi labor profesional en esa entidad en 1991 integrando la Jefatura de Exportación e Importación.
En 1992 Ingresé a INDEC, en la Dirección de Estadísticas del Sector Secundario, elaborando indicadores vinculados con el Sector Energético, siendo autor del Indicador Sintético de Energía (ISE), Autogeneracion y Cogeneracion de Energía Eléctrica y de Biocombustibles.
Paralelamente a la elaboración de dichas publicaciones, ejercí la docencia universitaria durante treinta años en UBA, Universidad de Palermo y UCES en esta última fui Profesor Titular de las asignaturas Formación de Escenarios Internacionales y Economía.

Vistas totales: 12

Comentarios