31/7/2023 - Economía y Finanzas

¿Que son los tokenomics?

Por Horacio Gustavo Ammaturo

¿Que son los tokenomics?

Según el Foro Económico Mundial, en sus Consejos de Agenda Global, formula un pronóstico altamente conservador previendo que para el año 2030 la tokenización podría alcanzar un mercado de más de 68 trillones de dólares, esto, sin incluir a la criptomonedas. 

Tal como se observa en el siguiente cuadro el crecimiento estimado de bienes y servicios ofrecidos bajo este formato tecnológico se duplica año tras año. Un proceso ya iniciado al que los grandes fondos de inversión y entidades financieras internacionales han comenzado a evaluar, tomando posiciones y haciendo apuestas a mediano plazo.  

Incluso Larry Fink, CEO de Blackrock una de las principales administradoras de inversiones del mundo, vaticinó que la nueva generación de instrumentos financieros o securities, será a través de la  tokenización.

El término tokenomics surge de la unión de dos palabras, token y economía.

¿Qué son los tokens?

Antes de la aparición de las criptomonedas se identificaban como token a cualquier representación no dineraria que pudiera significar un puntaje o valor dentro de un entorno cerrado y privado. Por ejemplo, algunas fichas de los juegos de entretenimiento tienen esta denominación, al igual que los premios de ferias o kermesse canjeables por peluches u otro tipo de chucherías. 

Sin embargo, desde la aparición de bitcoin a la fecha, los tokens forman parte fundamental de la nueva economía pues todas las criptomonedas constituyen representaciones que, para algunas personas, significan valor. De ahí que token, criptomoneda o activo digital, son expresiones, que, a pesar de tener diferencias, comparten funcionalidades y representaciones similares. 

Dentro de la clasificación de los tokens definidos como criptomonedas existen:  

  1. criptos originales, categoría reservada para las dos pioneras y más reconocidas, tanto en cuanto a su difusión como a volúmen y participación de mercado, bitcoin y ethereum.
  2. altcoins, que agrupan a todos aquellos otros proyectos posteriores, que cuentan con protocolos de emisión y algoritmos propios, que cotizan en los paneles de los exchanges o mercados de criptomonedas. 
  3. tokens propiamente dicho, que utilizan protocolos de otras especies anteriores para generar entornos de registro independientes a las reglas de emisión sobre las cuales se han diseñado, es decir que pueden utilizar la lógica de emisión de una cripto original o cualquier otra altcoin, para representar un valor diferente. 
  4. stablecoins, son tokens que tienen un activo tradicional de respaldo, es decir que si bien es un activo digital, que se representa y transacciona en el mismo entorno que una criptomoneda existe un bien como respaldo. En síntesis, las stablecoins representan un registro digital de otra cosa, cuyo objeto principal es simplificar los procesos de acceso, transacción y fraccionamiento de lo representado o activo subyacente..

¿Por qué economics?

Al referir a la “economía de un token” se ponen en consideración cuáles serían las razones por las que alguien le daría valor a esa representación digital que se pretende ofrecer.

Sin dudas, la oferta y la demanda, constituyen uno de los paradigmas fundamentales para definir el precio de cualquier cosa.

En este sentido, las diferentes propuestas acuden a las más variadas reglas que puedan afectar el precio de estas representaciones, a modo de ejemplo podemos revisar:

  1. Cantidad. La cantidad es un factor clave a la hora de especular con el valor de algo. En el entendimiento de que cuanto más escaso más valioso, cualquier activo digital debe tener en cuenta este atributo.
  2. Política de inflación o deflación. Existen propuestas que contemplan realizar emisiones periódicas que aumentan la base ofrecida, mientras que por el contrario, existen otras que plantean empezar con un stock inicial mayor para que luego, en base a determinados eventos, como pueden ser el transcurso del tiempo o el uso, ir reduciendo la oferta. 
  3. Mecanismos de autorregulación de oferta y demanda. En algunos casos, las reglas de emisión prevén que frente la baja del precio del activo digital en cuestión, el algoritmo automáticamente reduzca la oferta, “quemando” parte de la emisión para reducir la oferta y así, intentar subir su cotización.

Hasta aquí hemos repasado tokenomics de los denominados activos digitales logarítmicos, llamados así por cuanto su criterio de valorización está determinado por reglas matemáticas cuyo principal atributo es la previsibilidad y ausencia total de discrecionalidad en la emisión, pues los smart contracts, o programación inicial desarrollada en blockchain vuelven seguras e inalterables las condiciones de emisión y rescate, si lo hubiera, siendo esto, la reglas claras, el principal activo de respaldo.

Es probable que en el corto plazo aparezcan miles o decenas de miles de propuestas de otros tipos de token. Especies que revolucionarán, aún más, el mundo de las finanzas y fundamentalmente de los negocios, por ejemplo:

  1. Tokens DeFi.  Un mundo nuevo de protocolos con base en criptomonedas cuyo objetivo es reproducir las funciones del sistema financiero tradicional (préstamos, ahorros, seguros e intercambios). Estos protocolos emiten tokens que realizan una gran variedad de funciones, pero que también se pueden comerciar con ellos o conservarlos como cualquier otra criptomoneda.

  1. Tokens de control.  Estos tokens DeFi especializados les proporcionan a quienes los tengan capacidad de votación en el futuro de un protocolo o una aplicación que, al ser descentralizados, no tienen una junta directiva ni ninguna otra autoridad central. 

  1. Tokens no fungibles (NFT).  Los NFT representan los derechos de titularidad de un activo digital o real único. Se pueden usar para que sea más difícil copiar o compartir una creación digital. También se han utilizado para emitir una cantidad limitada de obras de arte digitales o vender activos virtuales únicos como objetos poco comunes en un videojuego.

  1. Tokens de títulos de valor.  Los tokens de títulos de valor son una nueva clase de activos cuyo objetivo es ser el equivalente, en entorno cripto, de activos tradicionales como las acciones y los bonos. Su principal uso es representar derechos de propiedad sobre activos tradicionales, físicos o intangibles, sin la necesidad de tener un corredor. Existen innumerables proyectos en evaluación para ser lanzados en corto plazo utilizando esta forma de recaudación de fondos, registro descentralizado de las tenencias y entorno transaccional para sus operaciones. 

Los tokenomics analizan los factores que influyen en el uso y el valor de un token dentro de un proyecto de blockchain, que pueden incluir aspectos como la oferta total, la forma de emisión, los mecanismos de incentivo y los cronogramas de quema del token.

Las funcionalidades y aplicaciones que tendrán en la economía del futuro los tokens, entendiendo por tales a cualquier representación digital de un derecho sobre cualquier cosa que dos o más personas den valor, que puedan ser registrados en un entorno seguro, confiable y auditable y que además se pueden transaccionar entre sí y con dinero, harán de esta herramienta uno de los pilares de los negocios de este siglo

Otras cuestiones fundamentales a tener en cuenta al analizar a los tokens y sus tokenomics son:

  1. El seniority del emisor. Obviamente si quien ofrece al mercado un activo digital cuenta con antecedentes de solvencia e idoneidad, particularmente en cuanto al objeto del derecho que se tokeniza mayor confianza y aceptación tendrá entre los potenciales adquirentes e inversores.
  2. El título que da respaldo del activo subyacente ya sea un algoritmo o un título de propiedad. Los aspectos legales de la afectación de dominio o titularidad de los bienes o servicios que se afecten a la tokenización también contribuyen a la aceptación y circulación de los activos digitales.
  3. La claridad del fideicomiso y smart contract. En este sentido, es clave que los instrumentos constitutivos que dan orígen a la emisión de un activo digital tenga en cuenta la mayor cantidad de aspectos posibles que puedan afectar su cantidad, calidad y valor. Estas reglas deben ser claras y definidas tanto en los smart contracts que originan al token como en los fideicomisos tradicionales que pudieran formar parte del proceso de emisión.
  4. Los agentes colocadores, entendiendo como tales a todos aquellas organizaciones o empresas que ofrezcan y comercialicen tokens. En estos casos, además de los agentes financieros tradicionales (casas de bolsa, bancos o compañías financieras) se pueden agregar a los especialistas del rubro del activo subyacente al token, por ejemplo, si se tratara sobre tokens referidos a bienes raíces, las inmobiliarias podrían ser comercializadores, o para el caso de cereales, granos o ganado, las cooperativas regionales, o los rematadores de hacienda. 

Las tokenomics constituyen una nueva rama de la economía que involucra aspectos de la economía tradicional, como lo son las consideraciones de la oferta y la demanda, con revolucionarias posibilidades que la tecnología blockchain ofrece, como ser la posibilidad que brinda en cuanto a la previsibilidad e inmutabilidad de las reglas de emisión, algo que en nuestros días se encuentra en tela de juicio por el uso discrecional de las herramientas financieras de la economía tradicional, como lo son el  dinero fiduciario y la deuda pública. 

¿Deseas validar esta nota?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

Validado por 0 usuarios
horacio gustavo ammaturo

Horacio Gustavo Ammaturo

Soy Gustavo Ammaturo. Licenciado en Ciencias Económicas. CEO y Director de empresas de infraestructura, energía y telecomunicaciones. Fundador y mentor de empresas de Fintech, DeFi y desarrollo de software. Blockchain Product Designer.

Twitter Linkedin

Vistas totales: 9

Comentarios