5/3/2024 - Política y Sociedad

Bien en contabilidad, en economía está por verse

Por Horacio Gustavo Ammaturo

Bien en contabilidad, en economía está por verse

El 20 de octubre de 2023, una vez definidos los candidatos para presidente de la Nación, el dólar blue, hoy referenciado como dólar libre, alcanzó un máximo de 1.225 pesos por unidad.

Durante los meses posteriores a las Paso, e incluso, luego de definirse al candidato Milei como presidente, se especuló con la idea de que una fuerte apreciación en el tipo de cambio se produciría, gane quien gane.

Los extremos que se barajaron estaban entre los 1.500 pesos para los más conservadores, llegando a 3.000 o 5.000 para algunos extremistas.

Sin embargo, entrando ya al mes de marzo, tercer mes del año y cuarto del mandato del nuevo presidente, el tan vapuleado peso se apreció en más de un 20% desde aquel mínimo de octubre, es decir que hoy, con los mismos pesos se pueden comprar más dólares.

Todo ello, luego de una brutal devaluación del tipo de cambio oficial.

Claramente, el mercado argentino había dejado de utilizar al dólar oficial como referencia comercial. De hecho, el gobierno anterior había diseñado mecanismos de compensación para seducir a exportadores a liquidar divisas y mayores costos por medio de impuestos o diferimientos en los pagos para los importadores.

Igualmente, la devaluación y la desintervención del estado en la fijación de precios sirvieron para que proveedores de bienes y servicios aumentaran sus precios, en consecuencia el efecto de los aumentos impactaron doblemente en el bolsillo de los consumidores, por un lado los precios subieron en pesos, con la excusa de la devaluación, por el otro, estos aumentos se vieron potenciados, por el efecto de la apreciación del peso. Por eso encontramos productos que han subido hasta un 100% en sus precios considerados en dólares en apenas tres meses.

Mientras tanto se produce una circunstancia muy curiosa. La mayoría de los ingresos de los asalariados ha aumentado en términos de dólar y su poder adquisitivo ha disminuido.

Hoy los argentinos, con respecto al año pasado, tienen mayor poder adquisitivo en otro país, pues ganan más en dólares, y menores posibilidades en el propio, por el aumento de precios en moneda dura de la mayoría de bienes y servicios.

Lo que supone una licuación de deudas o costos estructurales del estado por efecto de la devaluación podría tratarse solo de una cuestión contable o de numerales, por cuanto, prácticamente, sólo a los efectos de la contabilidad las empresas utilizaron el dólar oficial desde mediados del año 2023, muchas de ellas, manejaron una doble contabilidad tomando como referencia los tipos de cambios alternativos, CCL o Mep.

De la licuadora a la amasadora.

En términos de “dólares libres”, estamos frente a un verdadero amase o incremento de las deudas y costos, lejos de la licuación.

Desde Octubre a la fecha los precios en moneda dura se han incrementado al menos un 22.5% para los que se mantuvieron en pesos constantes, debiendo adicionar los correspondientes aumentos para los que recibieron actualizaciones, algo que alcanza a servicios, productos o salarios.

Es probable que nos encontremos frente a un fenómeno contable, en el que el ordenamiento de los números evidencian la profunda distorsión que existió en los precios relativos en nuestra economía, sin embargo, debemos tener extremo cuidado para evitar que la corrección termine originando nuevas distorsiones, solo que en este caso los beneficiarios de la reasignación de recursos podrían ser muchísimos menos.

Por ahora, las medidas están ordenando la contabilidad, falta mucho para que la economía esté ordenada, entendiendo por ello que los ingresos de las personas sean acordes con los precios de los productos que necesita.

Queda mucha tela por cortar. Esto recién empieza.

Sólamente observar que la pobreza ordenada es insuficiente.

¿Deseas validar esta nota?

Al Validar estás certificando que lo publicado es información correcta, ayudándonos a luchar contra la desinformación.

Validado por 0 usuarios
horacio gustavo ammaturo

Horacio Gustavo Ammaturo

Soy Gustavo Ammaturo. Licenciado en Ciencias Económicas. CEO y Director de empresas de infraestructura, energía y telecomunicaciones. Fundador y mentor de empresas de Fintech, DeFi y desarrollo de software. Blockchain Product Designer.

Twitter Linkedin

Vistas totales: 19

Comentarios