Iniciá sesión
ó ingresá con
Registrarse Recuperar contraseña
Registrate para continuar
Registrate ó registrate con Ya estás registrado?
Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

Mayo 13, 2019

¡Que se joroben los mercados!

Sebastián Maril

Wall Street debe entender que ni Xi Jinping ni Donald Trump están interesados en apurar un acuerdo comercial.

Estamos mal acostumbrados a pensar que un presidente norteamericano gobierna para el mundo. Motivos no nos faltan.

Año tras año, administraciones Demócratas y Republicanas, con sus políticas comerciales han beneficiado las relaciones multilaterales cerrando acuerdos comerciales que beneficiaron más a otros países en detrimento de la economía de los EE.UU. Esta realidad se ve reflejada en las cifras. Fue allá por 1975 cuando EE.UU. vio su último superávit comercial. ¡Hace casi 45 años!

Hoy, sus 30 principales socios obligan a EE.UU. a tener un rojo comercial de USD 687.000 millones. El 54,5% de este déficit (USD 375.500 millones) corresponde a China.

Todo esto cambió con la llegada de Trump a la Casa Blanca quien fue elegido presidente de los EE.UU. gracias a su discurso nacionalista que buscaba priorizar los intereses norteamericanos sobre los de sus socios comerciales.

Esta realidad no le gusta a los mercados quienes desde que comenzó la guerra arancelaria con China el 22 de marzo de 2018, muestran sus descontento hacia un presidente que gobierna para su electorado y no para el mundo. A Trump no le importa los golpes que recibe. Ya recibió muchos durante la campaña presidencial y mostró a todos ser inmune a cualquier ataque especulativo de Wall Street. Hoy se enfrenta a su principal adversario, China, y mientras el mundo lo critica por su ineptitud y falta de conocimientos de los conceptos básicos del comercio internacional, Trump muestra tener agallas y carácter ante tanta adversidad.

Los mercados deben entender que hasta que las economías chinas y norteamericanas no muestren señales de debilidad, ni Xi Jinping ni Donald Trump están interesados en apurar un acuerdo comercial. Hoy, China crece al 6,4% y EE.UU. al 3,2%. El desempleo norteamericano se encuentra en los niveles más bajos de los últimos 50 años y la inflación que Wall Street tanto temía, está desaparecida.

Nadie llega a la presidencia de los EE.UU. por casualidad y Trump se convirtió en el líder de todos los americanos gracias a sus promesas de hacer que EE.UU. sea grande otra vez. Y lo está logrando.

¡Que se joroben los mercados por no entender a Trump! Desde junio de 2015 avisó cómo iba a gobernar y nadie lo tomó en serio. Nada de lo que está haciendo es inesperado para aquellos que sí lo entienden y estas personas son las que se ríen porque están sacando rédito económico mientras el resto del mundo se rasga las vestiduras con cada Tweet de Trump.

Puede interesarte...