Iniciá sesión
ó ingresá con
Registrarse Recuperar contraseña
Registrate para continuar
Registrate ó registrate con Ya estás registrado?
Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

Septiembre 06, 2019

¡Maldito Twitter!

Sebastián Maril

El presidente norteamericano sabe a la perfección que con un Tweet es capaz de mover mercados y crear una volatilidad extrema e inusual.

El presidente norteamericano Donald Trump, no esconde su descontento con la política monetaria que está implementando la Reserva Federal. Desde que llegó a la Casa Blanca, Trump ha visto cómo Jay Powell y los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) han subido la tasa de interés de referencia en ocho ocasiones, llevándola de 1,25% a 2,5%. Recién el mes pasado, finalmente decidieron por bajarla.

La Fed no ha sido el mejor aliado del presidente Donald Trump y de su agenda económica. Con las reiteradas subas, el equivalente al Banco Central de los EE.UU., ha enfriado una economía que no necesitaba ser enfriada porque ni el PBI como tampoco la inflación, mostraban señales de necesitar un ajuste de las tasas.

Con la prolongación de la guerra arancelaria y con las amenazas de abrir una nueva disputa comercial con Europa, Trump le está dando a la Reserva Federal los suficientes argumentos para continuar con una nueva reducción de la tasa de interés de referencia.

El presidente norteamericano sabe a la perfección que con un Tweet es capaz de mover mercados y crear una volatilidad extrema e inusual. Astutamente (o irresponsablemente según la visión de cada inversor) utiliza su poder como herramienta de política económica, que lo ayuda a obtener lo que más quiere de la Reserva Federal: tasas de interés más bajas para debilitar al dólar y darle a la economía una terapia de shock a corto plazo antes de las elecciones de 2020.

Esta es la estrategia de Trump. Poner presión a la economía norteamericana para que la Reserva Federal finalmente desarme una bomba de tiempo que nunca debería haber activado. Si ustedes señores Fed no bajan más las tasas, yo, presidente de los EE.UU. los forzaré a hacerlo…vía Twitter.

No es una coincidencia que Trump haya anunciado en su red social favorita que había decidido escalar las tensiones comerciales con China, el día después que la Reserva Federal redujera las tasas de interés 0,25%, menos de lo que él había pedido. Trump puede aumentar las tensiones del mercado lo suficiente para obligar a la Reserva Federal a aliviar la política monetaria.

¿Qué hacemos como inversores cuando el líder del mundo libre no solo comenta sobre la volatilidad bursátil, sino que él mismo la está creando como parte de una estrategia calculada para influenciar a la Reserva Federal?

Sinceramente no hay respuesta apropiada para proteger nuestras inversiones ante una manera de crear eventos que mueven mercados nunca vista anteriormente. Tan solo hay que adaptarse a un nuevo escenario donde los Tweets y no la realidad económica, dictan el rumbo de los mercados.

Puede interesarte...