Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

Octubre 18, 2019

Deuda argentina: Una situación más compleja de lo que parece

Juan Manuel Carnevale

El problema más grande que enfrenta Argentina es encontrar un equilibrio entre el peso y el dólar.

Mucho se habla de un canje a la ucraniana o a la uruguaya, pero poco se habla de dos aspectos fundamentales que, a mi criterio, son:

  1. La imposibilidad que tiene Argentina para generar los dólares para hacer frente, aunque sea, al pago de intereses dado el insuficiente superávit comercial y,
  2. La falta de un superávit fiscal para comprar esos dólares.

A estos dos aspectos fundamentales, hay que agregarle la posibilidad de un escenario hiperinflacionario y el problema más grande que enfrenta Argentina es encontrar un equilibrio entre el peso y el dólar.

1. Pago de intereses y superávit comercial

Partamos de la base de que Argentina tiene una deuda que ronda los 330.000 millones de dólares, que generan un pago de intereses que en 2020 rondará los 21.000 millones de dólares.

Si Argentina tiene un superávit comercial de 10.000 millones de dólares, significa que no hay forma de poder pagar los intereses si no hay o una quita de capital y/o una baja de los cupones de interés. Dicho esto, entiendo que la renegociación de deuda será dura y lejos está de poder resolverse.

También me preocupa que se pueda repetir un megacanje, para solo ganar unos meses incrementando el monto total a pagar y caer en default más adelante.

Algunos privados ya hablan de que el superávit comercial de 2019 podría llegar a los 14.000 millones de dólares, pero también tengo claro que se cortaron todos los créditos a los exportadores, por lo que, muchos podrían hasta quebrar por esta situación.

2. Si no hay superávit fiscal, ¿cómo compramos los dólares de la balanza comercial?

Dada la situación social y lo que plantean ambos candidatos a presidente, parece poco probable que se avance en la baja del gasto publico para lograr equilibrio fiscal y muy lejos estaría poder ahorrar pesos con superávit fiscal.

Sin entrar en detalles puntuales, parecería que la presión fiscal record que tiene Argentina no podría seguir subiendo porque ya sería una invitación para que los argentinos con dinero se vayan o lo muden a otro país y ningún inversor querría traer su dinero bajo esas condiciones.

Dicho esto, por el punto Nº1 queda claro que Argentina no es solvente para pagar, aunque sea los intereses de su deuda y nos encaminamos a una reestructuración con quita de capital, la cual se logrará después de tiempo de peleas con los acreedores.

Mi otra preocupación se enfoca en los efectos que podría tener una emisión de pesos descontrolada, con un BCRA sin las reservas suficientes para evitar que los dólares paralelos suban en forma desmedida.

Conclusión

En este artículo no hablo de colores políticos porque creo que la crisis vendrá, si no se manejan todas las variables en forma correcta, sin importar quién sea el próximo presidente.

Espero equivocarme.

Puede interesarte...