Iniciá sesión
ó ingresá con
Registrarse Recuperar contraseña
Registrate para continuar
Registrate ó registrate con Ya estás registrado?
Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

Octubre 09, 2019

La NBA se arrodilla ante los dólares chinos

Por primera vez en la historia, el deporte de los EE.UU. entra en un conflicto político con la todopoderosa China.

Estados Unidos y China tienen un nuevo conflicto en puerta donde el Presidente norteamericano Donald Trump no es protagonista.

El deporte y la política siempre se han mezclado en EE.UU. y muchas veces han causado daños irreparables y permanentes. Desde los boicots olímpicos en protesta a la Unión Soviética en la década de los años 80 hasta los actuales repudios a la bandera norteamericana por ciertos deportistas locales, la controversia no esquiva al deporte estadounidense. Hoy, por primera vez en la historia, el deporte de los EE.UU. entra en un conflicto político con la todopoderosa China.

El viernes 4 de octubre, Daryl Morey, Gerente General de los Houston Rockets, publicó un tweet fuera del ámbito del baloncesto profesional que enfureció a la cúpula del Partido Comunista chino. En su cuenta de Twitter, Morey escribió:

“Luchemos por la libertad. Apoyemos a Hong Kong.”

Recordemos que desde el pasado mes de junio, Hong Kong está viviendo un estallido social como consecuencia de un proyecto de ley que otorgaba al Gobierno del protectorado poderes para extraditar a China a cualquier preso. A medida que crecieron las manifestaciones populares, la Líder de Hong Kong, Carrie Lam, retiró de consideración el proyecto de ley.

Sin embargo, los manifestantes continuaron con sus marchas sumando reclamos que hoy incluyen la independencia de Hong Kong. Los enfrentamientos entre la policía y los activistas se han vuelto cada vez más violentos, y en los últimos días hemos visto heridos, asaltos al Parlamento y la toma del Aeropuerto Internacional.

A las pocas horas de haber publicado su “polémico” tweet, el Gerente General de los Rockets, fue denunciado por el Consulado chino en Houston y por el propietario de su equipo. Su tweet fue eliminado de las redes sociales, la Asociación China de Baloncesto anunció que suspenderá toda cooperación con los Rockets y Morey se disculpó públicamente. El fin de semana pasado, la NBA emitió un comunicado de prensa caracterizando al tweet de Daryl Morey como "lamentable" y aclarando que su apoyo a los manifestantes de Hong Kong "no representa la opinión de los Rockets ni a la NBA”.

La liga norteamericana de baloncesto es muy popular en China donde se estima que casi 500 millones de espectadores siguen semanalmente los partidos. Tencent, el grupo mediático chino, tiene un contrato por los derechos de programación de los partidos de la NBA por USD 1.500 millones. A raíz de esta controversia, la principal cadena de TV de China, CCTV, anunció la cancelación de la transmisión de todos los partidos de la temporada.

Esta semana, el Comisionado de la NBA, Adam Silver, viajó a Beijing a calmar las aguas y a recuperar el principal mercado internacional que posee la liga norteamericana de baloncesto. Muchos aplauden el tweet de Daryl Morey y critican la actitud de la NBA de arrodillarse ante los miles de millones de dólares que representa el mercado asiático. Otros, insisten que el deporte norteamericano no debe meterse en asuntos de Estado internacionales. Todo esto, causado por un simple tweet. 

Se vive con Twitter, se muere por Twitter.

Puede interesarte...