Iniciá sesión
ó ingresá con
Registrarse Recuperar contraseña
Registrate para continuar
Registrate ó registrate con Ya estás registrado?
Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

Noviembre 04, 2019

De qué hablamos cuando hablamos de Planificación Patrimonial Internacional

Martin Litwak

Mientras América Latina siga siendo América Latina la principal razón por la cual las personas estructuran sus patrimonios tiene que ver con la búsqueda de una mayor seguridad jurídica. 

Los patrimonios de las personas están sujetos a riesgos de diversa índole. Entre ellos, cabe destacar los siguientes:

  1. inflación,
  2. devaluación,
  3. confiscación,
  4. voracidad fiscal,
  5. doble tributación,
  6. problemas sucesorios,
  7. juicios y ataques por parte de terceros,
  8. filtración de información,
  9. intercambio de información,
  10. inestabilidad política, e
  11. inseguridad jurídica.

Dependiendo del tipo de activo de que se trate y, fundamentalmente, del país de residencia del propietario del mismo, algunos de estos riesgos tendrán mayor relevancia que otros.

Una eficiente planificación patrimonial internacional puede eliminar o al menos reducir, el impacto de estos riesgos, y de allí su creciente importancia en regiones como América Latina.

AMÉRICA LATINA

Los meses que precedieron la publicación de esta columna fueron testigos de problemas institucionales de gravedad en Perú que desencadenaron de hecho en el cierre del Congreso, de elecciones primarias en Argentina que terminaron en una derrota inesperada del oficialismo por las dimensiones de esta, de violentas protestas callejeras en Ecuador y Chile, del apoyo del presidente mexicano a la liberación de un narco y de elecciones fraudulentas en Bolivia. Respecto de Venezuela, tristemente ya estamos acostumbrados a la tragedia que se vive allí a diario desde la usurpación del poder por parte de Nicolás Maduro.

Podría decir que, salvo Colombia y Brasil, ningún país de la región parece estar a salvo de esta ola de inestabilidad y tensión política.

El punto es que, mientras América Latina siga siendo América Latina – y, por lo que hemos visto estos días, todo indica que lo seguirá siendo para siempre - la principal razón por la cual las personas con activos o residencia en la región estructuran sus patrimonios no tiene que ver cuestiones tributarias o sucesorias sino con la búsqueda de una mayor seguridad jurídica. Si se puede, adicionalmente a la obtención de esta mayor seguridad jurídica, conseguir una ventaja impositiva, que en general pasa por el diferimento fiscal, mejor aún. Pero la optimización no es hoy en día el principal objetivo perseguido por familias latinoamericanas a la hora de encarar la planificación de sus patrimonios.

Respecto de la privacidad, se trata también de un objetivo fundamental dentro de la planificación patrimonial pero no por el secreto en si mismo ni por un tema de derechos civiles, sino porque tiene que ver justamente con la integridad física de las personas. Recordemos que América Latina, de acuerdo con un informe emitido con fecha octubre de 2019, tiene 43 de las 50 ciudades más violentas del mundo y que, de acuerdo con otro informe, 3 de los 10 países donde se producen más secuestros. En 2013, México solo representó el 20% de todos los secuestros del mundo.

No se puede medir todo con la misma vara y en algún momento la OCDE y los países de alta tributación van a tener que entender las diferencias que existen entre América Latina y el resto del mundo. Esperemos que lo hagan antes de que alguna persona sea asesinada o secuestrada como consecuencia del enfermizo intercambio de información que propone, exige y monitorea precisamente la OCDE a través del “Common Reporting Standard”.

ALTERNATIVAS DE PLANIFICACIÓN PATRIMONIAL

La planificación patrimonial se puede realizar a través de la compra de cierto tipo de activos o a través de creación de estructuras jurídicas.

Si el objetivo de la persona fuera exclusivamente de tipo impositivo, la planificación patrimonial podría basarse en la adquisición de activos financieros exentos de impuestos. Si buscara, por ejemplo, un mayor grado de privacidad, podría invertir en activos no financieros y por ende no sujetos al intercambio de información al que hacíamos referencia más arriba (i.e. inmuebles, joyas, autos de colección, obras de arte y/o criptomonedas).

Sin perjuicio de lo anterior, cuando el principal objetivo pasa por buscar una mayor seguridad jurídica o se quiere resolver cuestiones sucesorias o de protección de activos, entonces la planificación debe necesariamente consistir en el armado de una o más estructuras jurídicas. En este escenario, la clave pasa por elegir estructuras, jurisdicciones y proveedores sólidos.

Las herramientas legales existentes en materia de planificación patrimonial van desde la mera confección de un testamento hasta la mudanza internacional, pasando por la creación de sociedades, trusts, fundaciones y fondos de inversión familiares y/o la contratación de seguros de vida.

Algunas de estas herramientas van a permitir una sucesión más ordenada, en tanto que otras van a ir mas allá, otorgando claras ventajas impositivas a quienes las utilicen. Tales son los casos del trust irrevocable y discrecional que, en la inmensa mayoría de los países de la región permite diferir el impuesto a la renta y evitar el impuesto a la riqueza, y del fondo de inversión familiar, que por lo general permite también diferir el impuesto a las ganancias y eventualmente pagar una alícuota menor a la hora de rescatar fondos.

Lo importante, a la hora de determinar cual es la mejor estructura patrimonial para un cliente en particular, es conocer sus objetivos y necesidades, analizar los riesgos a los que se enfrenta y estudiar en profundidad la legislación de su país de residencia fiscal.

En materia de planificación patrimonial internacional las soluciones deben adaptarse a los clientes y no viceversa.

Por otro lado, se tratar de un campo muy dinámico en el cual hay que estar muy actualizado. Soluciones que eran eficientes hasta ayer pueden no serlo más hoy.

Puede interesarte...