Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

Noviembre 22, 2019

Los cinco factores que dificultarán la reestructuración de la deuda argentina

Sebastián Maril

La República Argentina enfrenta un período muy delicado en el manejo de su abultada deuda que, de no acoplarse a sus propias realidades y a las demandas de sus acreedores, rápidamente podría terminar en un nuevo default.

La complejidad detrás del proceso de normalización de la deuda soberana, se debe extríctamente a cinco motivos diferentes.

1. El volumen de la totalidad de la deuda a reestructurar. Según el Ministerio de Hacienda, al terminar el tercer trimestre del año, Argentina tenía deudas por USD 350.388 millones, de los cuales el 61,3% corresponden a bonos, 17,5% corresponden a préstamos con organismos internacionales y el resto divididos entre banca comercial, organismos oficiales y Letras del tesoro entre otros.

2. Las diferentes monedas de emisión de la deuda. Argentina ha emitodo bonos en dólares, euros, yenes y pesos. El 76,1% de la deuda emitida corresponde a emisiones en monedas extranjeras.

3. Las diferentes jurisdicciones donde fue emitida la deuda. Nuestro país ha colocado bonos sujetos a Ley Argentina, Ley Nueva York, Ley Inglesa y Ley Japonesa.

4. Las diferentes Cláusulas de Acción Colectivas. Estas CACs indican cuál es el nivel de aceptación que cada uno de los bonos emitidos debe alcanzar antes que los cambios propuestos por el Gobierno sobre la reestructuración puedan ser implementados.

5. La existencia de bonos previamente reestructurados. No se recuerda un país que proponga reestructurar bonos previamente reestructurados. Argentina tiene en circulación los bonos Par, Discount y Cupón PBI que fueron ofrecidos durante los canjes de 2005 y 2010.

La normalización de la deuda soberana argentina puede durar meses, incluso superar un año de negociaciones. Recordemos que, mientras se negocia la reestructuración, el Gobierno debe cumplir con el cronograma de vencimientos programados y evitar el default. Cuanto más duren las negociaciones por la reestructuración, más posibilidades de default habrá. No es de extrañar, que durante este proceso, el Gobierno obtenga algún tipo de ayuda externa para cumplir con los vencimientos programados.

Puede interesarte...