Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

Abril 23, 2020

Petróleo: Colapso de la demanda mundial y precios negativos

Roman Gutierrez

Por primera vez en la historia los mercados mostraron que el precio del petróleo era negativo.

En el actual contexto la Agencia Internacional de Energía (AIE) proyecta una caída en la demanda promedio anual de petróleo que oscila entre 5 millones y 9 millones de barriles por día. En tanto los expertos de los 13 países que conforman la OPEP, también están revisando a la baja la demanda en 2020, en unos 6,9 mbd menos con respecto al año 2019, un caída que consideran histórica.

Otros cálculos de la OPEP, muestran un gran impacto de importadores como China en el primer trimestre del año, y en el segundo plano los países más industrializados, con caídas superiores al 18 % respecto a los mismos periodos y zonas.

Analistas de la misma institución destacan el impacto de la crisis del coronavirus sobre el consumo de combustibles para el transporte y las industrias. La previsión es que la demanda se recupere progresivamente en la segunda mitad del año, pero siempre quedará notablemente por debajo de los volúmenes negociados del año 2019.

Confusión y Precios Negativos

El día 20 de abril los medios financieros informaban que el precio del petróleo por primera vez en la historia era negativo. Incluso llego a estar en -40 USD, pero solo se dio en el marco de un contrato de futuros de vencimiento mayo 2020, cuya fecha de expiración era ese mismo día. Paralelamente ese mismo día, el contrato de futuros de junio cotizaba en torno a los 20 USD.

En primer lugar se debe entender que los contratos a futuro sobre el West Texas Intermédiate (WTI) vencen por lo general el 20 de cada mes, y en el caso del Brent petróleo del Mar del Norte, suelen tener vencimiento el día 30 al fin de mes.

Dado la gran insuficiencia de almacenamiento y saturación de oferta, el mercado se desprendía de ese contrato a cualquier precio, para no tener que incurrir en costos adicionales. Hoy el mundo consume menos combustibles y energías porque la actividad económica y comercial se ha desplomado, el número de desempleados se ha hecho exponencial, creando esta gran oferta de crudo excedente.

A toda esta situación se añade que no hay barcos donde almacenar y poder mover los barriles de petróleo. Se estima que en el mar hay moviéndose del entorno de 160 millones de barriles de petróleo, y la mayoría de las refinerías no están en funcionamiento.

Por otro lado en el mercado de valores, los ETFs usados de manera masiva por pequeños y medianos inversores mostraba otra historia de precios lamentable, como fue el caso del USO y otras cestas de derivados de energía, dado el alto contango, apalancamiento y exposición de sus carteras con contratos de corto plazo. Indicamos a los inversores con horizontes de mediano y largo plazo, tener cautela con estos instrumentos.

¿Cómo afecta a América Latina?

La salida de capitales emergentes en esta crisis, ya duplicó la de los primeros 50 días de la crisis del año 2008, lo que quiere decir que ha sido más rápida la salida del capital financiero de las economías emergentes.

Países productores como México, Colombia, Brasil, Ecuador y Venezuela tendrán desequilibrios fiscales y de Balanza por la contracción del valor de su producción petrolera, en el marco además, de la caída del resto de sus exportaciones por la crisis económica y el confinamiento general.

En el caso de Venezuela, hace unos 12 años producía sobre los 3 millones de barriles de petróleo al día, sin embargo hoy se estima que PDVSA (empresa en default), produce solo 700.000 barriles diarios según cifras OPEP, de los cuales una parte son destinados a Cuba y otros países de afinidad ideológica, y el resto son vendidos en los mercados informales, motivado a las sanciones impuestas de la Administración Trump.

Producción de crudo de petróleo

Venezuela paso de ser un “jugador” importante en el contexto petrolero mundial, a convertirse incluso en un país importador de gasolina y otros derivados del petróleo. Por tanto el impacto marginal será menos importante que en años anteriores. Consultoras privadas estiman que la economía de Venezuela tendría su octavo año consecutivo en recesión, con una caída del 20% del PIB.

Mientras que la economía Latinoamericana según las proyecciones revisadas del FMI, podría contraerse 5% en promedio, lo que lleva a pensar que este año será uno de los más difíciles en la historia de la economía de la región.

 

Esta nota fue preparada con la colaboración de Juan Carlos Enamorado (Director General en Summit Energy Iberia, Spain).

 

Puede interesarte...