Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

Mayo 21, 2020

El Senado de los EE.UU. manda un mensaje a Beijing y los mercados escucharon

FinGuru

El WTI avanza +2,5%. Los futuros caen 0,5%. Europa abre en baja mientras Asia cierra con retrocesos

Los futuros de las acciones norteamericanas muestran una leve tendencia negativa en apertura del jueves, presionadas por una nueva escalada en las tensiones políticas y económicas entre las dos principales economías del planeta. El Senado de los EE.UU. aprobó anoche una legislación que finalmente podría impedir que muchas empresas chinas coticen sus acciones en las bolsas norteamericanas o recauden dinero de los inversores estadounidenses.

A las 5:30 AM hora del Este, los futuros de Dow caen -140 puntos (-0,58%), mientras que los futuros del S&P 500 (-0,60%) y los futuros del Nasdaq 100 (-0,47%) también muestran una apertura en territorio negativo.

Mientras tanto, en Europa, las bolsas del viejo continente abrieron el jueves con caídas de hasta -1,5%, a la espera de la tendencia que mostrará Wall Street cuando inicie operaciones en unas horas. El DAX alemán (-1,18%), el FTSE británico (-0,79%) y el CAC 40 francés (-0,95%), lideraban el volumen de operaciones.

Por su lado, los mercados asiáticos culminaron la sesión del jueves con caídas generalizadas, en una jornada caracterizada por el retroceso del Nikkei japonés (-0,21%), por el descenso del Hang Seng de Hong Kong (-0,49%), y por la caída de la Bolsa de Shanghai (-0,55%).

Finalmente, el WTI (contrato julio) cotiza +2,12% para ubicarse en USD 34,20 por barril, mientras que el Brent (contrato julio) opera +1,85% y se ofrece en USD 36,81 por barril. El oro (-1,06%) se vende en USD 1.733 por Onza.

Opinión

Las tensiones entre Estados Unidos y China probablemente empeorarán antes de las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre, y el voto del Senado norteamericano en el día de ayer es prueba que los inversores deberán operar mirando dos frentes a la vez: el coronavirus y la tensión política entre ambas potencias económicas.

Las dos economías más grandes del mundo se han visto envueltas en una larga guerra comercial y ahora están en una disputa sobre los problemas que rodean la pandemia del COVID-19. EE.UU. no es el único país que demanda explicaciones a Beijing, pero si es el primero en endurecer su postura contra el país asiático.

El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, culpó a Beijing por la falta de transparencia sobre el verdadero alcance del brote de COVID-19 en China, donde se denunciaron los primeros casos. En respuesta, ridícula vale la pena aclarar, Beijing sugirió que Estados Unidos podría ser la fuente real de la pandemia mundial.

Anoche, Washington oficializó su dura respuesta a China con un voto del Senado de los EE.UU. quien aprobó una nueva legislación que podría impedir que muchas empresas chinas coticen sus acciones en las bolsas norteamericanas o recauden dinero de los inversores estadounidenses.

La administración Trump ha tomado el liderazgo de presionar a Beijing incrementando la retórica sobre el verdadero origen de la pandemia que está causando estragos en la economía mundial.

Trump buscará un segundo mandato presidencial el próximo 3 de noviembre y está dispuesto a lograr su objetivo de la misma manera que llegó a la presidencia hace cuatro años en un país en el cual nadie el elegido presidente por casualidad. El magnate neoyorquino nuevamente utilizará un discurso nacionalista que busca atraer a un sector del electorado que desea que EE.UU. mantenga una posición dominante en el mundo y no ceder ante las presiones políticas y diplomáticas de otras naciones.

 

Puede interesarte...