Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

Octubre 13, 2020

¿Cómo hacen los que emprenden? Covid Season

Mágali Urquiza

La irrupción de la pandemia en pleno comienzo del año forzó a la vasta mayoría de los emprendedores a nivel mundial a readaptar sus modelos de negocios

Allá por 2018 escribí acerca de la situación del sector de biotecnología en LatAm quien se encontraba en pleno proceso de integración al comercio internacional. Dos años después y en medio de un contexto sanitario mundial brutalmente diferente, es necesario hacer un breve repaso acerca de dónde estamos parados. Damas y caballeros, los invito a pasar.

Había una vez, un virus llamado “Covid-19”

La irrupción de la pandemia en pleno comienzo del año forzó a la vasta mayoría de los emprendedores a nivel mundial a readaptar sus modelos de negocios en pos de superar los diferentes obstáculos que fueron apareciendo con el transcurso de los meses. Sin embargo, si bien todos los países atraviesan actualmente una crisis sanitaria, la magnitud de las contracciones económicas y la recuperación del ecosistema emprendedor no se da en todos los países de la misma manera. Esto se debe especialmente a que la esencia de las políticas que se aplicaron en los diferentes países gestaron matices diferentes a la hora de brindar una respuesta.

Comenzando por los tres retos básicos que enfrentan los emprendedores: la fiscalidad, el sistema tributario y la burocracia, la potestad de los gobiernos de articular y aplicar medidas que alienten la inversión y el desarrollo fueron claves a la hora de poder preguntarse: ¿Cómo hacen los que emprenden?

Para desarrollar una respuesta, recurrí nuevamente a tres jugadores directamente ligados con el plano emprendedor: Ana Marcatto de BiotechTown (Brasil), Matias Peire de Grid Exponential (Argentina) y James Weis de Nest.Bio (EE.UU).

Brasil: Récord de Casos, ¿Rápida Respuesta?

Desafortunadamente Brasil es conocido mundialmente por el récord de casos de Covid-19 que se presentaron. Con 5 millones de casos y un sistema de salud ampliamente dependiente del sector público, la adaptación y el incentivo del sector privado fue ciertamente admirable. Si bien es cierto que la salud quedó ampliamente influenciada por el aspecto político, Ana Marcatto, líder en el área de aceleración de BiotechTown, destaca el trabajo en conjunto del sistema regulatorio y la academia para paliar los diferentes efectos de la pandemia.

Aunque muchos de los procesos de inspección de los laboratorios fueron puestos en pausa ante la posibilidad de un eventual contagio, el trabajo en BiotechTown y mucho menos a lo largo de Brasil, se detuvo. No solamente se armó un plan de negocios ampliamente más integrador a nivel regional e internacional, con participación de un número más amplio de startups latinoamericanas, también el ente regulatorio, ANVISA, flexibilizó diferentes aspectos normativos para facilitar el acceso de nuevos tratamientos y plataformas que ayuden a los pacientes.

Asimismo, uno de los puntos más curiosos fue que la pandemia permitió visibilizar cuán dependiente era Brasil de los insumos de diagnóstico de China y Corea del Sur. Esto llegó a un punto tal que Brasil se dió cuenta que no tenía materia prima para producir sus propios kits de diagnóstico, abriendo un nuevo panorama y oportunidad para que las startups desarrollen nuevas alternativas.

Argentina: el atroz encanto de ser un emprendedor a prueba de balas

Crisis. El Argentino nació, se crió y vivió/vive en crisis. No es un término nuevo. De hecho no por nada hasta Financial Times escribió un artículo sobre los peculiares rasgos del emprendedor argentino (Coronavirus just one more crisis for Argentina’s start-ups). El sector emprendedor sigue al pie del cañón y, a pesar de los notables obstáculos micro y macroeconómicos, los capitales semilla no dejaron de fluir.

Solamente en la primera mitad del año, se registraron 43 transacciones en capital semilla por un monto total de USD 41.6 M, con el 18.3% proveniente de Corporate Venture Capital. Los principales nichos el cual se volcó capital fueron Biotech (21,9%), Tecnología Educativa (15,6%) y Tecnología para el agro (12.5%). En la misma línea, dentro del área de Capital emprendedor dónde los montos invertidos generalmente son más altos que aquellos que son semilla, el grueso de la inversión fue dirigido a compañías de Software (27.3%), principalmente B2B donde personalmente creo que el ecosistema emprendedor tiene muchísimas oportunidades de crecimiento dado sus costos y dado el potencial en el capital humano.

Por otra parte, ante la escasez en términos de vehículos de financiamiento, a mediados de Julio la Comisión Nacional de Valores (CNV) autorizó el Fideicomiso Financiero CITES I dónde las suscripciones superaron los USD 24 M. Desde la incubadora CITES recientemente se concretaron 3 inversiones de USD 1.7M cada una en startups que van desde tratamientos cardíacos sustentables a monitoreo de cáncer de mama con plataformas no-invasivas. En la misma línea Matias Peire, Fundador de Grid Exponential, si bien marca la falta de suficientes vehículos para poder invertir en empresas locales dadas las limitaciones impuestas por el Banco Central de Argentina, desde Grid Exponential tampoco dejaron de invertir. Uno de los rasgos más notables de la incubadora es la capacidad de ofrecer a las startups salida al exterior por medio de partners como IndieBio, por eso la compañía se enfoca en proyectos como agro, alimentos, diagnóstico y tecnologías de impacto transversal como biosensores y microfluidos.

El trabajo tanto de Matías como de los pocos agentes activos en el campo de Venture Capital en Argentina es fundamental para mantener la estructura emprendedora activa. Si bien estos procesos llevan su tiempo y la esencia de las políticas de mercado implementadas desde el plano político actualmente forman un ecosistema hostil para el emprendedor resulta indispensable que el emprendedor Argentino cuente con herramientas de uso vital para el mercado global. Sin ir más lejos, es innegable el liderazgo argentino tanto en la parte de agricultura como dentro del área agropecuaria gracias a la aplicación de modificaciones genéticas. La reciente aprobación del trigo transgénico resistente a la sequía abre una nueva ventana comercial a nivel mundial y es sumamente importante que no perdamos de vista estos aspectos. De la misma manera, históricamente el agente argentino tiene un perfil de riesgo conservador lo cual bajo este contexto en dónde nos enfrentamos a una situación extraordinaria, la crisis nos demanda abandonar esta faceta y transformarnos en tomares de riesgos más altos a la hora de emprender y/o invertir.

EE.UU.: De la euforia a la selectividad

En Estados Unidos el efecto Covid significó un aumento sustancial en diferentes aspectos, tanto en materia de inversiones en laboratorios (+73% YoY) como en cambios en la estructura de alocación de capital por parte de los VCs. Para esto, James Weis de Nest Bio Labs, accedió a responder un par de preguntas.

¿Surgieron cambios en el flujo de trabajo entre la academia y las instituciones de biotecnología durante la pandemia?

La pandemia de COVID ha sido un desastre de una escala increíble. Sin embargo, ha habido algunos aspectos positivos: la implementación de fondos privados (p. Ej., Https://fastgrants.org) y públicos (p. Ej., NIH Urgent / Emergency review) para la investigación de COVID ha sido impresionante, y algunos aceleradores (como nuestro Nest .Bio Labs) han proporcionado instalaciones gratuitas para la investigación relacionada con COVID. Este tipo de progreso rápido ha sido emocionante de ver y, con suerte, allanará el camino para mejorar la eficiencia del financiamiento en el futuro.

¿Cuáles son los desafíos que enfrentan los inversores a la hora de alocar capital? ¿Desde qué punto van a poder acompañar a la próxima generación de compañías que surjan de esta era?

Un desafío clave para los financiadores con y sin fines de lucro durante COVID es realizar una diligencia rápida y un despliegue de capital con información limitada, incluso con frecuencia a través de llamadas de Zoom sin visitas al sitio. Por un lado, esto podría reducir la fricción y proporcionar una financiación más diversa geográficamente. Sin embargo, esto también podría conducir a un modelo de inversión donde se dé prioridad a proyectos que contemplen científicos, inversores y empresarios conocidos, lo que agravaría los sesgos de red existentes en las redes de financiación.

Una solución es desarrollar parámetros para medir alternativas de impacto científico y calidad combinando ciencia y machine learning para procesar la gran cantidad de información no estructurada que existe en estos dominios. De esta manera, se podrían formular indicadores menos sesgados para usar en conjunto con la intuición existente entre inversores y financiadores y así realizar asignaciones de capital más óptimas y diversificadas.

Se llevaron a cabo diferentes cambios normativos para acelerar el proceso de aprobación en diferentes países. ¿Podría esto aumentar el escepticismo hacia los datos?

Sin duda, esto es una preocupación, pero creo que la mayoría de los inversores y las agencias de financiación mantendrán altos niveles de diligencia científica.

¿Crees que el ecosistema político tendrá impacto a la hora de invertir o será descartado (ya sea en USA o en LatAm)?

Creo que es inevitable alguna interrupción debido al clima político. De manera más general, a los mercados no les gusta la volatilidad, y cualquier evento que genere fluctuaciones violentas va a conducir a un cambio en la estructura de riesgo.

En cuanto a las startups latino americanas, ¿pensas que van a tener más dificultades para encontrar fondos en el extranjero?

Mi esperanza es lo contrario: con una aceptación cada vez mayor de dilligence-by-Zoom, la cantidad de capital internacional disponible para las startups latinoamericanas puede aumentar. Hay un talento humano excepcional en América Latina, así como experiencia local en sectores específicos. Capitalizar estos atributos únicos hará que las empresas latinoamericanas sean altamente competitivas a nivel internacional.

Tan sólo un cambio más

Si tomamos en cuenta todas estas modificaciones, la información que debe procesar tanto el inversor como el emprendedor es mucha. No obstante, si hay un mensaje claro que esta crisis nos dejó es que ambos agentes deben reconstruir el concepto de riesgo, descubrir nuevos nichos del mercado e incurrir en nuevos experimentos de inversión. No por nada muchos inversores incluso minoristas se vieron operando en sectores de biotecnología cuando antes lo consideraban volátil y específico.

Al lector Argentino no le voy a recordar que estamos en crisis, porque la realidad siempre fue y es dura, pero si le voy a recordar que hay un horizonte, que hay mercados que puede explorar, que son productivos, que crean impacto en la economía real y también en la vida diaria. Es sólo cuestión de dar el primer paso.

Puede interesarte...