Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

Octubre 16, 2020

Elecciones en EE.UU.: ¿Qué pasaría si gana Trump o Biden?

FinGuru

Te traemos 2 escenarios para que veas los sectores que se ven afectados según gane Trump o Biden las elecciones presidenciales.

Este año quedará marcado por la irrupción de la pandemia del Covid-19, las tensiones comerciales, el contexto global de bajo crecimiento sin inflación y los numerosos problemas geopolíticos en áreas concretas como el Brexit o los conflictos bélicos en Medio Oriente, entre otros.

A esto le sumamos las elecciones presidenciales en EE.UU., que serán un catalizador para los mercados en el corto plazo. En ellas se dirimen dos modelos antagónicos en políticas impositiva, de infraestructura y energética, entre otros temas.

Hablemos de las encuestas

En las encuestas Joe Biden lleva una ventaja sobre el presidente Donald Trump que promedia los 10 puntos. Para Wall Street y Silicon Valley, la designación de Kamala Harris (ex Fiscal General de California y actual Senadora) como candidata demócrata a la Vicepresidencia es una opción que apacigua el impulso más progresista dentro del Partido Demócrata.

Encuesta
Encuesta

Se espera que una presidencia de Biden y un control demócrata sobre ambas Cámaras del Congreso generaría preocupaciones sobre importantes cambios en la regulación de los servicios financieros, la política ambiental, fiscal y la cobertura médica.

Trump se asocia a beneficios impositivos, la desregulación de los mercados y una política exterior de mucha confrontación.

Si los republicanos retienen la mayoría en el Senado y pierden la presidencia, es poco probable que se aprueben reformas fiscales, por lo que esta combinación de status quo fiscal y deshielo de las relaciones internacionales sería el mejor escenario para los mercados globales.

El progreso de la economía domina la escena, y es una de las causas por las cuales Trump no lleva la ventaja en las preferencias de los votantes (aunque en EE.UU. se elige presidente por el Colegio Electoral y no por el voto popular).

Escenario de victoria demócrata con Joe Biden

Si Joe Biden llega a la Casa Blanca (más allá de lo que suceda también con el Senado y la Cámara de Representantes), podríamos señalar como los sectores más favorecidos de producirse este escenario:

  • Infraestructura: podrían beneficiarse de los estímulos fiscales demócratas.
  • Energías Renovables: como energía eólica o solar, ante la posibilidad que se incrementen los incentivos para reducir la contaminación ambiental. También todas las empresas relacionadas con la producción de vehículos eléctricos en detrimento de la industria automotriz tradicional. Hay que mencionar que Trump también cambió su discurso girando a favor de las energías renovables.
  • Consumo Básico: ya que se buscará un aumento de los salarios más bajos en detrimento de los estratos sociales más altos.
  • Comercio Exterior: Biden podría traer un apaciguamiento de la guerra de aranceles entre EE.UU. y China. Si la política comercial se centrara menos en el uso de los aranceles, tanto los importadores como los exportadores podrían beneficiarse.
  • Salud: Si el partido Demócrata gana, podría ponerse en marcha una iniciativa para poner un límite a los precios de los medicamentos.

Escenario de victoria republicana con Donald Trump

Una reelección del presidente Trump podría significar un impacto positivo sobre los siguientes sectores:

  • Bancos: Si los republicanos retienen el Senado sería el mejor escenario electoral para los bancos, ya que la agenda republicana de reducción de la regulación permanecería intacta. Bajo una administración Biden podría darse un impuesto corporativo promedio más alto, y los bancos también podrían enfrentarse al problema de una regulación más estricta, particularmente si el exvicepresidente da un papel relevante a una progresista como la Senadora Elizabeth Warren
  • Salud: el problema regulatorio podría volver a estar más presente bajo una presidencia demócrata sobre el sector, por lo que una victoria de Trump lo beneficiaría, independientemente del desarrollo de las vacunas contra el coronavirus.
  • Defensa: el presidente probablemente lograría mantener un gran gasto en materia de defensa, a pesar de una Cámara de Representantes demócrata, dada la realidad de la lucha de grandes potencias como China y Rusia.
  • Energía Tradicional: el apoyo a las compañías (en particular las de combustibles fósiles) es un objetivo recurrente para Trump. Se puede prever que la mayoría de las empresas del sector energía probablemente se beneficiarán de una victoria republicana, incluyendo renovables que el presidente ha tratado de favorecer en recientes discursos de campaña.

Puede interesarte...