Finguru

Iniciá sesión o registrate ahora mismo.

Registrate y descubrí cómo empezar a ganar dinero extra y dejá que tus ahorros trabajen por vos.

Septiembre 16, 2021

El creciente poder de los inversores minoristas

Gustavo Neffa

La pandemia hizo que más gente prestara atención a sus finanzas personales, y específicamente en la manera de invertir.

La pandemia pegó en muchos aspectos a las personas el año pasado a nivel global. Partiendo de la salud, pasando por grandes cambios tecnológicos que se iban a terminar dando progresivamente pero que podrían haberse dado en década, no en poco más de un año. También las personas han tenido que sufrir desde lo psicológico, obligados a cambiar de hábitos y rutinas, así como en las relaciones interpersonales. El manejo del dinero y de las inversiones no ha sido la excepción.

Algunos porque perdieron sus empleos, se precarizaron o perdieron ventas o facturación y tuvieron que salir a restringir sus gastos, o bien porque se dio exactamente lo contrario: personas que fueron subsidiadas (recibiendo cheques directamente del gobierno) y porque no gastaron más en viajes a sus trabajos o no tuvieron que gastar fuera de casa en comida o actividades (culturales, deportivas, profesionales...) que se suspendieron o volvieron de manera parcial.

Por un motivo u otro, mucha más gente empezó a ocuparse de sus finanzas personales, y específicamente en la manera de invertir. El 2020 fue un año de gran consolidación para la industria de operadores (o brokers). En especial aquellos que trabajan online, es decir cuyos clientes operan con las aplicaciones en los celulares, a través de sus páginas de internet, o bien mediante plataformas propias que el usuario se baja a su computadora (trading stations).

Previo a la pandemia del COVID-19, el sector ya atravesaba un proceso de transformación dado que en octubre de 2019 los brokers online más grandes de EE.UU. redujeron las comisiones a cero, replicando a Robinhood (HOOD), empresa que fue listada en la bolsa este año.

El acceso de inversores minoristas a herramientas de trading sofisticadas, como apalancamiento y derivados ha ido creciendo a partir de allí. La mayoría de los inversores minoristas ahora compran y venden acciones a través de brokers en línea de manera más profesional. Así, la competencia en la industria nunca ha sido tan alta. Y siempre que hay competencia es bueno, porque se agregan servicios y se reducen los costos.

De acuerdo a The Economist, entre octubre de 2019 y febrero de 2020, los volúmenes de negociación en los brokers minoristas casi se duplicaron desde un nivel bajo, antes de duplicarse nuevamente una vez que comenzaron los cierres a nivel global como consecuencia de la pandemia: en el año 2019, unos 59 millones de estadounidenses tenían cuentas en uno de los siete brokers más grandes. Este número ha aumentado desde entonces a 95 millones, ya que se abrieron 17 millones de nuevas cuentas en 2020 y se crearon 20 millones en el corriente año.

Entre fines de 2019 y marzo del corriente año 2021, la participación accionaria en manos de los hogares en Estados Unidos aumentó del 36% al 38% del total del mercado, aumentando su poder.

Este proceso se dio en todo el mundo, y más aún en países que sufrieron más la pandemia y el cierre de sus economías que debilitaron sus monedas. Lo anterior hizo que las criptomonedas sean buscadas como “refugio” ante la enorme cantidad de dinero que se creó sin respaldo, que fue más que compensado por increíbles rendimientos. A pesar de la reciente baja, el Bitcoin subió 64% contra el dólar este año nada más, pero el Ethereum 407%, Cardano, 1.525% y Binance Coin, 1.176%, por mencionar las cuatro primeras, y mucho más desde el año pasado.

El mundo cripto es un mercado netamente minorista y alimentado por la especulación y la búsqueda de alternativas rentable en un mundo de tasas cero, y en donde existe más de 16 billones (trillions) de bonos soberanos con tasas negativas en el mundo. Pero está claro que muchos llegaron al mercado sin conocimientos previos o abriendo cuentas de inversión con lo básico. La facilidad en la especulación mediante el apalancamiento de posiciones en 5x, 10, o hasta 50x o con la operatoria de futuros (habilitada y regulada en las bolsas de Chicago CME y CBOT) hizo que muchos lo perdieran todo ante las fuerte oscilaciones de corto plazo.

Las cuentas de inversión minoristas permiten aprovechar el apalancamiento en forma de deuda (margin debt): en EE.UU, en diciembre 2020 dicha deuda ascendía a US$750 billones, el nivel más alto registrado desde 1997, tanto en términos ajustados a la inflación como en porcentaje del PIB. Su crecimiento después de marzo de 2020 superó el 60%, confirmación del proceso de mayor involucramiento del los inversores minoristas en sus inversiones por el impacto de la pandemia, que viene movilizado además por un mayor deseo de ser autosuficientes económicamente y no volver al mercado laboral, un viejo sueño que muchos lograron convertir en realidad dada la extraordinaria suba de las bolsas en este último año luego del piso hecho el 23 de marzo del 2020.

Los inversores minoristas en general se sienten atraídos por la inversión en acciones individuales más que por los beneficios de la diversificación de los índices, impactando en los precios mediante una mayor volatilidad. Basta con volver a repasar lo sucedido en el verano con acciones como GME, AMC y otras tantas impulsadas en foros como Reddit. La proliferación de redes sociales y de inversores que comparten sus compras en twitter se hizo cada vez más masivo, con la posibilidad de seguir a “expertos” al alcance de los dedos de la mano, así como la posibilidad en muchas plataformas de replicar los movimientos que realizan diversos inversores que tienen un buen historial de rendimientos, todo en forma automática previa autorización.

Asimismo, el trading minorista pasó de alrededor de 25% del volumen en trading a 33% a principios de 2020 y alcanzó un máximo de más del 40% en el primero semestre del 2021, una vez que se excluyen los marketmakers, que se encuentran en el medio de todas las operaciones. Todo esto se ha desarrollado en un contexto en el que el tamaño del mercado, medido por los ingresos de la industria de la banca y bróker de inversión global se ha expandido considerablemente.

Entre las instituciones bancarias más tradicionales y activas en la administración de patrimonios y trading se encuentran Goldman Sachs Group (GS) que ocupa el primer lugar en el mundo en operatoria de acciones, con un volumen de USD 85 Bn que representa el 10% del volumen de participación de mercado, JPMorgan (JPM) que es el banco más grande de los EE.UU. muy diversificado y que listó cuatro de sus fondos mutuos como fondos negociados en bolsa (ETFs) para llegar de mejor manera al minorista y por último Morgan Stanley (MS) que es dueña de los brokers online Eaton Vance y E*Trade.

También se encuentran los tradicionales brokers como Pershing (del Bank of New York), Raymond James o Fidelity, entre otros.

Entre los brokers online más tradicionales se encuentran Interactive Brokers Group (IBKR) con 1,4 millones de cuentas de clientes registrando un crecimiento de 61% interanual que operan en 135 bolsas mundiales y custodia 363 mil millones de dólares en activos, así como Charles Schwab (SCHW) que se potenció este segmento con la adquisición de TD Ameritrade y el lanzamiento de muchos ETFs propios y LPL Financial Holdings (LPLA). El mercado le dio la bienvenida en mayo de este año al mayor Exchange de criptomonedas del mundo a la bolsa: Coinbase Global (COIN). El surgimiento de Robinhood Markets (HOOD), que también se listó en la bolsa fue un paso muy importante para los minoristas: es pionera en el trading de acciones sin comisiones y sin mínimos de cuenta para realizar transacciones ilimitadas y sin comisiones en acciones, ETFs, opciones y criptomonedas. La empresa genera el 81% de sus ingresos a través del pago por el flujo de órdenes a terceros, que lucran en cuestiones de milisegundos con ella.

En Europa el banco dinamarqués Saxo Bank o el portugués Dif Markets son muy importantes también. Aunque más chicos, entre los asiáticos crecieron mucho Futu Holdings (FUTU) en Hong Kong y la china UP Fintech Holding Limited (TIGR), cuyos ingresos totales aumentaron 256% en forma interanual en el último trimestre. En Brasil se destaca como el mayor bróker de la región XP Securities (XP), también listado en Estados Unidos.

A la hora de elegir un bróker online, el inversor minorista deberá elegir entre muchas alternativas que han mejorado mucho, pero que compiten entre sí y que el cliente deberá ponderar en función de estas variables: costos (preferentemente sin comisiones), seguridad (saber cuál es la custodia), productos (acceso a la mayor cantidad de instrumentos financieros posibles), cantidad mínima de depósito inicial para la apertura de cuenta) y la plataforma (que sea rápida, eficiente y de fácil uso). ¡Suerte!

 

Columna publicada previamente en Clarín.

Puede interesarte...